La vida es un dilema muy grande ya desde la misma cuna.

¿Nazco en cuna, o en pesebre? Esta es una decisión relevante, porque no es lo mismo ser mesías que youtuber o tronista.

¿Me vienen a adorar los reyes magos, o la tía Encarna? Bueno, en este caso, los reyes magos ganan claramente. Al igual que la tía Encarna, te van a pinchar con el bigote, pero te traen cofrecillos de oraco, incienso y mirra. Y con suerte, un Scalextric. La tía Encarna, por el contrario, solo te trae punzantes sufrimientos y esos pololos del Averno llenos de puntillas. ¡No compensa!

Habrá quien no se lo crea, pero se han hecho experimentos poniéndole delante a un bebé un Scalextric y unos pololos del Averno, y el 99,99 % de los seres humanos de todas las edades, elegían el scalextric sin dudarlo. El 0,01 % restantes no fueron catalogados como seres humanos, siendo deportados a un sótano infecto en Siberia.

¿Dodot, o esos pañales de marca blanca que también sale un bebé en el envase, pero más feúcho? (a ver si por ese precio querías también un bebé guapo. Haber comprao Dodot ¡Paria, que eres un paria!)

¿Bic naranja, o bic cristal? Aquí sí que no hay duda: ¿QUÉ DEGENERADO USA ESA ABERRACIÓN DEL BIC NARANJA? ¡ESO NI PINTA NI NA! Yo es que veo a los operarios de BIC cristal, con su monóculo y su frac, y al pringao que fabrica el BIC naranja, clamando desde el sótano infecto de Siberia donde está la máquina de fabricar bicnaranjas, mendigando la amistad y el respeto de los demás:

-¡Por favor, dejadme ser vuestro amiguito! ¡No es mi culpa ser el que hace los BIC naran…

-¡CALLA, PERRO SARNOSO! ¡VUELVE A TUS BOLIS DE CHICHINABO!

-Jo, pero es que BIC naranja escribe fin…

-¡CALLA! ¡BOLCHEVIQUE! ¡ABAJO LA DIVERSIDAD! ¡JAMÁS TENDRÁS UN SCALEXTRIC! ¡PILTRAFA!

¿Pepsi, o CocaCola? Es otro gran dilema, solo existente para los degeneraos que piden Pepsi directamente en lugar de hacer como las personas normales y pedir CocaCola como primera opción:

-¡Una cacacola! (nota: las personas normales, con las prisas de pedir, tienden a pronunciarlo “cacacola”, “coagola” o “oacola”, y así. Se conoce que no estuvieron atentos cuando el COCOGUAGUA, COCOGUAGUA, COCO COCO GUÁ, que no sé si lo sabéis, pero fue un intento de la CocaCola para que la gente entrenase bien las palabras con muchas “ces”. Por eso mismo, por aquel entonces se decía mucho “carcundia”, “Cocoliso”, o “cacagüeses”. Y Miguel de la Quadra Salcedo se iba al Aconcagua. Pero aquellos intentos por una educación pública de calidad, fueron en vano).

-Coca, no hay. Tie que ser Pesi (las personas normales pronuncian “Pesi”).

-Bueno, pues Pesi. Si no hay más remedio…

Como veis, este último también es un dilema bastante flojo porque dilema, lo que se dice dilema, no hay. Es un “tetomaspesiporcohonesquesloquehay”.

Más os voy a decir: en ocasiones la vida no solo plantea dilemas. A veces, plantea trilemas. El ejemplo por antonomasia, es que te duela algo. Tampoco una cosa terrible, pero te duele algo. Y ya está liada:

¿Ibuprofeno, Paracetamol, o Aspirina?

Porque, amiguis de la fauna ibérica, en este espinoso asunto hay diversidad de opiniones. Yo le tengo preguntao a sanitarios, y llego a la conclusión de que tienen una app para prescribir una de las tres cosas de forma totalmente aleatoria, y a ver qué pasa:

-Oiga, persona sanitaria, prescríbame algo para este dolorcillo que me atribula

-¡Vaya, vaya, vaya! Así que un dolorcillo le atribula, ¿verdad? ¡Veamos lo que nos dice la Ruleta de las Pirulas! ¡Que pase la rutilante Yasmín! ¡Procede, Yasmín!

(claca, claca, claca, claca, clac la, cla, c l a , c l a…cla)

-¡La ruleta ha hablado! ¡PARACETAMOOOOOOOOL! ¡CON MUCHA AGUA! ¡Y NO OLVIDE INGERIR ALGÚN ALIMENTO! Lo sé: se estará usted preguntando: ¿Y por qué he de ingerir algún alimento con el paracetamol? ¡NI P*TA IDEA, OIGAAAAAA!

Pero no tires del hilo, porque si lo haces te van a explicar para qué sirve la aspirina, el paracetamol y el Ibuprofeno. Y ¡sorpresa! Resulta que valen pa lo mismo, mayormente. Si acaso, con algún matiz que no acabas de ver claro. Normal, porque se lo inventan. Y si se lo haces ver a la persona sanitaria que te lo ha prescrito, no le quedará más remedio que explicarte que no tienen nada que ver entre sí, porque la aspirina es ácido Acetil Sifilítico, mientras que el paracetamol es un analgésico hematopoyético de acción periférica no coadyuvante. Y, naturalmente, como todo el mundo sabe, el Ibuprofeno es un antiinflamatorio no estereoscópico y de las JONS.

Lo único que te queda para reducir el trilema a un simple dilema, es que el ácido Acetil Sifilítico te siente mal al estómago, que es una cosa muy recurrente que por lo visto tiene dicho compuesto. En ese caso, el dilema se reduce a Ibuprofeno o Paracetamol, lo cual es muy de agradecer porque te simplifica la vida muchísimo. Le haces caso a lo que te ha dicho la Ruleta de las Pirulas, y tiras de Paracetamol.

-Amable farmacéutico, le ruego que me expenda un envase de Paracetamol, que me lo han recetao la rutilante Yasmín, y su ruleta.

-Paracetamol no hay, Tie que ser Pesi.

-¿Cómo dice?

-¡Huy, que me he liao! Como esto es un bar-farmacia… Quería decir que tie que ser Ibuprofeno. Pero en confianza, le diré que el principio activo es el mismo pal paracetamol, el ibuprofeno, la tinta de Bic naranja y Bic Cristal, el relleno de los Dodotis, y to lo que existe. No le digo más, que en realidad el oro, el incienso y la mirra, están hechos también del mismo principio activo. ¿A que no adivina de qué estaba hecho el pesebre del niño Yisus? ¡Efectivamente! Con esto le quiero decir, que se tome lo que se le cante, que da lo mismo. ¡PERO OJO! Cuidao con el Ácido Acetil Sifilítico, que le puede sentar mal al estómago. Yo ya se lo aviso.

-Bueno, pos póngame una de Ibuprofeno, y una Cocacola

-PERO ¿NO ME HA OIDO QUE TIE QUE SER PESI?

-Puta vida… Mire, póngame una aspirina y acabemos con este sindiós

-Entonces le pongo una CocaCola, que viene bien pa asentar el estómago, porque el Ácido Acetil Sifilítico lo carga el diablo… oiga, que yo se lo digo como barman y como farmacéutico. Pero usté verá…

———–

FIN

Quiero unirme a la lista de reservas Te avisaremos tan pronto como el libro esté a la venta (primeros de 2022). Por favor, escribe una dirección de correo electrónico válida.