Naino, naino, ná (microrrelato rumbero)

…y ven los ojos de mi alma que habitan tus caderas esencias alegres de rumba… -¡Qué bonito, Manolo! ¿Es por mi sensual forma de contonearme? -No, por los chichos que t’asoman por la goma los leggins -¡Te odio! -Cuidao Mary, que te se escapa el del...
Quiero unirme a la lista de reservas Te avisaremos tan pronto como el libro esté a la venta (primeros de 2022). Por favor, escribe una dirección de correo electrónico válida.