Te lo curras ahí cada día pa la cosa de alcanzar un estado casi zen (o sea, 99 o así) de armonía, equilibrio, paz, serenidad… lo que viene siendo un estado de alteración de la conciencia y emporramiento general de esos guapos que te cagas pa un rato largo. No tienes ganas ni de mear, que es una cosa muy de agradecer. Con lo molesto y vulgar que es eso. Tás como Zeus.

Estás razonablemente en paz con el universo sin ser tampoco una cosa que digas “¡Halaaaa! ¡Estoy súper en paz con el universo! ¡Yuju, yupi, chachi, piruli, Ferrari! ” Pero vaya, que con cinta aislante, una bolsa del alimerka y un moco tú te vas apañando la existencia y eres bastante amiguito del universo.

Procuras no ejcupir en el ojo del prójimo ni en el de la prójima más de lo estrictamente necesario. Evitas leer según qué cosas en el feisbuk y en el tuiter, o ver a según qué personas humanas de esas con la habilidad de joderte el karma y el colesterol sólo con ver una radiografía suya. Claro, porque al fin y al cabo son personas. Jasdelagrandísimaputa, sí. Pero personas, oyes. ¡Ommmmmmmmmmmm……..! ¡Ommmmmmmmmmmm…!

Te haces un análisis y ves que tienes los niveles de malahostiol y cagüentumadrina bastante decentes. Igual un poco alto el hastaelpotorrol, pero una cosa corriente y sin excesos. ¡Estoy bieeeeeen! ¡Soy uno con el universoooooooo! ¡Ommmmmmmmm…:!

Haces la prueba definitiva y te ves cuatro o cinco vídeos seguidos en Youtube del influencer ese que va peinao como Rappel y lleva botas rosas de borreguillo y dice: “¡¡Hola bebéeees!!!!” Y no te entran ganas de salir a la calle a hacer justicia y saneamiento social con el Kalashnikov ni nada. Estás equilibrao. Como una rueda. ¡Ommmmmmm…:! ¡Ommmmmmm…ecagonsumadreeeeeee! ¡Contrólateeeee! ¡Deja ese hachaaaaaaa! ¡Ommmmmm…stiayaaaaa!

Llega el momento de cerrar el ejercicio, porque yes autónomo y no haces más ejercicio que ese, y haces tó la jartá de papeles de Hacienda, que como todo el mundo sabe, somos todos por la parte del entrepato. Y tienes ahí tu modelo 130, 303, 115, 180, 390, y demás, que aquello parece un bingo. Págueslo tó bien pagao, pa que hagan carreteras, pa que se colapsen las urgencias, pa subsecretarías y otros puticluses, y pa que hagan estudios sobre el estudiamiento y la estudiamientación del asunto del estudio.

Salen por la tele Montoro, y un webo más de políticos en general diciendo que el país va muy bien y que además va como el culo también. Esto ya depende del político. ¡Meee cagüen….. ommmmmmmm…!

Nun tienes perres porque gastásteles en Navidad y las que te quedaban ya no las tienes porque están haciendo con ellas carreteras, puticluses y estudios de cosas. No alarmarse, que tó está bien. Será por perres…

¡Ommmmmmmm….taqueloparióoooooo!

Y así es como se alcanza el estado Zen. O si yes muy pro, doszentos

 

 

Compartir esto en Redes Sociales, Whatsapp o por correo electrónico

Leer más historias