– ¡Caramba, Don José! ¡Cuánto tiempo! Observo que su abdomen es más prominente y su alopecia más acusada ¡Tap, tap! (palmadita en el abdomen!

-¡Caramba, Don Antonio! ¡Observo que su hiperplasia benigna de próstata es asaz abultada y prominente!

-¡Oiga, sáqueme el dedo del culo!

-¿A que jode?

Moraleja: dada la habitual presencia de espejos en la mayoría de hogares medios, no es menester recalcar a tu interlocutor/a ninguna característica específica de su fisionomía dado que ya es conocedor/a de tan interesante dato.

De nada.

 

Compartir esto en Redes Sociales, Whatsapp o por correo electrónico

Leer más historias