Pues mientras voy pensando en otras cosas que me dan vagancia, ahí va la tercera de Xuegu de Tronos.

Por si la cosa de que no leíste la primera parte, pues es esta: http://www.ismaalvarezpaz.es/capitulo-1-xuegu-tronos-tona-fuego-hielo-la-madre

_______________________________

XUEGU DE TRONOS: TONÁ DE FUEGO Y HIELO Y LA DE MI MADRE

Capítulo 3: Fuentes de Invernalia (Aller)

Enedino Skarpin, Señor de Fuentes de Invernalia y Guardián de Felechosa, paseaba orgulloso por las almenas de su castillo mientras observaba cómo sus vasallos, sirvientes y pajes se afanaban en sacar el cuchu, pañar castañes, arroxar el fornu, echar de comer a los gochos y demás tareas cotidianas. Prestaba-y mucho mirar pa’ la chusma.

Nedín tenía cinco fíos legítimos y uno bastardo. Eso que se supiera. Robustiano yera el mayor, pero llamábenlo Rob porque quedaba más prestosu. Luego taba Sansa, que yera roxa y muy curiosina. Llamábenla Sansa porque “Sansadurnídenoya” yera muy largo y sonaba muy foriatón. Faria yera la tercera, y nun había cosa más rebeca y a su bola, y taba sin cepillar y montuna del tóo. Taquelaparió. Llamábenla Faria porque naciera después de comer, mientras Nedín echaba la partida nel chigre. Luego ya taben Brandon y Rickon que yeren los pequeños y de mayores queríen ser cantantes de reguetón. Ye lo que pasa por nun poner nombres normales. Todos ellos llevaben con orgullo el apellido Skarpin.

Todos menos el bastarducu, Xuan Granizu, que yera un rapaz curioso y un paisanu de verdá además de un crack con la espadona y el gadañu combate y repatiendo hosties a dos manos. Valía más que el restu los hermanos juntos, que yeren tóos buenos rapazos pero algo pijirolos. Tamién tenía acopláu en casa a Matheon Greyjoy, que yera fíu de un antiguo enemigu de los Skarpin y se había criao con ellos como uno más. Yera algo cara pijo y vacilón, pero bueno… En aquella casa vivía una pila xente que aquello parecía el Ikea un domingo de apertura.

Casa Skarpin. Escudo: llobón XXXL grandón como mayo. Lema: “Ta viniendo el inviernón: lleva chaquetina nun vayas coger frío, vida”.

Los Skarpin teníen perres a maza gracias al monopolio de los escarpinos transpirables de goretés y los taquinos de goma antideslizante pa nun rayar el parqué con les madreñes. Tamién fabricaben somieres pa cerrar fincas y cajines de sidra puxarrera con vasu pintadín con parejina llanisca de papos coloraos pa vender a los foriatos a dos mil pesetes.

-¡Papaaaaa! ¡Papa, mira pa’quí! ¡Toy aquí, en el patio de armas, entrenando co’l gadañu combate! ¡Toy fechu un gallu!

-Estos guajes mira que son cara pijos. Qué patiu de armes ni qué mi madre, si eso ye el corral… ¡¡¡Ya te veo, vida, hala entrena ahí!!! ¡¡¡Cuidao co’l gadañu nun vayas mancate, que ya mataste dos pites a lo fato, faltosu!!! ¡Madre que los parió, nun saben lo que ye ganar les perres…!

-¡Lord Nedín! Llegó una pega mensajera con una notina del rey. Que diz que va a venir unos días con tóa la parentela!

-¡Meca, con lo fartón que ye va a salime por un picu la broma!
¡Preparailo todo curioso! ¡Hay que facer empanáes, bollos preñáos, callos, cachopos y cebolles rellenes como pa una boda!

Días después, la comitiva llegaba a las puertas del castillo escoltada por la Guardia Real, que vestía sus capas blancas, que yeren muy guapas y eso pero muy goches fíu. Los probes nun podíen parar pelos chigres porque yeren la risión y los paisanos decían-yos groserías y burráes por lo de la capina blanca:

-Qué váis, facer la comunión ¿Eh vidina? Fáltavos la limosnera ná más. ¿Regaláronvos ya la Nancy?

-¿Ánde vas con esa capina, xanina?

-¡Mira-y a ver, que vos quedó enganchá la sábana bajera pelos hombros!!!

-JOJOJOJOJOJOJOJO

Y los paisanos escojonábense todos de ellos, los muy insensibles, porque nun había quien los sacare del pantalonín de tergal y la chaquetina punto con coderas de ante.

En la comitiva real, venía también la reina Jersey en una ruló a todo trapo tirada por ocho briosos machos compraos en la feria Pola, y sus hermanos, Jamín Llanister, Lord Comandante de la Guardia Real, y Tyrion Llanister, que yera enanucu, puteru y bebedor, pero listu como él solu. Yera tan listu el cabrón que nun había nadie más en tó’l reino que-y saliera el Impuestu Sucesiones a devolver.

-¡Ta aquí el rey y tóa la parentela! ¡Que bajen la portiella levadiza!

-¡Home, Lord Nedín, cuánto tiempo! ¡Tas vieyu, fondón y
esfarrapáu que nun hay por donde garrate!

-Eso ye porque nun te viste tú las Lordzas, que tas como una gocha pinta de ponete ciegu de cebolles rellenes de Nutella, ¡So cara pijo!

Y tras el resto de formalidades y formulismos que marcaba el estricto y rígido protocolo astur, los viejos amigos diéronse un abrazo y marcharon a tomar sidras:

-Voy dicite una cosa, Nedín. Tá la cosa muy mala. Tan los salvajes contrabandeando chacinona foriata como si fuera gratis. Tamos perdiendo perres a lo fato. Yo toy muy ocupaú chumando y machihembrando como un xatu y nun tengo tiempo pa eses coses. Vine pa nombrate Mano del Rey y que vengas pa Tazones a gobernar el reinu y facer lo que te dea polos coyones, que el tú cuñao Lord Arryn, el que taba de Mano del Rey antes, morrió va ya una semana y esto ye un descontrol. Ya sabes cómo se pon la chusma cuando nun hay gobiernu. Pero tienes que venir y resolveme la papeleta. ¡Ah, y además vamos a casar a la guaja tuya con el mi guaje! A ver si me lu espabila algo, que el probe si ye más tontu come mierda…

-¡Mi madre…! ¿Algo más ho? ¿Plánchote una corbatina o algo? Lo tuyo nun ye normal, Bertín. Pides más que Pitita Ridruejo el día’l Domund. Oye, así que morrió Xuan Arryn ho? (Casa Arryn. Escudo: Xilguerín parleru afónicu. Lema: “Arryn borriquito, Arryn burro Arryn”) Vaya disgusto va a coger la mi muyer. Eso sí, el probe ya nun va a tener que aguantar a la mi cuñá, con lo arranante que ye… ¿De qué morrió?

-Nun ta muy clara la cosa. Unos dicen que morrió por murimiento, otros que envenenáu… Bueno, tú piénseslo libremente pero tienes que decime a todo que sí, ¡Que pa eso soy el rey y la de mi madre!

Y Nedín se dio por jodíu porque el rey tenía mucho mando. Dos días después, en la espicha de gala, se anunció el compromiso entre Sansa, la fía de Nedín, y el príncipe Yofri, fíu mayor del rey, que yera rubín, mongolón olímpicu y malu y retorcíu como una marañuela maera. Nun se podía dir con él ni a pañar perres.

Catalina, la muyer de Nedín, púsose como una fiera al enterase del nombramiento de Nedín y dijo que a ella no-y daba pola gana dir a Desembarcu del Rey, porque aquello yera tóo politiqueo y mierdes y además comíen les fabes con almejes.

-Home Cata, ¿Vas dejame dir yo solu?

-!No home no! Solu nun vas. Vas con las guajas y con los otros que vayan en el ALSA…

Los días pasaben entre fartura y fartura, y aquella gente no marchaba ni frotando. Y Nedín y les dos guajes preparaben el equipaje pa marchar a vivir pa Tazones. Nedín ya tenía hasta gana, porque taba tó eslomáu de dormir en el sofá tantos días seguíos. En esos días, el bastardu de Nedín, Xuan Granizu, decidió que iba a alistase en la Guardia de la Nuechi y marchar pal muru a defender el reino, y fízose muy amigu de Tyrion Llanister:

-Pues yo taba pensando en facer la efepé de madreñeru, pero al final marcho pa la Guardia de la Nuechi ¿Oíste? Controlo la de mi madre con la espada, y cabruñando’l gadañu soy un maquinón, pero equí nun soy más que el bastarducu, y la muyer de mi padre nun me pué ver, chaval. Oye una cosa, ¿Y a ti por qué te llamen Tyrion?

-Home, llamar llámome Ramón, pero como soy enanucu y quedo a la altura justa, siempre amenazaba a los maizones que se metíen conmigo en la escuela diciendo “Como te garre te tyrion de los güevos hasta que te peguen en la acera, mongol”, y ahí me quedó el mote. A mí el que nun me puede ver ye mi padre porque soy piquiñucu y la mí má morrió al nacer yo. Y la mi hermana Jersey tienme un ascu también que nun ye normal. A lo que viene siendo la familia caigo-yos como el culo. Bueno, con el mi hermanu Jamín ye con el únicu que me llevo un poco decente… ¡Oye, toy pensando que antes de volver pa Desembarcu del Rey voy marchar contigo pa conocer el muru, que nunca tuve y tien que ser guapu aquello¡

Mientras tanto, la reina Jersey y el su hermanu Jamín, seguíen dando-y al fuelle a escondidas en la tená a media mañana, porque los ricos nun madruguen ni pa fozar. Hasta que una mañana Brandon, que taba to´l día mangándola encaramáu peles figares, las murias y los teyaos, asomó el melón pola ventana la tená y violos dando-y al tema y quedó mirando pa ellos como si lo hubiera llambío una vaca. Como aquel secreto ponía en peligro el reino, la línea de sucesión y, por la cosa del interruptus, la línea de la concepción, Jamín levantose y empujó al guaje con muy mala idea, tirolu de la tená embajo y nun se mató de petaca, pero quedó tóo esfarrapáu, paralíticu y sin conocimiento. Total, que como el guaje nun se matara del todo después del fostión, Jersey púsose hecha una hidra con Jamín por chapuceru.
Yera una maestra del hijoputismo y la mala índole, que en les redes sociales hubiera arrasao.

Llegó el día de marchar y Nedín, que taba fatal de la espalda porque los sofás medievales yeren una mierda, abandonó Fuentes de Invernalia junto a las guajas y la comitiva real. Xuan Granizu despidiose de los hermanos y del padre y regaló-y una espadina a la su hermanuca Faria, que marchó pa Desemarcu del Rey co’l padre y la hermana muy contenta pensando en les que iba a liar. Rob, el guaje mayor, quedó de encargáu en Fuentes de Invernalia y quedaron tóos muy preocupáos por Brandon, que nun había despertao entavía desde que cayera de la tená.

Los vieyos de la parroquia de Fuentes de Invernalia nun se acordaben de un hostión más gordo que aquel, y el probe guaje lo único que tenía un poco decente yera el ácido úrico y el peináu. El probe nun taba ni pa llevar gafes.

Y Xuan Granizu, atristayáu, marchó pa’l muru a servir en la Guardia de la Nuechi pa defender el reino de quinquis, mangantes y comerciales de Jazztel. Y como iba Tyrion con él, fueron parando por tóos los chigres de carretera que pillaron y tomaron quintos como gochos.

Pero eso ya ye otra historia…

 

 

Compartir esto en Redes Sociales, Whatsapp o por correo electrónico

Leer más historias