Los eleccionismos son apasionantes. Con sus campiñas electorales -¡Qué bellas campiñas!- y su canesú. Con su marketing para convencer, con sus proclamas… Con sus declaraciones de intenciones. Con sus declaraciones de patrimonio… Eso es poesía pura. De la mala. Podría decirse que es poesía de imitación de marca blanca. Pero eso sí, muy pura.

No como la eau de cologne de imitación que imita a una imitación de eau de cologne de las de a cuarenta mil duros el cuarto de litro. El eleccionismo electoral es el quiero y no puedo de la poesía. El Paquirrín de las orquestas de cámara. Es como un Louis Armstrong sin mofletes. Que aunque sopla por el cornetín de manera desaforada, como si le fueran los garbanzos en ello, el único sonido inteligible que saca es el de un cuesquete -por el esfuerzo y, probablemente, por los garbanzos- y si acaso saca de la corneta frontal algo parecido a un «PFFFFFFFFTUUUUUUUUT». Pero desafinao.

A mí, que soy un estudioso de los mercadillos y sus gentes, me suena la cosa un poco así:

PUESTO 1

-¡ACERCARSE MARÍIIIIAS! ¡AY LA PROMESA ELECTORAL! ¡ME LA QUITAN DE LAS MAAAAANOS! ¡SEÑOOORA, MIRE MIRE MIIIIRE! ¡AY, LAS POLÍTICAS SOCIAAAAALES! ¡AY LA DOSILARIDAD… SOLILARID… SODIDARIL… ¡AY LA MIEEEERDA YA! ¡RECIÉN ROBAO LO TENGO DE LA MISMA FÁAABRICA! ¡APROVECHAAAAARSE!

-¡Guapoooooo!

-¡AY QUE ME QUITO DE LAS MANOS A MÍ MIIIIIIISMO!

PUESTO 2:

-¡NO HACERLE CASO A EEESE, QUE HUELE MAL Y ES UN TRAIDOL! ¡AY, QUE LE PEGAMOS TÓ PA QUE NO SE ROOOOOMPA! ¡MIRE QUÉ UNIDAD MÁS BUEEEENA! ¡EN «B» QUE LA TEEEEEEEENGO! (crac) ¡Anda, miiiira! ¡He pisao una almeeeeja! ¡AY, QUE YA SOY GINECÓOOOOOOLOGO! ¡MIRE SEÑOOOOORA! ¡AY QUE SE LO UNIIIIIMOS MUY UNIIIDO! ¡LO MISMO EL MASTER QUE EL CURSIIILLO!

-No, si llevo cuarenta años casada. Ya está todo unido, que si se une más, eso ya es la hecatombe. Ej que eso se va cerrando del mismo no uso, sabe usté…

PUESTO 3:

¡Y NOSOOOTROS LO PEGAMOS MÁS PEGAO QUE ESOS COBARDIIIIIICAS! ¡PRIMERO PEGAMOS LA UNIDAD BIEN PEGAAADA… Y CUANDO ESTÁ UNIDA LA PEGAMOS OTRA VEZ! ¡Y LUEGO LO UNIIIMOS, Y LO PEGAAAAAMOS, QUE ESO NO SE DESPEEEEGA! ¡AY, QUE QUEDA UNIDO A PERFECCIÓOOON!

– ¡Miusté! ¡No me dice eso en el Club de Campo mirándome a los abdominales porque no me sostiene la mirada, y…!

-¡AY, VÁAAALGAME! ¡EL SEÑOR CON PARESTEEEESIA, QUE TIENE EL MIRAR DE CEMENTO ARMAAAAAO! ¡AY LO QUE LE PEEEEESA! ¡QUE LO VEO YO MENOS UNIIIDO QUE LA SEÑORA DE DONALTRÁAAAN! ¡NOSOTROS SE LO PEGAAAAMOS! ¡AY, TRÁEME EL TRABUUUCO, QUE VERÁS QUE TIRO LE PEEEEGO!

-¡Vaspania, miusté!

PUESTO 4

-¡NUSOTRO SEMO LOS ÚNICOS QUE AHORA SÍIII! ¡AAAY, QUE LO MISMO QUE LE DIGO DE QUE SÍS, LE DIGO DE QUE NOS! ¡AHORA SÍS! ¡AHORA NOS! ¿VEN COMO ES VELDÁ? ¡VEEEENGA, MARÍIIIAS! ¡ANIMARSE TOOOODAS! ¡TODAS ARRIMAAAAADAS PA’CÁ!

-¡Joer, es buenísimo el jefe con la publicidad subliminal, ¿Eh?

-Sí, pero no. Claro que a lo mejor. Lo mismo sí, que no. No. Sí. Tal vez. Por supuesto. Que no.

PUESTO 5

-¡Y LIMPIANDO QUE TE LIIIIIMPIA, YA ESTAMOS PREPARAAADAS PA GOBELNAL! ¡COMO LOS CHORROS DEL OOORO! ¡AY, QUE LO GOBIEEERNO! ¡MIRE EL MINISTEEERIO! ¡QUE ME LO QUITAN DE LAS MAAAANOS! ¡ACERCARSE, MARÍIIIIOS! ¡ARRIMARSE, MARÍIIIAS! ¡ANTES PODERÍÉEESEMOS, Y AHORA QUE HE VOLVÍIIO MÁS QUE VAMOS A PODERIER! PORQUE SI NO PODERÍERAMOS OTRA COSA SERÍAAAA, PERO MÁS VALE PODRIER EN MAAANO, QUE CIENTO PUDIEEENDO! ¡AY, VÁAALGAMA LA PAAAAYE!

-¿Pero qué diiiiices?

-¡CIELOS, MI MUJEL!

Y no tengo más ná que dicir. Buen finde, Y no se ofendan, que es malo pa la visícula. O bien, oféndanse. Que cada cual, pues oye…

 

**************

 

 

Compartir esto en Redes Sociales, Whatsapp o por correo electrónico

Este sitio web utiliza cookies, y por tanto si continúas en él, das consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, y bla, bla, bla.. . Pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies