El careto que se te pone cuando a 3 minutos de cerrar una tarde víspera de festivo te viene alguien a pedir un presupuesto y le atiendes amablemente y sin perder la compostura ni la sonrisa ni ná porque yes un pofesioná de tomo y lomo con pimientos…

Compartir esto en Redes Sociales, Whatsapp o por correo electrónico

Leer más historias