Como febrero empezaba muy flojete, a la gente esta con mucha pasta que hacen movidas raras con el 5G y pretenden dominar el mundo -que como todo el mundo sabe, hasta ahora estaba dominado por el poderoso lobby de los sexadores de pollos, los chapistas, los guarnicioneros y los comerciales de Jazztel- ahora se les ha cantao por el arco de triunfo que en Madrid haya una plaga de ratas negras trepadoras. Esto es un no parar. ¿Qué será lo próximo? ¿Follar en san Valentín? ¿Follar en cualquier otro santo, en plan anarquía total? ¿Follar alguna vez? No se puede descartar nada.

Alegráos, que dentro de la hecatombre igual pasa como con el Kalise para todos, pero con el asunto del follifornicio. El que no se consuela es porque no le sale de la brenca. Ahora acabo de ver a Iniesta todo Iniesto diciendo «Follifornicio para todos», y me acabo de deprimir. Mucho.En fin, que digo esto de las ratas negras trepadoras sin ánimo de ser especista ni nada de eso, no vaya a ser que me acusen de algo y me condenen al ostracismo (ostracismo: dícese de la escuela filosófica que aboga por el consumo compulsivo de moluscos bivalvos marinos del orden Ostreoidade que se comen a lo vivo, y a los que por alguna razón incomprensible se les echa limón y aquello se mueve de forma inquietante, a pesar de lo cual hay quien se lo come con perla y todo. ¡Con tó lo gordo!).Bueno, aclarado este interesante dato, convendrán conmigo vuestras mercedes en que lo de las ratas negras trepadoras es una cosa de poner los pelos muy de punta. No sé si me explico: son unas RATAS NEGRAS. ¡QUE TREPAN! (Declaración políticamente correcta: desconozco si las hay de otras razas, y por si acaso declaro y otrosí afirmo, que sólo existe una raza: la raza rata. Lo que pasa que, al igual que los vehículos, los hay de varios colores. por ejemplo: un Seat Ibiza en negro, en rojo, en blanco, en almíbar… Pero todos son de la raza coche).

Bueno, pues el caso es que el universo, en su infinita mala host… en su infinita misericordia, ha dotado a estos entrañables roedores negr… afroamerica… de color… a estos bichos zahínos, con un tamaño similar al de un utilitario familiar medio, a lo que hay que sumar las características de lo que viene siendo una rata de raza rata, Y ADEMÁS de la notable capacidad de TREPAR A LOS ÁRBOLES y agredir a las personas humanas.

Dicho así, sé que encaja perfectamente con la definición de trepa cabrón que tanto prolifera en nuestras oficinas, pueblos, ciudades, empresas, partidos, y pedanías. Pero no. Hablamos de roedores miomorfos de la familia Muridae. Que dicho así, encaja igualmente con la definición de trepa cabrón que tanto prolifera en nuestras oficinas, pueblos, ciudades, empresas, partidos, y pedanías ¡QUE NO ENTRÉIS EN BUCLE! ¡ATENDED, INSENSATES ! Aquí estamos hablando de RATAS DE COLOR – MÚ GRANDES – QUE TREPAN POR LOS ÁRBOLES LAS MUY HIJAS DE PUTA – QUE SON AGRESIVAS CON LAS PERSONAS HUMANAS-

El que diga que ya no se puede ir a peor, o es tonto del belfo o una rata negra trepadora camuflada. Como salga Fernando Simón por la tele atragantao con una almendra y diciendo que como mucho serán dos o tres ratas gris oscuro pero no mucho, trepando no más allá de medio metro, yo me mudo a otra galaxia…

Compartir esto en Redes Sociales, Whatsapp o por correo electrónico

Este sitio web utiliza cookies, y por tanto si continúas en él, das consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, y bla, bla, bla.. . Pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies