A mí me gusta mucho septiembre porque salen todos los coleccionables de “Monta tu propio laboratorio de drogas”, “Mondadientes del mundo: un recorrido por el escarbe dental en general”, o “Piedrolos y minerales tochos”, que con el primer fascículo te viene un auténtico morrillo de catorce kilos y la primera pieza de la nave industrial pa ir guardando el asunto.

Me gusta septiembre porque no sabes si salir de casa con zamarra polar -por si refrejca- o con chancletas de esas que cuando das un paso te van tocando la castañuela en la planta del piesamen, dando ese ambiente tan folklórico-festivo.

Me gusta septiembre por la emoción de pagar los libros del cole, que se compran por palés y, por el precio, deberían contener el secreto de la vida y la receta del Avecrem. Pero no viene, que lo miro todos los años y ná de ná.

Me gusta septiembre porque salen anuncios de la vuelta al cole y cantan canciones de mucha esperanza:

🎶Volvemos al cooole
Con ilusiooones🎶
Menos mal que soy mayooor
Y no voy al coooole…🎶
🎶Y ya dejáis de tocaaar
¡Los cooooj…🎶

-¡Papa, papa! Necesito otros cincuenta euros pa lápices del 2, goma 2, y un estuche nuevo, que ahora tiene que ser de Maluma porque si no, voy a ser el hazmerreír en clase

-¿PERO TÚ NO TE HABÍAS IDO AL PUTO COLE?

Y mientras estabas de vacaciones han aprovechao pa subir la luz y la gasofa a la buena fin de hacer más llevadera la vuelta.

Septiembre: ESE MES

*****************

Compartir esto en Redes Sociales, Whatsapp o por correo electrónico

Leer más historias