Hay días en los que se pierde la paciencia un poco. Pero lo que no se pierde es la capacidad de asombro infinito ante las hordas de justicieros (y justicieras, por si no quedaba claro) e imbéciles de alta peligrosidad social que pueblan este ecosistema. Infiero que en su vida real deben de ser así también ¿O lo disimulan un poquito?

O sea, en serio: peña de a pie cuya única trayectoria conocida es protestar a cuatro voces y estar a favor -o en contra, esto da igual- simultáneamente de una cosa y su contraria, y cuyo mayor talento es que le den la medalla de «fan destacado» por dar la turra en los comentarios del Facebook de la hoja parroquial y otros medios. Y tal vez, ya en casos de máximo nivel, tocar la Marsellesa a base de eructos acompañándose a la pandereta rítmica mientras su cuñao le hace los coros a pedos.

La gota que colma el vaso ha sido una joyita antropomorfa que tenía por aquí materializada en forma de señora con la terapia sin hacer, con el súper poder de ir por todo Facebook haciendo maravillas como COMPARTIR TODOS LOS BULOS Y MIERDAS HABIDAS Y POR HABER, UNA TRAS OTRA, -que hasta aquí, todo muy común- y para completar su importantísima misión social, EXIGIR INSULTANDO en el Facebook de comercios pequeños y particulares que donen cosas, y además en qué cantidad deben hacerlo. Le contestan educadamente y con argumentos muy razonables, tales como que ella no sabe en qué situación están los demás, y por tanto lo prudente es cerrar el ojete que tiene bajo la nariz -y que ella llama «boca»- y aportar ella misma lo que tenga a bien y estime oportuno. Y la anómala contesta que «ELLA NO TIENE SUELDO, LISTILLO». No hay más preguntas, señoría. Los tiros que los peguen otros y con su propia pólvora. Pero lo mío que no me lo toquen. Faltaría más

De verdad: hoy no escribo pijadita de risa. Jamás le pregunté a nadie su ideología o a quién vota para decidir si acepto su petición como contacto, o no. Pero hoy, sí que pido a los pocos seres de la especie descrita y otras afines que puedan quedar por aquí a pesar de la limpieza, y lo hago como favor personal, que se vayan un poquito a la mierda de mi muro. Como sugerencia de donación con la que bendecir a la humanidad sin gastar un céntimo. En serio, si eres de ESE tipo de gente: pide ayuda terapéutica porque te hace una falta del copón, y deja de esparcir tus mierdas personales a los cuatro vientos. Por higiene y humanidad.

Ayudáos a vosotros mismos antes que a nadie más. Los demás ya nos iremos apañando sin vuestra ayuda.

Gracias.

Compartir esto en Redes Sociales, Whatsapp o por correo electrónico

Este sitio web utiliza cookies, y por tanto si continúas en él, das consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, y bla, bla, bla.. . Pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies