Oye, de verdad. Los piratones, hackers, malandros, y seres que se acercan por puro interés en general en las redes sociales mandando solicitudes de amistad a cuatro manos como si fueran gratis, ya no se lo curran nada. Y luego pretendemos que haya acuerdos para gobernar, y cosas de ese tipo totalmente irrealizables, cuando en lo más sencillo la cosa hace aguas por todas partes.

Que mira que es una cosa de todos los días, pero de verdad que me sigue apasionando. Hoy no iba a ser menos:

.-Mozuela explosiva enseñando cacha, que ya directamente te dice que vayas a ver sus vídeos calientes. Que así de mano dices: «¡Coño! ¡Vídeos de empanadas, y croquetas! ¡Voy p’allá!». Y luego resulta que son cosas de machihembre y fornicio en general, y te frustras muchísimo. Estas van de frente, y sin tonterías. Y además, claramente, quien está detrás tiene que ser un gañán diplomao dirigiéndose a gañanes sin diploma. Fallo: Muchas veces ponen fotos de la moza en cuestión, pero cada foto es de una moza distinta. Esto ya, junto con la bienvenida de «Cómeme tó lo vivo, aguerrido desconocido del feisbuk» debería hacer sospechar. Pero oye, no. Porque tienen un montón de amigos confiadísimos.

-Luego ya está el modelo «¡Que le des me gusta a mi página, copón!» Estos son muy malvados, porque crees que va a ser una amistad sólida y duradera, como todas las del Facebook, pero una vez le das me gusta a su página pasan de ti como de la mierda. De hecho pasan de ti como de la mierda antes de que le des me gusta a su página. Son los amantes fugaces del Facebook. Los maestros del «Si te he visto no me acuerdo» o del «Ya si eso nos llamamos». Fallo: deberías haberte dado cuenta al aceptar a un señor que se llama «Fritangas Abelardo» o «Ferretería Corrochano», que además te pones a mirar y no tiene ná interesante publicao en su muro. Claro, es ná más que pa pillar cacho…

-Lo de los prestamistas ya me tiene hasta los forroñocos. Llamar, se suelen llamar con un nombre francés, y de foto de perfil tienen a una señora con gafas de ver de cerca y aspecto severo y formal, como de llevar dos semanas sin cagar, sentada en una mesa de despacho. Luego hay alguna foto suelta de esa, u otra señora que no se le parece más que en el estreñimiento pertinaz, estrechando la mano a unos señores también estreñidos, con pinta de ser importantes o algo. Como para darle peso a la historia. Pero cuatro posts más abajo sale un señor negro sentao en un bidón de plástico con una gallina al lado. A ver, que hay que darle un poco de coherencia a la historia ¡Coño! ¿Dónde está el carácter del personaje? ¿Qué estructura es esa? Eso para peli de Almodóvar de los ochenta, pues sirve. Pero para pedir amistad por el facebook, no. ¡Muy mal, prestamistas! ¡Vagos! ¡Ponéos a trabajar!

-Y cierra el ranking una persona en pose pretendidamente sensual y juvenil, que eso no hay por donde cogerlo, pero como de andar por casa en zapatillas descalcañadas, que busca «amistad y lo que surja», y que a todas luces es totalmente real. Y para una solicitud que parece sincera y auténtica, no la acepto. Reconozco que me he acojonado muchísimo por lo de «…y lo que surja». No vaya a ser que surja…

Y esto para empezar el día. No. En serio: hay que currárselo un poco más ¡Hombre, pordió!

 

 

 

*************

 

 

Compartir esto en Redes Sociales, Whatsapp o por correo electrónico

Este sitio web utiliza cookies, y por tanto si continúas en él, das consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, y bla, bla, bla.. . Pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies