Lo de las pelis rollo épico, con dragones, brujos, elfos cuquis y elfas buenorras, es una cosa que me apasiona del todo. Esto es así, y punto. Porque mola mucho el ambiente, se conoce gente interesante, y además si se come, se guerrea o se machihembra, se hace a lo grande. Sin conocimiento ninguno. Como si se pagara con tarjeta black.

Y es que ahí, si te hueles que va a haber una andanada de hostias como pianos de cola, nunca te vas a quedar defraudadito. Ahí las operaciones de fimosis se hacen directamente con hacha. Hay más fostiones que en una peli de Bud Spencer, y además con mucho más arte y mucho más estético todo. Dónde va a parar…

Porque Bud Spencer era como un puto armario empotrao, y aquello era dar un bofetón a mano abierta y al afortunado se le quitaba la tontería pa tres generaciones. Pero en una una peli épica son más finos y las hostiejas se reparten con espada, lanza, bastón mágico con un piedrolo en la punta, y herramientas de ese pelaje. Si eres un troll medio monguer, entonces puedes usar una porra gorda, pero gorda de dejar a la sota de bastos a la altura del cagar. Los trolls no tienen glamour ninguno y se lo pueden permitir.

El asunto de comer y chumar, es otro nivel. Lo más parecido que encontramos en el mundo actual es el desayuno bufet libre de hotel. Que por alguna razón, ahí te pones como la gocha. Eso es incompatible con la vida. Que en tu casa, con suerte, desayunas unas magdalenas mojás en el café y te quedas como una persona mayor. Pero en el bufet libre del hotel, por lo que sea, te pones estivigüonder de tragar tocino frito con revuelto de huevos y salchichas con todas las salsas que haya, y siete bollos de pan. Y habichuelas con tomate, que eso es de ser muy pervertido. Ya luego va el café, los cruasanes y tostadas con mantequilla y mermelada, y varios bollos repulsivos que no saben a ná, pero te los comes igual. Y catorce zumos de naranja con sabor a anticongelante caducao.

Del follifornicio y el machihembre ni hablamos ya. Eso es una cosa de vicio puro y duro, que ya es machihembrar por machihembrar. Como el desayuno bufet de hotel, pero juntando velcro sin tiento ninguno.

Pero si hay algo que me hace reflexionar, es quién coño se encarga ahí del asunto de la seguridad e higiene en el trabajo. Y de la seguridad e higiene en general. Y la respuesta es simple: nadie. De lo contrario las pelis épicas serían inviables por no cumplir con la normativa vigente ni de coña.

Tú imagínate si en las pelis épicas hubiera inspectores de sanidad: ahí no ibas a poder encontrar una tasca en condiciones ni siendo el puto Gandalf con GPS y guía Michelín. Los taberneros tienen el uñamen que eso ya no lleva más roña, un delantal que eso si lo posas se queda de pie, y la piñata toda putrefacta, que es una cosa que da muy mala imagen de marca. Calcula como tendrá la cocina el cabrón. No te dan el permiso de apertura ni de coña.

Y la cosa se pone peor si hubiera inspectores de trabajo. Ahí no está dao de alta ni Dios. Del tema de la seguridad en el puesto de trabajo, ya ni hablamos. Está todo hecho con muy mala intención.

Tú vas tranquilamente por una mina huyendo de los trasgos, o de los orcos o de su fucking madre, y ahí no hay ninguna medida de seguridad ni nada. Que además vas apurao, porque te caen flechazos de todas partes, y fogonazos de dragón.

Claro, así no puedes estar a lo que estás. Es como cuando vas por el centro y te acosan los captadores de ONG, pero mucho peor. Y ¡Tócate los huevos! Tienes que pasar a la puta carrera por un puente sin barandillas ni nada, que además resbala más que el servicio de un after y en el que como no hay luz, no se ve una mierda. Que eso no lo hace con tan mala hostia ni Calatrava.

Por supuesto la caída al abismo es de varias leguas, que ya me dirás por qué coño ponen esos precipicios tan tochos debajo de los puentes. Eso es de ser imbéciles del todo. Y claro, tienes que ir corriendo, con la espada en la mano, tratando de no sacarle un ojo a tu compañero, que se llama «Fordendor, hijo de Abstroloz, portador del Ojo de Randor, guardián de las Puertas de Gorlon, afilador y paragüero» (que ya hay que tener huevazos pa llamar a un hijo así. Eso es de no quererlo nada), procurando que no te asaeten el ojete de un flechazo, ni te fría el dragón cabronazo, y a la vez procurando no pisarte los bajos de la capa o de la túnica, que entonces además de darte un hostión épico quedas como el culo. A las pelis épicas hay que ir vestido en condiciones, y no de mamarracho ¡Zoquete!

No contentos con eso, luego hay unas escaleras empinadas como la madre que las parió, y por supuesto sin pasamanos ni nada. Menuda mierda. Y sigue habiendo un precipicio como el de antes, pero ahora en el fondo hay lava volcánica. Hay que ser muy hijo de puta para dar licencia de obras en un sitio así. No me jodas. Ahora aparecen más orcos, trasgos, trolls, güirlundums, y unos bichos más feos que pegarle a un padre. Eso es igual que la puta ONU, pero peo… eso es igual que la puta ONU.

Suponiendo que no te empiñones la gran hostia por los múltiples precipicios y desniveles, te caigas de morros en la lava ardiente, o te reviente el cráneo un troll con tranca de reglamento, llegas a la salida, que por supuesto no está debidamente señalizada. Ahí no hay ni puerta. Y sales a una llanura soleada llena de flores donde ya no hay peligro ninguno. Y además los que te perseguían no llegan a salir porque el puente de Calatrava no aguantaba el peso de tanta peña junta. Lo cual demuestra que:

A) Eres imbécil, Tenías que haber rodeado la montaña en lugar de haberte metido por esa mina de mierda.

B) Además eres un tacaño. Todo eso por no pagar el peaje del camino molón. Que si fuera Asturias, lo entendería, pero ahí con cuatro monedas mierdosas te sobraba.

C) Después del puente de Calatrava ya no tenía sentido correr porque se han despeñao esa panda de cabrones.

D) De haber inspectores, en las pelis épicas estaría todo cerrao por incumplimiento de normativa vigente (vacunación de dragones, seguro de responsabilidad civil, ausencia de barandillas y/o cerramientos homologados, carnet de manipulador de alimentos licencia de uso y manejo de tranca, y toda la pesca)

Y por eso no hay inspectores de nada en las pelis épicas.

 

 

*************

 

Compartir esto en Redes Sociales, Whatsapp o por correo electrónico

Este sitio web utiliza cookies, y por tanto si continúas en él, das consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, y bla, bla, bla.. . Pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies