Pues esta cosa es la QUINTA entrega de Borja y Sandra Mary #NoEsCulpaMía #YeLoQueHay #SoyInocente


Día 8

¡Sonso, tía! ¡Hoy ha sido mi primer día de profe en el Instituto! #AyQuéSúperNervios. El día ha empezado un poquito pronto porque el gallo psicópata de mierda ha cantado a las cuatro, a las cuatro y media, y a las cinco . Luego nos ha dejado dormir un poquito, pero a partir de las cinco y veinte ya se ha arrancado de carrerilla con el repertorio completo de Pitingo y no ha habido manera. Y Borja desencajado y con los ojos inyectados en sangre diciendo que más tarde iba a buscar en Google un sicario para gallos y que como encontrase uno apañado de precio se iba a cagar “el gallo hijueputa”. Tía, desde que ve “Narcos” está como súper rudo y malo malote .

El día ha amanecido muy nublado, y justo a la hora de salir a coger el autobús para ir al Insti se ha puesto a llover así como finito , ¡¡Y por fin he podido estrenar mis Hunter nuevas y un chubasquerito a juego súper cuqui que me he comprado!!  He salido de casa con un megasubidón gritando #VivaLaLloviznaAsturiana #Txirimiri y cositas así .

Nada más salir de casa, el vecino se ha acercado corriendo y me ha advertido en voz baja así como con miedo y mirando para los lados muy nervioso que no diga “llovizna” porque aquí se llama “orbayu” y que no diga “txirimiri” porque si no nos van a dejar de hablar los de la urbanización #SúperRarosLosAsturianos.

Antes de coger el autobús he desayunado en un bar que hay al lado de la parada. He pedido un café y resulta que aquí hay dos tamaños: café pequeño, que es un café en taza de persona normal, y luego ya café mediano tamaño barreño (para que te hagas una idea, el café mediano es casi tan grande como el café estándar de Tineo… #FlípaloTía), pero sin embargo no hay café grande porque el café mediano ya es grande de por sí, con lo cual lo que no hay en realidad es café mediano, pero al café grande lo llaman mediano y tengo la sensación de que el universo va a implosionar de un momento a otro #NoEntiendoUnaMierda Pero lo que ha sido de flipar del todo es cuando le he pedido unas porras para tomar con el café al señor del bar y va y me trae con cara rara tres Chupa Chups en un plato. #NoVuelvoMásAEseBar .

Luego he esperado un ratito en plan megabucólico bajo el orbayu súper finito a que llegara el autobús #SúperMono #SúperRomántico . El orbayu moja que te cagas y no lo voy a hacer más. Tengo el Loewe con las llaves y la cartera flotando dentro #SúperMojadura #SúperMierda#DesagüeDeSerieEnLosLoeweYa

Aquí a coger el autobús lo llaman “coger el carbonero” o “coger el alcotán”, y en un ratito he llegado a mi nuevo trabajo. El instituto está en un sitio que se llama Sotrondio, que si lo dices con el ceño fruncido y en voz un poquito alta pareces un jefe de tribu zulú súper cabreado que te cagas: ¡¡¡SOTRONDIO!!! 😡😠😡 #TíaAqueSí

Mis compis son lo más! . Ya los conocía a casi todos y me han recibido fenomenal. Como era el día de presentación la mañana se ha hecho cortita. Mis alumnos majísimos. Al terminar las clases mis compañeros me han dicho que ya tengo mote: los chicos me llaman “La Kati”, que por lo visto es la abreviatura de “La Katiuskes” #TíaQuéManíaConMiCalzado #MisHunterSonUnAmor

He hecho amistad con Tere, una compañera que da clase de inglés. Nos hemos ido a comer juntas y hemos estado mucho rato charlando ¡Ay, ya tengo súper amigui en el trabajo! . Cuando le he preguntado de dónde es, me ha dicho que es “pixueta”, que resulta que quiere decir que es de un sitio que tiene mar y que se llama Cudillero y según la lógica asturiana la gente que es de ahí no es cudillerana sino pixueta #EstánLocosEstosAsturianos . Hemos quedado en ir el sábado a conocer su pueblo y a pescar. ¡Ay, qué guay! ¡Tengo que comprar todo el equipo de pescar para mí y para Borja!

Día 11

¡Tía, ya es jueves! ¡La semana pasa megavolando! En el insti todo fenomenal con los compis y Tere y yo cada día somos más amiguis!  Por la tarde Borja y yo hemos ido a comprar cositas para pescar. Como no tenemos ni idea, el chico de la tienda nos ha asesorado muy bien y nos ha vendido un montón de cosas que por lo visto son súper necesarias para pescar peces. Después nos hemos ido de shopping a una tienda de deportes para comprarnos ropa de pescador. Borja está súper guapo con su camiseta de rayas azules y su pantalón impermeable de peto. ¡Le sienta fenomenal el amarillo!  La pena es que ya no tenían botas de goma haciendo juego y se las he comprado verdes. ¡Ay tía, con ese look parece el capitán Pescanova pero en cuqui! .

También nos hemos comprado un libro para aprender a pescar peces porque Borja no quiere que se note que no tenemos ni idea. Por la noche hemos practicado un ratito con las cañas en el jardín, eso sí, sin anzuelo porque nos daba como miedo, y la verdad es que lo de lanzar no se nos da muy bien. El libro dice que hay que poner la caña hacia atrás con la cuerda y el plomo colgando y luego lanzarlo con fuerza hacia delante. Al poner la caña hacia atrás, a Borja se le ha enredado el plomo y la cuerda en una maceta sin darse cuenta. ¡Es increíble lo lejos que se puede lanzar un ficus con una caña! Bueno, con un poquito más de práctica antes de irnos a dormir yo creo que lo vamos a hacer fenomenal!

Día 12

¡Ay tía, menos mal que ya es viernes y se acaba la semana! . Anoche Borja se quedó hasta las tantas practicando con la caña y dice que ya controla mucho. Un día de estos tenemos que ir a comprar macetas porque no queda ni una en el jardín #DeforestaciónTotal . Media urbanización está intrigada por las cincuenta macetas que han aparecido desperdigadas y la otra media se pregunta por qué las farolas de nuestra calle tienen enrollados 200 metros de hilo de pescar con plomos colgando. Borja lo niega todo y no quiere hablar del tema. Hoy el gallo no se ha atrevido a cantar hasta las 9 de la mañana. Borja ha dicho entre dientes no sé qué de la trayectoria de la maceta de los geranios y la casi coincidencia con el gallo en el espacio-tiempo 😳😳😳. Mañana nos pasan a recoger mi súper amigui Tere y su novio para ir a Cudillero. Jo, a ver si nos arreglan el Mini de una vez y no tenemos que depender de nadie…

Día 13

¡Tía, qué súper bonito y qué súper cuestas tiene Cudillero! Si vives en lo alto del pueblo y se te ha olvidado comprar pilas de repuesto para el marcapasos no te compensa bajar a comprarlas. El puerto es muy cuco. Está lleno de barquitos y cuerdas gordas y hay un megaolor a mar que lo flipas . Hemos cogido todos los bártulos de pesca, y Borja se ha empeñado en ponerse los pantalones de peto y las botas en el aparcamiento. El novio de Tere casi se ahoga de las risas al ver el look de Borja y le ha dicho que si se iba a embarcar para la costera del bonito llegaba algo tarde. La costera del bonito debe de ser un certamen de belleza y moda marinera masculina. Borja con lo mono que es, seguro que quedaría entre los tres primeros y al novio de Tere le da rabia ¡Ay, está para comérselo mi Capitán Pescacuqui!

Hemos montado las cañas y las cosas de pescar entre las risas del novio de Tere, que ha dicho que el medidor láser de fuerza de lanzado, el calibrador electrónico de cangrejos, y el cuchillo de eviscerar merluzas son totalmente innecesarios #ElDelaTiendaDePescaSeVaACagar .

Pero el horror de verdad ha empezado a la hora de poner el cebo, que Tere le ha dado una cajita de cartón a Borja  :

-¡Borja, garra xorra y ceba ahí!
-¡AY, QUÉ ASCO! ¡LA CAJA DE XORRA ESTÁ LLENA DE GUSANOS ASQUEROSOS! ¡Y SE MUEVEN!

Y entonces ya nos hemos enterado de lo que es la xorra  . A Borja se le ha desabrochado un botón del peto del mismo asco y yo le he regalado la caña a un chico que pasaba por allí, abandonando definitivamente mi pasión por la pesca. En cuestión de nada, Tere y su novio ya llevaban pescados media docena de peces .

Lo de Borja ha sido un poco más complicado. En el primer intento de lanzado, ha puesto la caña hacia atrás asegurándose de que no hubiera macetas y ha lanzado con todas sus fuerzas con tan mala suerte que se ha enganchado el anzuelo en el bolsillo de atrás del peto, se ha pescado a sí mismo y del tirón se le ha subido la cinturilla de los Calvin Klein hasta los omóplatos. En el segundo intento de lance se le ha enganchado el hilo en una farola y de la inercia el plomo se ha puesto a dar vueltas que se han visto pelis de Bruce Lee en las que los Nunchakus centrifugaban a menos velocidad . La hecatombe ya ha sido en el tercer intento: ha lanzado muy bien pero sin mirar hacia atrás antes de lanzar. El plomo ha salido en dirección al mar que parecía que iba a acertar dentro y todo, pero hemos visto que en el anzuelo llevaba enganchado un trapo verde grande. Ha sonado “plouf” y el trapo se ha hundido. Y ha aparecido un señor jubilado en camiseta de tirantes exigiendo que le devolviéramos su jersey verde de rombos y amenazando con llamar a la Guardia Civil .

Borja súper cabreado se ha puesto a hacer fotos de las cosas de pesca para ponerlas a la venta en Wallapop. Mientras tanto yo me he ido a dar un paseo relajante por el espigón para ver si me bajaban un poquito las pulsaciones y he visto una rampa que bajaba hasta el agua ¡Ay, qué guay! He bajado por la rampa para mojarme las manos en el agua y he aprendido que en la rampa de un puerto asturiano no se debe pisar en la parte de color verde porque resbala que te cagas y bajarás deslizándote de culo hasta el agua mientras en tu cabeza suena la de: “Agradecidaaaaa, emocionadaaaa, sóoooolameeenteee pueeedo deciiiiir: ¡Graaaaacias pooooor veeeeniiiiiiiiir”. Y encima luego tendrás que aguantar a tres señores jubilados hablándote del verdín, de su escaso coeficiente de rozamiento y de la gran virtud que supone no pisar encima pudiendo evitarlo…

Tía, me cambio los pantalones y en otro momento te sigo contando, que ahora nos vamos a ir a dar una vuelta por el pueblo…

¡Besitos de Borja y Sandra María!

 

Ir al capítulo 6

Compartir esto en Redes Sociales, Whatsapp o por correo electrónico

Leer más historias