HUCA: 4-6-18. Primer día de la Nueva Era.

El aparcamiento tiene unas colas enormes. Como si abriera un Estarbacs o regalaren gorras de Cajastur.

Antes de entrar veo una señora riñendo a la madre, que es muy mayor, porque estaba diciendo cosas de señora mayor.

En la entrada me han intentado vender lotería y apuntarme a una ONG de cosas de oenegés (ja, dejé, dejebe de sebinogüa)

En la computadora de sacar el ticket había gente que no se aclaraba. Metiendo la Visa y cosas así:

-Nun salen perres. Que venga el encargao del cajero!!!

Aluego había gente que no se aclaraba con el ticket:

-¡Ay madre! Planta 2. ¿Ande queda eso?

-Entre en esa caja metálica y apriete un botón que tiene un dibujo con forma de pato. Salga en cuantis que se abra la puerta.

-¡Ay madre! Nun saben qué inventar…

En la sala de espera había gente como resoplando y con cara de estreñimiento pertinaz. Noto humedad en la pernera. Va a ser por el paraguas, que lo llevo pingando.

-Pues parece que no acaba de llegar el verano, ¿Eh?

-No me ofrezca conversación de sala de espera. ¿Acaso no ha visto mi cara de estreñimiento pertinaz? ¡Estúpido! ¡Aparatoso!

Y una señora:

-¡Ay madre fía! No acaban de llamame. Con la prisa que tengo por culpa de que tengo prisa…

-Peor ye lo mío, que llevo medicada pa la prisa quince años. ¡Mire qué cicatriz tengo aquí en la rabadilla, mire! Yo ye que toy mal de las prisas y por eso tengo que medicame…

-¡Por fin salió el mí número! ¡Ponme media raja de jamonyor de lo de oferta pero de ese no, que ta seco! Córtalo Finín, vida

-¿Quién da la vez?

-La computadora de dar la vez

-¡Hala! Mira en qué pijaes gasten les perres. En vez de gastalo en lo que teníen que gastalo…

Luego había un señor cuarentón como yo, pero iba vestido como de rapero jubilao, con sudadera con un número tocho y cosas en inglés “87 Oklahoma – Spirit of the Chosco- living la vida loca”. Y además enseñando la gomilla del Abanderado por encima del pantalón semicagao. ¿Por qué?

Y sobre todo: ¿Por qué?

Luego me han dao la receta mal cubierta, toda cutre. Si sería cutre, que me la hicieron a mano y se entendía la letra perfectamente.

Oye, en serio: lo del señor rapero jubilao ¿Por qué? ¿Pa qué?

Total, que ya son las doce y media y está todo como siempre. ¿Dónde está el cambio? ¿Eh? ¿Eh?

¡DI MI SIÓN! ¡DI MI SIÓN! ¡DI MI SIÓN!

 

Compartir esto en Redes Sociales, Whatsapp o por correo electrónico

Leer más historias