Mira que hay cosas por las que preocuparse y alarmarse. Pues me he puesto a ver en plan masoca una peli sobre pandemias. Que eso, pues tiene un pase. Pero lo de que la peli sea coreana y esté doblada en español latino, es una cosa de lo más inquietante. Como que no pega. Me explico:

Situación: hay una pila de gente que no puede negar ser coreana ni queriendo. Por una cuestión de hechuras y génética, Y porque es muy difícil poner cara de no ser coreano cuando eres coreano. Eso es como si le dices a un montón de actores negros, que tienen que interpretar a un animado grupo de cortesanos de Luis XIV, «¡Eh, tíos! ¡Actuad con naturalidad! ¡Intentad no parecer negros!»

Por si el ejemplo no está lo bastante claro, o le falta algo de paridad, añado: es como si estás rodando una peli de Tarzán, que es negro, llegando a un poblado en plena selva subsahariana y sale toda la tribu -contrataos en el mismo Albacete- y tú, como director, les dices: «¡Hey! ¡Tarzán! ¡Intenta ser un poco más de color rosa. No. Un poco más.¡Aaaahi! ¡Me lo has clavao! A ver, los de la tribu, por el contrario, teneis que poner un poco más de cara de ser negros. Más. Un poco más. ¡No es suficiente! ¡Despedidos!»

Ahora que la cosa está aclarada de forma paritaria y hay pa tós, sigo.

Mayormente todo está despendolado y un mogollón de coreanos andan deambulando en masa por la calle. Unos en pánico y otros negando que ocurra nada. Bueno, vale. En eso sí que hay un componente hispano clarísimo, pero bueno. Es una peli, y no hay que creérselo todo. No es como el Facebook o el Whatsapp, que ahí sí que todo lo que te manden va a misa.

El ejército coreano anda por las calles en sus vehículos militares de bajo coste, pero muy eficientes. Los helicópteros de bajo coste y también muy eficientes, sobrevuelan la maraña de gente dando instrucciones:

-¡Atensión! ¡Dejen sus autos parqueados, y prosedan a evacuar por la salida de emergensia más rechingona! Y no lo olviden: ¡Si toman, no manejen! ¡Putos!

Claro. Esto ya es chocante. Un poco. Bastante. Mucho. Prosigo:

La poli de Corea no da abasto a contener y orientar a las multitudes. El inspector San Yong Daewoo, a través de la megafonía del coche patrulla, lanza instrucciones a los despavoridos ciudadanos que abarrotan lo que vendría siendo la Gran Vía o la Castellana de Corea:

-¡Atensión! ¡Acá les reporta el inspector San Yong Daewoo! ¡Es un gusto verlos acá, nomás en esta nueva pandemia! ¡Aléjense de acá pues, culicagaos! ¡Y no olviden suscribirse y dejarme un like si les gustó!

Claro, así es imposible. No. En serio. Voy a ver si ponen Cine de Barrio o algo. ¿Hay pelis de Paco Martínez Soria en el Netflix?

Edito: en este mensaje, toda referencia a Corea, se refiere a la del sur. Así, por matizar.

Compartir esto en Redes Sociales, Whatsapp o por correo electrónico

Este sitio web utiliza cookies, y por tanto si continúas en él, das consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, y bla, bla, bla.. . Pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies