¡Jo, qué calor! En mi vitrocerámica, en un día como hoy, se podría freír un huevo.

Dándole al “On”.

Y poniendo una sartén de por medio.

De lo contrario no se podría porque es de inducción y aquello sin sartén no induce ni al delito ni al pecado ni a nada. No induce un carajo.

Y es por esto que la vitro de inducción es una mierda para poner ejemplos de “hoy hace tanto calor que se podría freír un huevo en”. Porca Miseria…

¡Jo, qué calor!

 

 

Compartir esto en Redes Sociales, Whatsapp o por correo electrónico

Leer más historias