Yo siempre a tope con los Reyes Magos. Me parece muy bien que en otros sitios venga otra gente a traer los regalos, porque es buena cosa que haya libre competencia, y las tradiciones son una cosa muy bonita. Excepto donde hay tradición de comer brócoli relleno de acelgas cocidas, que solo merecen huracanes, meteoritos y el de Robafone llamando a la hora de la siesta ¡Degeneraos! Esas costumbres bárbaras han de ser desterradas ¡Al gulag ya, hombre!

En materia de seres mágicos que regalan cosas, sobre todo si gobiernan y regalan cosas de otros, a mí me pasa como a a la señora del tambor de detergente que venía un pendejo a ofreserle dos tambores de otra marca:

-¡Buenos días, señora! ¡Acá vengo a ofreserle esta irresistible oferta! ¡Le doy estos dos tambores de Limpín, a cambio de su saparrastroso tambor de deterhente de toda la vida! ¿Qué le parese, doñita? ¿Asepta este ventahoso chanse? ¡YAHAHAAAAAAAAAYYYY! ¡ÁNDELE, ÁNDELE!

-Vea, marico: presisamente acá tengo en la mano mi tambor de Chingadín, que lava padrísimo. Váyase con sus chingaderas a la remamahuevadera, o acá mismo lo balaseo y le doy piso, vergaflojoso!

-¿Y si le ofresco tres en lugar de dos?

-¡Bang! ¡Bang! ¡Bang! ¡Pos nomás ahí le fueron esos tres plomasos por cansón hijuesumadreee!

Así que me da igual que vengan comerciales de Santaclós, del Iturriberrigoikotxale, del Chiquet del Sac que Repart les Coses Gratis, del Achopijo ca ragala cosicah guapah, o del Pa’ ti naki, chicken teriyaki Tu gata quiere maki. Aquí somos de reyes magos y s’ha acabao ya la tontería. ¡Que no nos cambiamos de compañía, coño!

-¡Ahí va la hostia! Pero si se cambia al Iturriberrigoikotxale, le regalamos dos aurreskutxokis y un fin de semana en las aguas termales de Gortumberri ¡A 500 grados que salen las aguas, joder! ¡Termales de cojones son!

-¡Ahí va de ahí cagando hostias, komertzialoki de los cojonoaks!

-¡Bueno, home bueno! ¡Quita de ahí, separatista! ¡Mire, yo venía pa ufrecer una uferta buenísima: ¿quiere osté venir ver a los cunejos machihembrar? Que es una cosa muy riquiña y de mucho interés ¿eh? ¿leyó la nuvela esa que hiciera un inglés en el año 1984? ¡Yo pa mí que a estas alturiñas eso ya habrá caducao, ¿eh?

-¡Que te pires, Feijóo!

-Bueno, pues marcho, que teño que marchar ♫¡Feijóooo! ¡Feijóoooo! ¡Al bosque a trabajaaaar! ♫

Yo para este año, queridos Reyes Magos de oriente, os pido sorpresas, pero en plan molón. No hagáis como en 2020, que de oriente nos trajisteis un mierdón fresquísimo. O sea, traednos cosas pero no del oriente de tan pa’lla, que en estos años se os ha ido la cosa de las manos. Yo me refiero a un patinete, unos calcetines que no hagan bolas, una gaseosa La Pitusa, un Ibertren… ¡Coño, pues cosas que molan! Las pandemias, los delirios chiringuitales, las sesiones del Congreso y demás ferralla, dejadlas para hacer jabón y cosas útiles. O para abonar los cultivos de marihua… de brócoli.

Pd: este año he sido muy bueno. Y posiblemente más tontolculo y destalentao pa la vida que de costumbre. Eso merece premio. A ver si os portáis…

Os quiere:

Isma

Quiero unirme a la lista de reservas Te avisaremos tan pronto como el libro esté a la venta (primeros de 2022). Por favor, escribe una dirección de correo electrónico válida.