Veo con pasmo que la hermosa tradición de compartir noticias más viejas que Cascorro como si fueran de rabiosa actualidad, pero rabiosa de cagarse en tus muelas, mentarte la madre y escupirte en un ojo, todo ello a la vez en plan circo de tres pistas, se mantiene intacta e incorrupta, como el brazo de Santa Teresa, que dicho sea de paso, tildarlo de “incorrupto” con ese color tan poco saludable que tiene es, o bien señal de una miopía galopante nivel Estivigüonder en un reservao de dijcoteque de los 80, o de una ingenuidad que ni Clara la de Heidi antes de hacer la comunión, oigan.

Oye, ojo, que siendo lo de compartir noticias añejas una de nuestras esencias patrias, no deja de ser asunto de mucha celebración y fanfarria. Y también motivo de reflexión acerca de la conveniencia de mantener tradiciones ancestrales por el mero hecho de ser ancestrales. Porque “ancestral” quicir “que tiene un origen muy antiguo”. Y punto. No hay ná en el término que denote intrínsecamente molonismo ni bondad alguna. O sea, que lo mismo puede ser una cosa ancestral y a la misma vez ser buena que te cagas (como la cerveza, que los sumerios ya se ponían ciegos en las tabernas y garitos de Sumer), o bien una cosa más antigua que el cagar a la vez que un asco de proporciones bíblicas (las coles de Bruselas, por ejemplo. Eso es pa matar al que plantó semejante mierda. Normal que nadie sepa quién fue ese cabronazo. Ya se cuidaría muy mucho de que nadie se enterara, ya…).

Es que claro, si nos ponemos en ese plan, pocas cosas habrá más ancestrales que meterle al prójimo un palo, espada, o cualquier otro elemento inciso-punzante propio de la época por la pechera y sacárselo por la chepa como método infalible para dirimir diferencias mediante el uso del raciocinio y el diálogo pausado. Como aquel Homo Habilis que dedicó años enteros a aprender a sacarle punta a un palitroque por el mero placer de jincárselo al comercial de Prehistoriafone en el globo ocular por putopesao.

Que el pobre comercial, como ya habían pasao años desde que despertó de la siesta al Homo Habilis para ofrecerle alguna oferta engañifosa, nunca supo la razón de que le sondaran el ojo mediante palitroque de precisión y falleció de los dolores pa ná y sin saber a cuento de qué. Es como amenazar al perrete con el periodico enrollao para afearle el haber hecho pis en la alfombra, pero siete horas después. El perrete se traumatiza tontamente sin haber valido pa ná la cosa y la próxima vez se va a mear en el sofá, directamente.

Y como no quisiera yo ser partícipe de la desaparición de nuestras más hondas raíces, procedo a compartir una selección de noticias ancestrales de última hora y algunas ideas para ofenderse muy fuerte con ellas y echarle la culpa al gobierno aunque no tenga ná que ver:

1 – ALEMANIA INVADE POLONIA DESCONSIDERADAMENTE CON TÓ LO GORDO, SIN PRELIMINARES NI INVITARLA A SALIR ANTES, NI NADA

-¡Putos alemanes! ¡La culpa fijo que es de Nietzsche, o de Gromenagüer o algún filósofo teutón de mierda de esos que les gustan a ellos ¡Gobierno teutón, dimisión!

-¡LA CULPA FIJO QUE ES DE POLONIA, QUE A SABER LO QUE LLEVABA PUESTO! ¡POR ALGO INVENTARON EL POLONIO LOS CABRONES! ¡QUE ESO TE LO TOMAS Y SIENTA PEOR QUE UNA INFUSIÓN DE COLES DE BRUSELAS! ¡POLONIOS DIMISIÓN!

-Pos a mí los polonios de limón me molan, así fresquitos…

2- JULIO CÉSAR INVADE LA GALIA Y LO DEJA TÓ PERDÍO DE CALZADAS, ACUEDUCTOS, Y TODO TIPO DE MIERDAS ROMANAS

-¡Que se jodan los galos!

-¿Por?

-¡PORQUE ERAN UNOS DROGALICTOS! ¡QUE LO HE LEÍDO YO EN LO DE ASTÉRIX! QUE SE METÍAN ESTEROIDES Y DE TÓ POR VÍA ORAL, QUE SI NO LO LLEVABAN CLARINETE CON LOS ROMANOS, QUE DABAN UNAS HOSTIAS COMO PANEM QUE ESO DABA GLORIAE BENDITAE DE VERLO ¡SI NO, IBA A MEDIRLE EL LOMO A UN ROMANO DE PURA CEPA UNA BANDA DE GAÑANES POR LA PARTE DE LOS PANORAMIX!

-¡Obélix, yonki de mierda! ¡Derribemos todas las estatuas de Obélix!

-QUE LE PONGAN UNA MULTA DE 50.000.000 DE SEXTERCIOS A JULIO CÉSAR POR ENGUARRINAR LA VÍA PÚBLICA GALA CON PIEDROLOS ROMANOS ¡VERÁS CÓMO APRENDE PA OTRA VEZ!

3- MONUMENTAL REYERTA ENTRE EL CONOCIDO HOSTELERO Y CAUDILLO LOCAL PELAYO Y UN GRUPO DE INMIGRANTES IRREGULARES DE ORIGEN NORTEAFRICANO QUE TRATABAN DE CONQUISTAR LO DE POR ARRIBA DE AL-ANDALUS A PELLIZCOS Y ESCUPITAJOS

Y para esta última ya no doy ejemplos de ofendimiento, que no lo voy a hacer yo todo.

Pues al final parece que se ha quedao un lunes mú majo ¿Eh?

Quiero unirme a la lista de reservas Te avisaremos tan pronto como el libro esté a la venta (en torno a finales de noviembre - principios de diciembre de 2021). Por favor, escribe una dirección de correo electrónico válida.