Ya sé que hoy el asunto es felicitar el año y eso, pero es que me parece que se habla poco de esas personas que han estado o estarán esta noche al pie del cañón para que todo funcione.

Por eso quiero dar las gracias a:

.-El que le plancha el vestido a la Pedroche. Eso debe de dar un estrés de la hostia pensando en que se te desintegre en cualquier momento. Eso lo deben planchar echándole el aliento, y con cuidado.

.-El chino que enrolla las serpentinas, y le pega un lametón en la última vuelta pa que se pegue. Vaya trabajo de mierda. Eso no está pagao.

.-El chino que se tira to’l año con la cosa esa de agujerear el papel. Todo el año currando como un cabrón, y como mucho saca cinco kilos de confeti. Lo justo pa llenar dos bolsas de Alimerka, que considerando que luego viene hacienda y se queda con media bolsa, da una idea de que muy mal. Porca miseria.

.-El otro chino que le pone la gomica a los gorretes de hacer el pijo después de las uvas. Eso está pagao de más, porque no hay un puto gorro que traiga la gomica atada como Dios manda. Eso no dura un asalto o, en su defecto, no soporta medio baile del Polvorete.

.-Los afinadores de matasuegras. Oye, que muchas gracias pero a la hoguera con ellos. No se puede tener tan poco gusto musical.

.-Los Técnicos Superiores en Despellejar y Despepitar Uvas. Eso no está pagao. ¿Qué trabajo inhumano es ese? Sólo de pensarlo me dan las siete ansiedades todas juntas.

Y hablando de despepitar, quiero pedirle al nuevo año que me traiga éxitos y riquezas a lo bestia. Pero a lo bestia, de como si fuera el dueño de la patente del Satisfyer.

Y por lo demás, parece que se ha quedao buena tarde.

Hala, alegrándome mucho ¿Eh? ¡Un abrazo!

 

Compartir esto en Redes Sociales, Whatsapp o por correo electrónico

Este sitio web utiliza cookies, y por tanto si continúas en él, das consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, y bla, bla, bla.. . Pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies