-¡Coño! ¡Una lámpara de oferta! Meca, tiene aquí una manchuca. A ver si con el pañuelo y un poco saliva sale… (ghhhhhhr ¡Grptúa! ñiqui, ñiqui, ñiqui…)

(SHHHHHUUUUUUMMMMM)

-¡Hola! ¡Shoy el genio la lámpara oferta del Ikea!

-¡Hala!

-Le concedo medio desheo shueco. Rapidito, que no tengo to’l día

-¿Pero no eran tres?

-Esh que shoy el genio la lámpara LED, mireushted. No gashto una mierda

-¡Madre que me parió! ¡Putos recortes!

-Esosh recortesh de losh que ushted me habla shon hilillosh que no toca hablar de losh alcaldesh

-Pos quiero que me suban el sueldo

-¡Concedido! ¡Medio shueldo para ushted sholito! Ojo, ¡Y con la mishma jornada! De momento… ¿Qué va a hacer con el dinerito? ¿Tapar agujerillosh, eh?

-Oiga, pero…

-Hehehehehehe. Hola. Soy Cristóbal y vengo a retenerle la mitad del medio sueldo. Hehehehehe. Es por la Tasa Impositiva sobre Mariconadas de Oferta. El TIMO. ¿Qué, defraudando eh? ¡Defraudador! ¡Mariquita! hehehehehe…. ¡Ayyyyyy! ¡Tap, tap! (cachete mofletero)

-¡Hostia! ¡El señor Burns!

-¡Excelente!

-Bueno, puesh yo me voy yendo del plashma. Muy buenash tardesh y mucho tardesh, que shon mireushté, lash lámparash LED de losh alcaldesh…

-Hehehehehe… Qué le iba a decir… El IVA de la lámpara lo habrá pagao ¿No? Es pa hacer carreteras y hospita…. ¡HEHEHEHEHEHE! ¡AY, NO PUEDO! ¡HEHEHEHEHEHE!

-Jo. No vuelvo más al Ikea español…

 

 

Compartir esto en Redes Sociales, Whatsapp o por correo electrónico

Leer más historias