A ver: todo el día quejándose de que si el Despacito está hasta en la sopa Knorr, que si los conguitos del Hacendado no son lo que eran … Yo al primer problema le veo solución con ligeras modificaciones:

🎶🎶🎶Túuuu…. tú eres el imán y yo soy el metal no ferromagnético🎶🎶🎶 No me acerco nada y a la mierdaaaa el plan🎶🎶🎶Sólo con pensarlo no me coooomo un roscoooo🎶🎶🎶

Y como Luis Fonsi ya no imantaba, no mojaba la casadiella ni de fuas y a la mierda el despacito. Porque el reguetón sin el asunto del follifornicio y el machihembre no tiene razón de ser ninguna. No tiene razón de ser en general. Pero entonces salía Pablo Alborán todo gacho el pobre a lloriquear por el desamor de Luis Fonsi porque lo que arreglas por un lao lo jodes por otro por la famosa Ley de los Vasos Comunicantes Hijueputas

Estoy buscándole solución a este último daño colateral sin necesidad de recurrir a la violencia gratuita. A lo mejor a la de pago, sí. Mientras tanto, esperad viendo las versiones de Despacito de un señor ruso mamao, o del conjunto de bandurrias joteras de Zaragoza interpretando “Despacico”, que esto lo arreglamos fijo.

Compartir esto en Redes Sociales, Whatsapp o por correo electrónico

Leer más historias