Vamos a ver una cosita: que lo mismo lo exagero o algo, pero me llama la atención cosa mala.
El asunto es que todos los días recibo una cantidad de solicitudes de mensaje por el put… por el bendito Messenger que si me dieran un euro por cada una podría permitirme hacer la compra mensual en la tienda de la gasolinera, que como todo el mundo sabe suelen ser establecimientos con precios de tienda gourmet, pero sin el más leve atisbo de gourmetismo. Que lo más gourmet que hay, por lo general, es el gasoil Excellence Top 10 Plus Ahivalahostia. Lo más caro del establecimiento, por el contrario, es un paquete de Cheetos pequeño a 1.500 euros. Si trae cromos, a 1.800.


Vaya, que si me dieran ese eurete por cada mensaje, eso sería un nivel de dispendio y manirrotismo equivalente a utilizar farlopa de la buena en lugar de Vim Clorex para fregar la roña persistente de las ollas ¡Que se note el poderío!
A lo que voy: invariablemente, las remitentes son presuntas humanas con nombres de poco fiar como “Jane Puthra” “Jordan Makelele Percy Jane” o “Shannie Castañón Yuan Li Hao”. Que son nombres como que no pegan. Es como si los hubiera elegido un productor de cine porno kazajo o así. Como norma general, el objeto del mensaje es hacer saber a todos cuantos tuvieren interés en el asunto, que hay un sitio en Internet que está petado de porno. Que como todo el mundo sabe es una cosa que en Internet escasea muchísimo.


Pero para eso justamente es para lo que Marie Brizard Janís del Mono te envía la solicitud de mensaje: para informarte del sitio exacto donde los de Interné guardan a buen recaudo el foterío y las pinículas verdes de esas en las que salen más badajos que en un documental de campanas y más marisco que en un capítulo de Bob Esponja. O que en un documental de Bob Esponja visitando una fábrica de campanas con sus amiguitos que viven, como es lógico, en el fondo del mar junto a la piña en la que vive Bob Esponja. Que para mí que lo de Bob Esponja lo escribe un guionista de cine porno kazajo que no se toma la medicación. Porque de lo contrario, eso no se comprende. Por Tutatis ¡No le pongáis Bob esponja a vuestros hijes!


Pero no nos alejemos del tema: los argumentos y eslóganes que emplean estas presuntas y voluptuosas humanas suelen ser de este pelaje:


“Hola hombre fuerte y valiente. Estoy hot aquí en el baño. Pulsa para ver mis fotos con to’l chucrut al aire 😋🤤💗💋🍆 👙🇪🇸 “
.
“Hey baby! Tengamos una cita y veamos mi video sexualer enseñando hasta la funda’l páncreas y los empastes. Pulsa aquí y entra ahora, ¡Tontín! 💋🍆👙🇪🇸”


O por ejemplo:


“Hola bebé. Estoy más caliente que el radiador de un 850. Necesito un hombre de verdad para hacer la caidita de Roma sesuarl, pero si me tengo que conformar cotigo, pos qué se le va a hacer 💋🍆👙🇪🇸”


He de matizar que en estos mensajes es muy recurrente lo del emoticono del morramen botulínico combinado con el de la berenjena. En mi opinión, y al igual que la pichurrica, podría tratarse de una referencia fálica. Lo del emoticono del bikini y la banderaspaña creo que podría ser un homenaje a las pelis esas en las que salen Alfredo Landa y José Luis López Vázquez ligándose suecas en Benidorm. Aunque esto ya es discutible, y no todos los analistas de solicitudes de mensajes del Messenger coincidimos en esta interpretación.


Vete tú a saber, primi…

¡Hala! A ver si llueve, que paice que se ha quedao como de nube.

Quiero unirme a la lista de reservas Te avisaremos tan pronto como el libro esté a la venta (en torno a finales de noviembre - principios de diciembre de 2021). Por favor, escribe una dirección de correo electrónico válida.