Lo güeno de tener una contractura copónica en mitad del medio de la espalda, (dícese de aquellas contracturas afectas, pertenecientes o relativas al copón), de esas que duelen más que Pitingo cantando “Chalaneru”, es que va el médico y te pone unas drojas en el Cola Cao que son lo más plus. Son tan eficaces que te parece todo bien.

-Suben la luz y los impuestos. Jorge Javier for president. Llaman a la puerta a la hora de la siesta los mormones, los adventistas del séptimo de caballería, los intestículos de Cleofás, y Esteisi Ramíres, la de Jazztel. Tóos a la vez.

-Gñgñgñgñ… ¡De puta madre! ¡Que pasen!

Si a Donaltrán le hubieran dao una pastillina de estas, en lugar de tomar posesión, decorar su casa como si fuera un traficante de armas armenio, o vestir a su hijo con el uniforme oficial de ” Exijo que mis amiguitos me agredan en el cole”, y todas esas cosas que se hacen cuando eres Donaltrán, a estas alturas tendría un canal en Youtube de esos de ponerse orejas de gato y dar súper consejitos anómalos around the world. Y el mundo sería un lugar mejo… Y el mundo sería un lugar más… Y el mundo sería un lugar.

 

 

Compartir esto en Redes Sociales, Whatsapp o por correo electrónico

Leer más historias