Los años 80 eran unos años de traca fallera. Por aquel entonces se consideraba que los años 70 eran muy horteras y que los 80 sí que molaban. Los 70 eran una payada de años que no había por dónde cogerlos, vaya.

Porque los 80 eran de una modernidad que se fundía el misterio. Pero eso era por falta de perspectiva y porque no nos fijábamos en los años 80 propiamente dichos. Pasa mucho. Es como cuando un político pofesioná afirma rotundamente que SÍ, pero luego le da como un apretón o un gas o algo, y dice que siempre ha dicho rotundamente que NO. O sea, aquí no, pero allí sí, pero acullá ¡Eso jamás! Son contradicciones que hay que cabalgar, ahí con los genitoides abultaos como melones de Villaconejos de los de presentar a concursos de melones de Villaconejos..

A ver, que tú con aquella americana de calaveras con hombreras de metro cuarenta de eslora por 0,95 de manga te veías del copón. Pero no. Vete a la caja de zapatos de guardar fotos, y mira bien. Verás que llevabas una patera de tamaño medio a cada lao y te parecía lo más plus. Anda, quémalas. Que no queden pruebas.

Hay documentos que demuestran fehacientemente que las lanchas de salvamento marítimo están inspiradas en las hombreras de los 80.

Es más: después de los outfits de los primeros 80, parecía que a la humanidad le iba a entrar un poco el sentido común. Pero no: se pusieron de moda los vaqueros que quedan mal, y los jerseys de Privata. El mocerío decidió que ponerse unos Elvis 501, que están diseñaos pa que te queden como a un Buda unos 501, era fetén. Y entonces ya, de cintura p’abajo las muchachas quedaban como un click de Famobil pero en mal. La cosa se completaba con un jersey Privata de colores raros. El Privata era como el jersey de la abuela de toda la vida, pero sin coletas y con un triangulete en el brazo que, invariablemente, ponía “Privata”. ¡EEEEEH! ¡CUIDAO!.

Dicho así, puede parecer que lo del jersey Privata no era pa tanto ¡NO NI NÁ! Porque al Privata, si querías ser algo en la vida y que te dejaran entrar a las discotecas, ¡HABÍA QUE PONERLE HOMBRERAS! Y entonces ya, aquello fue la plaga. Cualquier zagala que se preciara parecía un HE MAN, que era un muñequete que por arriba era como un armario empotrao pero sin empotrar, y sin en cambio, por abajo era estrechete y recto de culera. Era como un quesito de El Caserío me fío pinchao en dos mondadientes er hioputa. Así no había manera de ligar ni nada. Que había que deducir a partir de pistas como el tono de voz, o el ADN si le podías entrar a alguien o no:

-Disculpe, HE MAN de cromosoma sexual indeterminado, tenga la bondad de escupir en este tubo de ensayo con el fin de determinar si le puedo entrar o no

-¡Grptuá!

Y te tirabas dos horas sacando la secuencia genómica en los servicios de la discoteca. Con lo incómodo que era. Y claro, cuando ya habías acabao de secuenciar, la discoteca estaba cerrando. ¡Cagüen!

Además del ADN había otro medio también, que era el DNI. Mucho más rápido, pero quedaba raro de pedirlo. Eso sólo lo podía hacer sin quedar mal el portero de discoteca y la pulisía nasioná.

En los 80 había que ser ante todo, moderno. Pero que se notara bien. Por ejemplo, salía por la tele Eva Nasarre haciendo Aerobic y llevaba en las paticas unos calentadores de lana. Como es lógico, al día siguiente ya se organizaba un batallón de más de dos millones de abuelas especializadas en satisfacer gilipolleces, que tejían calentadores de lana pa poner por encima de los vaqueros en agosto, cosa muy necesaria. Nunca se podrá ponderar lo suficiente a las abuelas, que después de una vida de sacrificios todavía tenían humor pa chuminadas.

Era muy importante también ser artista de cosas trangresoras. Por ejemplo, te vestías de cretino con la pelambre cardá a lo Kunta Kinte un día de mucha humedad y una cadena colgando del cincho, y ya eras cantante de la Movida:

🎶🎶🎶-PÁNICO… EN EL TRANSATLÁNTICO
ALUCINA MI VECINA
EN MITAD DE LA COCINA🎶🎶🎶
SIDERAL

(estribillo)

🎶🎶🎶¡PÉNDULO, PÉNDULO!
¡ORÁCULO, ORÁCULO!
¡POR LA VENTANA🎶🎶🎶
SE CUELA UNA MANZANA
SIDERAL!🎶🎶🎶

Que ya había que tener cuajo en los melones de Villaconejos…

Y para rematar la actuación sacrificaban un calentador de lana a Satán, cosa que creo que no estimaba en demasía el Maligno porque a quién carajo se le ocurre sacrificar esas mierdas. Lo de tocar bien ya tenía menos importancia. Es más: tocar como el orto era transgresor y molaba mucho. No era como ahora, que la gente es millenial o de la generación nosequé y se ofende por nada.

Yo mismo miro mis retratos de la época y me veo en la obligación moral de mudarme de piso y fustigarme con una fusta de fustigar. También había intolerancia, no nos engañemos. Tú ibas a la discoteca con tus zapatos de tafilete con hebilla dorá y una cosa roja en el medio y calcetines blancos de los de raya roja y azul, y no te dejaban entrar. Yo habría hecho lo mismo si fuera portero de discoteca. Es más: contrataría a Putin de portero de discoteca y ahí no entraba ni Dios con pase VIP.

A ver: que había música que estaba bien y eso. Pero es que también estaba Locomía, y eso le quitaba mucho mérito a la época:

🎶🎶🎶Sexo Ibiza, locomía
Moda, Pene loco mía
Marcha prepucio loco mía…🎶🎶🎶

Y luego ya, era como que en el estribillo corroboraban que, efectivamente, era así:

🎶🎶🎶¡¡LOOOOOOCOOOOOOOMÍA!!!! tintun tin tiiin tun. Tin tin tiriti tín ti tun…🎶🎶🎶

De hecho era tan convincente que durante una temporada los notarios daban fe de las cosas diciendo:

¡¡LOOOOOOCOOOOOOOMÍA!!!! tintun tin tiiin tun. Tin tin tiriti tín ti tun… Son cincuenta mil. Ojo, que de aquella con 50.000 pesetillas eras el rey del mambo.

Y hablando de notarios, prepucios, calentadores y señores de Locomía que trabajan de transbordadores Ceuta-Melilla, vuelven Sandra Mary y Borja con el capítulo 32, número especial donde los haya. Ese número que tantas satisfacciones ha dado a lo largo de la historia gracias a la magia que encierra en la suma de sus dígitos, que tan buena rima tiene y no pare ni preña.

Al igual que el capítulo que le precede, es un capítulo especial.

Para quien no sepa de qué va esta historia absurda, dejo el enlace al primer capítulo por si desea empezar desde el principio. Que en viniendo la Semana Santa es un acto de mucho autoflagelo:

Ir al capítulo 1

He aquí pues, carísimos hermanos y hermanas en la humanidad, el capítulo 32:


 

¡Sonso tía! Hace cantidubi guachipén que no te escribo unas letras, pero es que ha sido salir de los años 70 y entre atascos y golpes de estado y eso, está la calle imposible #EstánLos80Imposibles. ¡Qué fuerte tía! Ahora gobiernan los socialistas .Papá y mamá se han ido al exilio. A la casita de Perpignan. porque dicen que seguro que les quitan el palacete y les suben los impuestos. Además a mamá le ofenden muchísimo las americanas de pana y no lo puede soportar. Pobre…

Por aquí todo bien. Los obreros haciendo barricadas y tirando tuercas con tirachinas y esas cosas que son mucho ellos de hacerlas, y por la tele salen tetas y no pasa nada. Como ya son los años 80 te iba a escribir por la computadora, pero resulta que las computadoras de ahora sólo sirven para jugar al ping pong y no se pueden mandar e-mails ni nada. Papá me ha regalado una con lo que sacó de vender los viñedos y un riñón. Es súper compacta y casi casi cabe en el dormitorio grande. Borja está todo el día con ella. y es súper experto en computadoras, tía. Ha conseguido llevar la contabilidad de casa él sólito. Pasado mañana ya vamos a saber cuánto hemos gastado este mes. En cuanto que termine la computadora de computar los datos.

Lo que es súper chachi molongui es lo de descargar pelis. Te vas a una tienda, y te descargan la peli en una cinta. Luego la tienes que devolver rebobinada, porque de lo contrario el señor del videoclub de descargar pelis te parte la cara. De hecho la gente queda para pegarse en los callejones para ver quién tiene razón: si los del VHS o los del Beta. A los partidarios del sistema 2000 y a los que no rebobinan las cintas los ingresan en instituciones para asociales, bipolares y lúmpenes. Aquí estas cosas son muy serias tía. Espera, que te pongo un hashtag: #SonMuySeriasTía.

Lo que es muy mejorable es lo de volver a ver la peli si te quedas dormida tía. Para cuando llegas al minuto donde lo habías dejado ya te toca hacerte la cera otra vez. #TíaNoHayDepilaciónLáser #TeLoJuroPorSnoopy Lo de tener que depilarse todo el rato con cera es una cosa de mucha opresión y quema que te cagas. Bueno, han sacado un aparato que es como una máquina de afeitar que lleva unos muelles indoloros que te arrancan de cuajo todo el forraje, De color rosa la ha hecho el fabricante, tía. Como para indicar que no duele. El muy cretino. Yo la uso con mucha frecuencia, y la verdad es que si metes la mano en la cera de depilar ardiendo mientras Borja te pisa el dedo meñique, se lleva bastante bien lo de la mierda de la Epileidy #EstoEsSúperModernoTía #QuéLiberación #LoQueInventan

Una cosa te digo tía: se hacen unos temazos que son la monda. Yo por las mañanas me pongo el elepé de Bertín Osborne ese que sale con camiseta rosa que dice “Bertín” y una cinta en el pelo, y todo se vuelve súper dabuten. Cara gluten. ¡Ay, que me lo como!

🎶🎶🎶¡Yo soy un vaaagabuuundooo
que va por eeeeste muuundoooo
con su guitaaarracuestas 🎶🎶🎶
y uuuuna historia que contaaaar!🎶🎶🎶

¡Bertín, capullo! ¡Queremos un vástago tuyo! Tía, está más bueno que el Tulicrem, que es una mierda que se unta en pan en los 80 cuando no tienes otra cosa que hacer. Bueno, la verdad es que el tema de la publicidad sí que es fuerte tía.

Hay un anuncio de margarina para untar en el bocata de chorizo, que sale un señor con bigote y gafas, con pinta como de actor porno búlgaro, que va en un helicóptero que por fuera lleva escrito “Tulipán”. Que eso le quita mucha credibilidad al helicóptero Y entonces decide el señor del porno búlgaro que lo más acertado es aterrizar en mitad del patio de un colegio de niños de clase media-baja a la hora del recreo. Después de aterrizar, barren las cabezas que sobran y eso, y entrevistan a los niños mientras les atascan las arterias a base de Tulipán. Pero como estamos en los 80, aquí nos pasamos por el forro la cosa de la prevención de riesgos y todo eso y aparcamos los helicópteros en doble fila donde nos da la gana. Claro, como hay mercromina, pues da igual.

Lo que es súper fuerte es que han puesto una cosa que es el IVA, que te cobran lo que valen las cosas mas un doce por ciento. Es para ser europeos y hacer carreteras, subsecretarías, departamentos de cosas y eso. Y para que el fontanero te diga:

-¿Lo quiere con IVA o sin IVA, señora?

Que ya verás cómo son cosas que acaban siendo tradicionales.

¡Ay tía! Que empieza por la tele “Tocata” y hoy viene Miguel Gallardo, Alaska y Los Pegotrones, Miguel Bosé y Mecano😍😍😍.

 

Otro día te cuento más cositas guays del Paraguays. ¡Besitos de Borja y Sandra Mary! 😘😘😘

CONTINUARÁ (MÁS ADELANTE, YA SI ESO)

Compartir esto en Redes Sociales, Whatsapp o por correo electrónico

Leer más historias