Veo con pasmo y ojiplatismo galopante la nueva estrategia publicitaria de Loewe, esa marca que de todos es sabido que compite con el Rey en campechanía y proximidad al vulgo. Y es que ya se sabe que no hay adolescente, adolescenta, joven o jóvena que pueda salir a la calle con dignidad sin portar un bolso o  faltriquera mileurista de la mentada marca. No se pueden llevar las llaves, la cartera y la blackberry en cualquier bolsajo de mala muerte, que a poco que te descuides se te avería el karma, y no es plan…

La cosa es que a los zagales y zagalas del departamento de marketing de Loewe, que por lo que se ve han debido abusar de las drogas más de lo normal, viéndose abocados a repetir varios cursos de la LOGSE, se les ha ocurrido buscar nuevos mercados entre la juventud nacional, que como todo el mundo sabe están en condiciones de adquirir bolsos de a mil euros la unidad, eso sí, IVA incluido, como quien ve llover en finca ajena. Vamos, como si no costara o costase. Y para ello no les ha temblado el pulso al perpetrar un  «spot» (lo que viene siendo un anuncio de la tele de los de toda la vida), protagonizado por una serie de entes y «entas» que le pondrían palotes los pelillos de la chepa al mismísimo Chuck Norris.

Así es que, tras estrujarse el cerebro y tirar de la cadena al terminar han llamado entre otros a las sobrinísimas de Ana Belén, a la hija de Ouka Lele (la fotógrafa modernísima de la movida madrileña), o a la hija de Verónica Forqué -(Sí: yo también me pregunto Forqué sin hallar respuesta…)-,  que a lo largo y ancho del spot van soltando sin anestesia ni previo aviso perlas como las siguientes:

  • «¡Estar enamorada es superguay! …es como…¡Todo te da vueltas!…¡Son como mariposas!…»-No te preocupes bonita: con lo que te van a pagar por el superspot superguay que te pasas podrás seguir fumando estupefacientes de los buenos. Verás que vueltas más guays y qué mariposas más bonicas y reshulonas– 
  • «Un buen gazpacho, una tortilla de patatas…¡Mucho bueno vino!» Lo triste es que la zagala que dice esto es la más normal de todas. No digo más…
  • «Me bajo del avión, me pinto, me visto, y….¡Pumba! ¡Ya estoyyyy!»
    Lo de estos dos lerdos del belfo, que cada vez que abren la boca hacen caer el IBEX35,  sobrepasa varios límites que hasta ahora parecían infranqueables o como mínimo reservados a unos pocos elegidos entre los profesionales de la idiotez extrema. Deberían meterlos en el mismo avión del que se han bajado y… ¡Pumba!…. deportarlos a su planeta sin más dilación  no sea que les de tiempo a pintarse y a vestirse y la cosa vaya a peor, si es que cabe tal posibilidad.

Aquí va el vídeo. El que avisa no es traidor:

Y qué decir, amiguitos de la fauna ibérica, del último anuncio de la Conferencia Episcopal incitando a los muchachos más piadosos a ser curas pero enfocándolo como una salida profesional. Más o menos el anuncio viene a decir que ganar, lo que se dice ganar, no vas a ganar gran cosa, pero al menos vas a tener trabajo estable.

 

Y es que, efectivamente,  ante la crisis galopante  lo que más apetece es ponerse a repartir hostias de forma estable e indiscriminada -preferentemente empezando por los del anuncio de Loewe- y encima que te paguen.  No se arreglará mucho pero debe ser un desahogo…
Si al final van a tener razón los obispos. Por eso uno de mis deseos más perversos e inconfesables  ha sido ser Obispo de Mondoñedo. Tengo que hacérmelo mirar…
Quiero unirme a la lista de reservas Te avisaremos tan pronto como el producto esté disponible de nuevo. Por favor, escribe una dirección de correo electrónico válida.