Me acabo de poner a pensar qué nombre artístico se pondrían los toreros asturianos, y me salen ejemplos como estos:

“Morante de la Pola”

“Pelayín del Picu”

“Faltosón de la Braña”

“El Guaje la Panoya”

“Cachopín de la Virgen”

“El Neñu la Pingarata”

“Babayón de Perlora”

“Picachón de la Hostia”

“Falín de Pumarín”

“Carbayón Travolta”

“FernanDIN A4” (banderillero de escasa estatura, y encargao en una papelería)

“El Guaje’l Pegollu”

“Yesfatu O’Faiste” (padre de Sierra Leona, madre Irlandesa)

“Juanchu Zriforfaif” (torero revelación de eso moderno)

Ya no digamos en el caso de las toreras:

“La Neña la Ñocla”

“La Guaja l’Entrepatu”

“Vaskomemel Ratu” (hija de nigerianos asentados en Limanes)

“Olivia Datedehosties” (Sotrondio)

“La Llanisca Solitaria” (picaora)

“Jennifer Iamuestres” (Xixón)

“Zulima Niegu”

“Takashi Ringüelu” (padre japonés, madre de Pravia)

“Karminde Lapola” (madre vasca, padre de Tiñaña)

“Genoveva Queirada”

“Takela Pariò” (padre senegalés, madre de Palafrugell)

“Betty Arraskala” (encargada de cerrar la plaza una vez vacía)

“Florentina Tarna” (diestra oriunda de Caso particularmente dotada para el canto y el baile)

“Iovanca Brales” (afamada banderillera, de padre polaco y madre inglesa, y activista contra el Peusek y otros productos para la higiene podal)

Y por culpa de esto, ahora no puedo echar la siesta. Así no hay quien viva…

Quiero unirme a la lista de reservas Te avisaremos tan pronto como el libro esté a la venta (primeros de 2022). Por favor, escribe una dirección de correo electrónico válida.