Me acaba de mandar un mensaje José Feliciano, un amable estafador de origen español que afirma que vive en Francia, es viudito y ha sufrido no sé qué grave enfermedad en la garganta, a consecuencia de la cual se le ha extendido una gangrena por el cuerpo de la persona humana, que es como para preguntarle cómo coño se hace eso.

Yo de medicina no entiendo, pero me da que está a la altura de rascarse el sobaco y que como consecuencia te produzca un carcinoma de calcaño en el ojal y supuraciones en el periostio. Lo de este pavo me suena ya a pura dejadez. Es como descuidar un padrastro y acabar con gangrena hasta en el reloj. Home, no me jodas. Esto se lo cuentas al Dr. House, y le hace catacróquer el cerebelo. Y se acaba la serie en la temporada 1. Menos mal que de aquellla José Feliciano aún no estaba todo gangrenao, el pobre.

El caso es que el amigo José Feliciano (en adelante J.F.), me comenta, no sin antes pedirme que le molestie las disculpas por contactar conmigo sin preliminares, ni unos besitos ni nada, que tiene seiscientos y pico mil pavos y, por alguna extraña razón, le ha salido de las gónadas donármelos a mí antes de que la gangrena acabe con su Josefelicianismo. Por las prisas, el hombre no pasa del telediario de esta noche, y como consecuencia le queman las perras en la cartera, o la abuela fuma. Una de dos. Viendo cómo se las gasta J.F., podría ser.

Se conoce que no sabe la hostia que te calzan aquí en materia de sucesiones y donaciones. Angelico…Ya le he dicho que no merece la pena, porque con el sablazo me queda pa pagar una factura de la luz y una garrafa de gasoil. Y que con las perras se construya una pirámide o algo así chuli. Con un tobogán que salga de to lo alto, bajando en espiral. Porque ya, de aparcar la Mobylette, que sea con elegancia y gracejo monumental. Y que en los bajos de la tobopirámide le monte un Mercadona a su señora madre de él. O un Primark. Así, los maridos se pueden entretener bajando por el tobogán de la tobopirámide en lugar de aburrirse como monos por los pasillos del Primark. Que he visto mazmorras del Santo Oficio más entretenidas.

Larga vida a Josefeliciankhamon. Que el gran Ra(moncín) lo tenga en su gloria, o donde se le cante.

Quiero unirme a la lista de reservas Te avisaremos tan pronto como el libro esté a la venta (primeros de 2022). Por favor, escribe una dirección de correo electrónico válida.