Diréis lo que queráis, pero es notablemente más difícil de entender una letra de Shakira que un poema de Góngora.

Ejemplo:

La dulce boca que a gustar convida
un humor entre perlas destilado,
y a no envidiar aquel licor sagrado
que a Júpiter ministra el garzón de Ida,
¡amantes! no toquéis si queréis vida:
porque entre un labio y otro colorado
Amor está de su veneno armado,
cual entre flor y flor sierpe escondida.

(Luis de Góngora.)

Traducción: no andes ahí comiéndote los morros a lo fato intercambiando salivilla, que eso tiene gérmenes, es pecao, y luego te casas o coges un herpes o algo peor.

Una obra de arte del copón, sin lugar a dudas.

Por otra parte:

Mená, moré. (gallo)
Mena, mená (gallo), moré.
Lobby solí, toimé lansé (gallo)
Mena, mená, moré.(gallo raro. Posible nódulo en las cuerdas vocales)
¡Mena, menamo (flema)!

(Chaquira)

Traducción:我想我會在酒吧那個美女帥哥交配 (creo que me voy a aparear con ese hermoso efebo que acabo de ver en el garito)

No voy a negar que los poemas de Góngora no son bailables,
y de serlo, no serían de bailar agarrao por lo del intercambio de fluidos, y que con uno de Chakira por el contrario, tampoco te ibas a comer una rojca, pero ¿Sí o qué?

Home, no me joder…

 

Compartir esto en Redes Sociales, Whatsapp o por correo electrónico

Leer más historias