Siempre barrunté que los fabricantes de artilugios tienen la impresión de que los futuros usuarios son unos chepos de nivel cum laude.

Por ejemplo, le das a “Apagar” al esmarfón y te dice: “El teléfono se apagará”. O lo de “Cuando arranque la motosierra procure mirar de no amputarse los güitos ensujetándola con lo que corta metido en el entrepato”.

Y así todo. Qué sé yo: “Se ruega no comprobar si hay fuga de gas arrimando un mechero. Pueden producirse pupitas sesuales”. “Nuestro exclusivo peine no es adecuado para peinarse con cortinilla porque se le va a ver el cartón igualmente. Ni nuestro exclusivo peine, ni ningún otro, vaya”

Ya ni hablamos de “Desembale su nuevo TV antes de usarlo. De lo contrario podrían producirse problemas en la visualización de la imagen” O “No mire por el cañón de su nuevo fusil de asalto si existen proyectiles atascados. Podría pasar como con la tele si no la desembala primero”.

Pero luego lees los comentarios de las redes sociales y dices: ”¡Ah, carallo! Por eso era”.

 

——-

Compartir esto en Redes Sociales, Whatsapp o por correo electrónico