-¡5 miligramos de epinefrina! ¡10 de noradrenalina! ¡Rápido!

-¿Intravenosa?

-¡Ná, donde cuadre…! ¡Es por postureo ná más!

-¡Se nos va!

-¡Cerrad la puerta! ¡Que no escape!

-¡Está fibrilando! ¡Traed el desdifi..desfrilibra.. traed la mierda esa de dar calambre!

– ¡Cargando a 280 kilopondios!

-¡Hosti tú! A ver si van a ser molts kilopondis, que al precio que está el kilopondiiii…..

-¡Cállate, Josep Antoni! ¡Yo no escatimo kilopondios en situaciones críticas! ¡Atrás!

-¡Pero es que…!

-¡Cállate insensato! ¡No eres consciente de la gravedad de la situación! ¡Aparta! ¡Aplicad ósmosis inversa!… ¡Alginato monosódico! ¡Ácido hialurónico! ¡Paco Martínez Soria! ¡Un momento! ¡Ya está! ¡Parece que tiene buen aspecto! ¡Sacadlo ya, rápido!

-Caballero, he aquí su Trampantojo de Cachop empanèe aux les fines croquettes du Copon Sant

-Pues tanto cuento pa esta mierda de San Jacobo medio crudo y soso…

-Son 300 euros. Si quiere microgránulos de Sal del Himalaya molidos en gravedad cero, le queda la cosa en 350.

-¡Joder con la cocina científica! No vuelvo más…

-Pero luego le ofreceremos un chupito de esferificación de fresas silvestres y sirope de arroz tailandés! En realidad tampoco es un chupito. La verdad es que tampoco es de fresas. Lo cierto es que es un chupa chups sin palo tirao en un vaso. Pero el vaso es muy fashion y de diseño.

-¡Ah, vale, pues entonces yaaaa…!

-Caballero, esperamos que todo esté a su gusto, so gilipollas. Vuelva cuando quiera, imbécil.


FIN

 

Compartir esto en Redes Sociales, Whatsapp o por correo electrónico

Leer más historias