En sólo un ratico, he leído a tres doctoros en tó, gritando muy fuerte que esto se arreglaba abriendo los supermercados y farmacias un par de horas al día. Que como todo el mundo sabe, es una medida muy buena encaminada a evitar aglomeraciones y otros simpáticos efectos.

A la primera persona le Iba a escribir: “¡TOC, TOC! ¿Hay alguien en casa?” Pero ya luego me he percatao del escaso manejo del sarcasmo y de lo demás, y fijo que me iba a contestar que sí. Por lo del confinamiento.

Y dicho esto, quiero reivindicar aquello de: “¡Me paice a mí que (algunes) tenéis un cuajooooo…!”

Se me está quedando el Facebook como los chorricos del oro, oye.

Quiero unirme a la lista de reservas Te avisaremos tan pronto como el libro esté a la venta (en torno a finales de noviembre - principios de diciembre de 2021). Por favor, escribe una dirección de correo electrónico válida.