¡Jo, qué calor!

¡Jo, qué calor! En mi vitrocerámica, en un día como hoy, se podría freír un huevo. Dándole al “On”. Y poniendo una sartén de por medio. De lo contrario no se podría porque es de inducción y aquello sin sartén no induce ni al delito ni al pecado ni a nada....
Quiero unirme a la lista de reservas Te avisaremos tan pronto como el libro esté a la venta (primeros de 2022). Por favor, escribe una dirección de correo electrónico válida.