Decía un romano de aquellos que decían cosas de romanos antiguos:

“Quod ofensatus est per humorem, strenimientum mentalis gordus habeat et vaiam per deus, quid lastimica plus grandum.”

Incluso había romanos que decían:

“Destalentatus ofensatus est to’l ratum et quid primerum olet, in culus propius habeat cuescum”

En la imagen, un romano de los que se quedaban de piedra con tó y tenía estreñimiento romano pertinaz. Los romanos serían imperialistas y eso, pero tenían su cosa. Qué importante es no tener estreñimiento mental.

 

¡Ay omá, qué planazo de gente!

 

Compartir esto en Redes Sociales, Whatsapp o por correo electrónico