Se coge una serie de hijos de puta analfabetos adoctrinados por otros hijos de puta analfabetos financiados por otros hijos de puta con gustos muy caros y muy horteras, con el beneplácito por acción u omisión de otro montón de hijos de puta que se benefician del hijoputismo en cadena de todos los anteriores.

Muere gente.

Si es en un país pobre y eso, es horrible y tal pero algo habrán hecho, o no, porque ya se sabe que son países de mierda y esas cosas pasan. Si es en otro sitio la cosa cambia. Si ese sitio te pilla cerca de casa la cosa cambia mucho más. Muchísimo. Lógico. Los muertos joden más cuando son más cercanos aunque los culpables sean los mismos que salen ganando en uno y otro sitio.

Pasos a seguir:

Horrorizarse. Normal. Una vez te hayas horrorizado, lo primero es ver de qué manera puedes informarte verazmente de lo ocurrido. Si puede ser, a través de las redes sociales y eso, que ya se sabe que es lo más mejor. Eliges el cartel de mierda que más te convenga. Lo compartes.

Ves una noticia en telojuroqueesverdad.com que es de cuando el Opel Manta era coche del año y no tiene una mierda que ver. No importa. Te cuadra bien. Lo compartes. ¡Hala lo ca’dicho ese periodista de mierda en el Tuiter! Que lo ha dicho tres días antes del atentado, pero da igual. Lo compartes. Por Joputa.

Un taxista marroquí lleva a la madre de los Cien mil Hijos de San Luis, que se conoce que es prolífica de cojones, no sé dónde. Esto es así porque lo han contao todos ellos en el Tuiter. Los Cien mil. #TeLoJuro. San Luis no se pronuncia al respecto. Se conoce que es un padre ausente o algo. El taxista le pinta la casa de gotelé a la señora. TVE pone unas imágenes recientes de actos de repulsa. Con la música del NO-DO. Pero no se ha notao casi, y además ya de paso se ha inaugurao un pantano. Eso que nos llevamos.

Hay atrincherados no sé dónde. Confirmao. Segurísimo. Bueno, no. Mi cuñao trabaja en una ferretería en la que para uno que es de los GEOS a comprar la llave de desmontar la ejcopeta y le ha dicho que no se puede ir al Museo del Jamón porque lo han desalojao. Lo confirma el tío barbas de Bricomanía, que compra en la misma ferretería. Hay que compartirlo y darle like y amén. Un señor de Fuencarral por el Laicismo se mosquea. Por lo del amén. La policía aborta otro atentado entre enérgicas protestas de colectivos antiabortistas. Por lo del aborto. O por lo de Fuencarral. La información es confusa.

-¿Podéis confirmarlo, compañeros?

-¡Efectivamente!

-¿Ha sido niño o niña?

-Ha sido armario empotrao. Y cobraba subvenciones el joputa. Bueno, no. Bueno, sí.

Surgen manifestaciones de “Calahorra para los calagurritanos”. Aprovechando que el Pisuerga pasa por Porriño, se contramanifiestan partidarios de la legalización del Porriño. Rick abre las cortinas del Café y le pide a Sam que toque la misma otra vez. Los cristales están llenos de mierda, porque los after es lo que tienen. Rick descubre que Sam es negro y que tiene estrés post traumático por tocar la misma una y otra vez. Sam se pregunta cómo lo hace Pitingo, que también toca siempre la misma pero sin estrés ni nada.

En las redes sociales hay hostias, pero ojo, hostias demócratas por la paz y la tolerancia. Nadie hace uso partidista de nada. Ni hablar. Eso jamás. No. Ni de coña. Cantamos “Imagine” si eso y nos ofendemos por polladas, que es lo relevante. Por las polladas del de enfrente, claro. Si son polladas de los nuestros entonces ya no. Todo contrastao. Eso siempre.

No sé si me explico. Seguramente no. Habría que contrastarlo. O no, que tampoco nos vamos a poner ahí to locos contrastando…

 

Compartir esto en Redes Sociales, Whatsapp o por correo electrónico

Leer más historias