Capítulo 27 -CRÓNICAS DESDE EL PARAÍSO: diario de dos emigrantes en Asturias

Hay gente muy rara. Que habrá quien diga que no, pero la ciencia lo demuestra sin ir más lejos indicando que hay canales de teletienda 24 horas y gente que los ve las 24 horas. Que tienen ahí todo explotao al señor que se asombra por cualquier gilipollez que dice: “¿Un cuchillo que lo mismo corta pan, latas vacías de birra o un tirafondos oxidao del 8? ¡Vaya, es increíble Mike!”. ¿Dónde están ahí los sindicatos? ¿Eh? ¿Cuándo duerme ese hombre? ¿Es ético explotar a un ser humano asombrándose de polladas y cosas de mentira las 24 horas como si aquello fuera una red social? ¿EH?

Hay hasta gente que se empeña en separar la cebolla de la tortilla. Los secebollistas. O gente que abomina del uso del orégano y el cebollino, pero luego le echan tomillo hasta al Cola Cao. Los especistas.

Gente rara, como Californio Gordales, que en 1835 decidió que se iba a volver onicófago porque molaba mucho y era barato. Hay gente así de monguer. Su aventura duró poco porque al arzobispo de Solsona le incomodaba muchísimo que Californio le comiera las uñas de los pieses durante la procesión del Corpus Christi, que así no había ni Christi que procesionara o procesionase ni corpus que lo aguantara. O aguantase. Hasta que al arzobispo se le inflaron los incensarios y le saltó toda la castañuela a Californio de un piadoso patadón en mitad del medio de la boca, que tuvieron que extirparle la chiruca arzobispal de la campanilla con cesárea. Aquello supuso un grave menoscabo para la integridad física de la chiruca arzobispal y para la de Californio, que en adelante se vio obligado a practicar la onicofagia con pajita, cosa de gran dificultad. Y es que es bien sabido que el clero, cuando le comes las uñas de los pieses, tiene propensión a meterte dos encíclicas en tó lo alto que te arranca la cabeza. La prensa de la época, como no podía ser menos, se hizo eco del incidente. Así: “Incidente…ente…ente…ente…”. Y se quedaron tan pichis, porque la prensa del siglo XIX era ante todo decimonónica. No como la de ahora, que apitijander more nauuuu.

Pero hay gente más rara que los onicófagos. Es el caso del conocido político Charles Poochthemount, que tenía la extraña costumbre de alimentarse de aire. Practicaba por tanto la aerofagia, aunque los más puristas le acusaban de masón. Los más nihilistas por el contrario le acusaban de masoff, y los más antisistema lo consideraban un auténtico Robin Hood porque le robaba el aire a los ricos para redistribuirlo entre los pobres en forma de cuesco. Una cosa muy elaborada. Al fin el dueño de la materia prima y los medios de producción entregaba toda la plusvalía directamente al pueblo demostrando que la utopía es posible. Hubo algunas dudas, acalorados debates de béisbol y encendidos cócteles Molotov, pero finalmente el Club de fans de Paquirrín miró en el diccionario lo que quería decir “utopía”, quedando todas y cada una de sus dudas inmediatamente como estaban. Pero buscaron “culo”, “pirula” y “caca”, y aquello fue una risión. Luego aprovecharon para calzar la mesa con el diccionario y se vieron el Sálvame subtitulao con dibujos.

Hay otros ejemplos de gente rara, como la tejedora Enedina Cuatro, mujer de particular rectangularidad, que en 1963 perdió la lengua por su afición a chupar máquinas de tricotar, episodio que plasmó el psiquiatra de origen irlandés Efrén O’Pático en sus estudios “La tricofagia es una cosa muy mala” y “Tricofagia y lenguas muertas: el chupar se va a acabar”.

No menos extraño es el caso del activista moral y ético Onofre Luis de la Concepción, que sembró el caos en las playas de Levante fumigando senos impúdicos. Era senófogo. Onofre Luis falleció en extrañas circunstancias practicando el onanismo en un confesionario de Ikea. Era muy de montárselo solo.

Caso aparte es el de Luciferio Potas, conocido satanista que tuvo que renegar de su fe porque padecía de Hexakosioihexekontahexafobia, que eso es cuando te da mal rollito el número 666, y en las misas negras sacrificaba pollos con wakame sobre un “656” escrito con Bic naranja en un cartón de Ducados. Lo echaron de la secta por transversal, por raro, por capicúa y por hereje cabrón viéndose obligado a alejarse de Satanás. No supo canalizar toda la rabia que le produjo este triste episodio, y un día que preparaba zumo de naranja apretó mucho y se exprimió todo el brazo hasta la rodilla, falleciendo a las pocas horas por falta de vitamina C.

Es destacable la historia del italiano Enrico Profilia, que tras ser gótico, heavy, mod, rocker, youtuber, influencer, hipster, jarripotter, heterohomoparacistransmetroprepostsexual, comunazi, y comercial de Jazztel, no terminaba de encontrar su lugar en el mundo, cosa muy comprensible. Afortunadamente, gracias a un anuncio en la hoja parroquial del Movimiento Laico Radical Ultracatólico, ingresó en la Hermandad Mística de Amigos de Mengele, donde le iniciaron en el maravilloso mundo de la oculofilofilia, pero lamentablemente falleció a causa de un shock anafiláctico producido por su alergia galopante a incrustarse guadañas en el ojo. A veces la vida es incisocortante.

Hablando de gilipollas, se me viene a la mente la historia de Fray Indolencio, que ingresó en el convento de clausura a la temprana edad de 16 años un día que llovía, y por no sacar el paraguas se metió en el primer sitio que pilló. Y como para renunciar a satanás, a los Doritos, al pecado y a los discos de Luis Cobos no había que hacer nada, ingresó en la orden donde permaneció como novicio furriel durante 60 largos años dedicado a hacer rosarios con las pelotillas del ombligo hasta alcanzar una destreza tal, que se podría decir que hacía los rosarios con las pelotillas. Llegada la senectud, escribió su conocido libro de memorias, donde explicaba las razones que le habían llevado a ejercer su vocación monástica: “Yo me cago en las jornadas de puertas abiertas y en las puertas que abren p’a fuera”, obra que tantas vocaciones frustró durante generaciones. Indolencio falleció en un terrible accidente de botafumeiro a la temprana edad de 98 años sin haber conocido el pecado ni a Luis Cobos.

Pero si de verdad queremos hablar de alguien raro de carallo, se hace necesario sacar a colación a Edelmiro Fouciñas, natural del mismo Wisconsin, provincia de Lugo. Era Winquensiño. Edelmiro era además profundamente querido por sus amigos, que le describen como «un gentuza, un lumpen calidad extra, y un cabronsón abominable de mierda». Al igual que sus múltiples enemigos, que le adoraban y cada nueve de noviembre, como siempre sin tarjeta, le mandaban un ramito de violetas escupidas, cosa que agradecía con gran profusión de indiferencia.

A Edelmiro se la traía floja todo, hasta el punto de que estaba casao y no lo sabía, cosa que a su mujer, José Alfredo Parihuela, le producía gran alivio porque trabajaba de matrona en un concesionario de Seat y no conocía de nada a Edelmiro. Es muy célebre la anécdota que cuenta cómo una vez presentó la Declaración del IVA sin IVA, y a los de Hacienda se les colgó el Windows, pero a Edelmiro le importó una mierda. Era un ciudadano de lo peor. En 2009, le pidió a un señor que había en el urinario de al lado que le creara una cuenta en Facebook, red donde se hizo sumamente popular por su equidistancia en todas las polémicas, hasta el punto de que sólo usaba los botones “Me la suda” “Me la bufa” y “Me la pela”. Pocos años después falleció en un trágico accidente de monociclo al perder la rueda, que venía mal apretada de fábrica. Hoy, se puede leer en su epitafio: “Edelmiro Fouciña. Falleció porque se la traía floja”.

Vaya pues este capítulo veintisiete de Borja y Sandra Mary, en memoria de Edelmiro y de toda la gente rara que en el mundo es, porque sin ella, todos los días serían iguales como los discos de Luis Cobos y los Telediarios a primeros de octubre.

Para los no iniciados en este asunto, dejo el enlace al primer capítulo porque si no se lee desde el principio no se lee desde el principio:

Ir al capítulo 1

 


¡Sonso, tía! ¡Por aquí todo fenomenal que te cagas!  Ya he tenido que sacar la ropa de entretiempo: las chanclas, los polares, los calcetines de cuello alto, las pashminas de seda salvaje y las de seda civilizada… #QuéMonasQueSon El otoño aquí es muy bonito y lo mismo sopla aire frío que caliente, que hay mucha humedad o está húmedo que te cagas, que entonces es cuando el verdín se llena de verdín, que es una cosa muy redundante que tienen aquí. Tiendes la ropa y se te moja, pero si sale el sol no hay problema porque se seca y se queda de cartón, que la puedes usar de contraventana. Pero si la dejas un rato se rehidrata otra vez y ya le sale verdín. 

En otoño aquí se hacen cosas otoñales tradicionales muy cuquis. Por ejemplo, cogen y se van al bosque más cercano a recolectar castañas con una bolsa del Ikea. ¡Ay, qué rústico! ¡Yo quiero, tía!.  Pues dicho y hecho: nos subimos al mini con cuatro bolsas de Gucci y salimos a recolectar castañas ahí a lo súper random, donde nos quisiera llevar el viento. ¡Como el gobierno! #CómoMolamosTía #QueSí #QueMolamos#Bastante. El primer intento salió regular porque los vientos nos llevaron a un Alimerka, que estaban las castañas súper caras y estaban ya recolectadas. #EstabanRecolectadasTía #YEranSúperCaras En el segundo intento se nos paró el Mini dentro de un túnel, que yo no he pasado tanto miedo en los días de mi vida, tía.  Nos pusimos súper nerviosos, pero Borja enseguida se hizo con el control de la situación, se puso el chaleco reflectante de Desigual, y se bajó para poner el triángulo de emergencia  #AyQuéRudoQueEs  #ComoBertínOsborne¡Qué fuerte tía! ¡Tenemos triángulo de emergencia! ¡Al Mini no le falta detalle, y eso que no es la versión Full Equip!

Al principio todo el mundo nos pitaba ¡Seguro que querían llegar primero a recolectar todas las castañas del bosque! #QuéJuegoMásSucioTía#ComoEnSálvame . Pero enseguida he visto por el retrovisor a Borja, que lo estaba haciendo fatal. Había puesto el triángulo en el suelo y ahí estaba pasando de todo hablando por el móvil ¡Qué inútil que es, tía!  ¡Al final lo tengo que hacer yo todo!  Así que me remangué los shorts de recolectar castañas, me puse el otro chaleco reflectante y ¡Horror!  ¡Era un chaleco reflectante de “Carrocerías Fanjul”! #QuéCosaMásOrdinaria ¡Siempre se queda él con todo lo bueno!
Total, que hice de chaleco corazón, me retoqué la sombra de ojos, que no pegaba nada, y me bajé a resolver la situación. ¡Ay tía, tenías que haberme visto controlando la situación que te súper cagas! Todos los coches bajaban la ventanilla para decirme piropos de aquí: 

-¡Faltosa! ¡Sácate de ahíiiiii!

-¡Mozaaaa, van esfarrapate!

-¿Qué? ¿Diote un ataque epiléticu? ¡Gonmimaaaadre chaval!

Y todo así. ¡No se ha visto a nadie agitar el triángulo como yo! ¡Dame una S! ¡Dame una O! ¡Dame una S! ¡S.O.S.!   Tía, las clases de animadora del equipo de Pádel Tennis han servido para algo. #QuéPráctico

De repente he visto unos destellos azules por el túnel, y he querido hacerles señas ¡Dame una B! ¡Dame una E! ¡Dame una N! ¡Dame otra E… ¡BE-NE-MÉ-RI…  Tía, y cuando estaba haciendo el ¡TA! Le he arrancado el retrovisor con el triángulo al Patrol de la Guardia Civil, que les ha parecido fatal. #TíaQuéMalLesHaParecido . Se ha bajado el sargento y nos ha apuntado con la linterna, que de los destellos del chaleco de Desigual le ha dado un ataque epiléptico al pobre. Pero enseguida se ha recuperado y se ha puesto bien #SepusoBenemérito #MenosMalTía

Al final la multa ha sido de seiscientos euros por uso indebido de triángulo, tenencia de chaleco cuqui no homologado y coreografía no reglamentaria . El retrovisor nos lo han perdonado porque dicen que les mandan repuestos de Barcelona. Cuando he visto la multa casi me dan los siete males bisiestos, tía ¡Estábamos en los túneles de Padrún!  Le he preguntado al guardia dónde se podían recolectar pimientos de Padrún #UnosPicanyOtrosNun, pero se ha marchado llorando. Cuando llegó el señor de la grúa, resulta que era el mismo que nos atendió el día que llegamos a Asturias. ¡El pobre lloraba de la emoción!  Antes de atendernos se puso de rodillas y recitó un mantra de los de aquí:

-¡AKIEN MATEYO MAMINA! ¡VALMAS DIRPA LAMINA!

¡Ay, tía un mantra poético! #QuéMajo . Enseguida ha hecho el diagnóstico del Mini: “Fallo en el circuito de ignición por desequilibrio de la mezcla combustible-comburente en proporción porcentual 0-100”. ¡Ay tía, verás la factura! ¡Adiós a la renovación de fondo de armario!  Pero de repente va el tío, coge una garrafa con un pitorro y echa no sé qué en el agujero de meter la gasolina y va y arranca el Mini. Nos dijo que fuéramos de inmediato a la gasolinera. De hecho insistió en que con lo de irnos de inmediato bastaba ¡Fijo que va a comisión con el de la gasolinera! Como dicen aquí, esto ye todo un sacaperros, tía.  En agradecimiento le he hecho otra coreografía con el triángulo 

-¡Dame una Súper! ¡Dame una gracias! ¡SU-PER-GRA… y se ha pirado derrapando por el túnel marcha atrás #QuéDesconsiderado #PasoTía 

Al final nos fuimos del túnel del Padrún sin pimientos ni nada, pero a los pocos kilómetros había una salida y seguimos un ratito por una carretera secundaria, luego por otra terciaria, y luego por tres caleyas de tercera B hasta que llegamos a un bosque que había allí. Tía, qué bonito es el bosque.  Había una familia de doscientos jabalíes y todo por allí recolectando castañas, y haciendo cosas de jabalíes. Iba a hacerles una coreografía con el triángulo , pero también se piraron los doscientos. #NoMeCaenBienLosJabalíes  Lo de recolectar castañas es muy cansado. Hemos llenado todas las bolsas de Gucci hasta arriba. Las castañas de aquí tienen pelos por todas partes, tía. Son así cono hippies. Ya verás cuando las depile. Voy a hacer cosas asturianas de castaña que lo vas a flipar. Marrón glacé, compota de castaña, pudding de castaña, y todo eso que comen aquí. Lo mismo me da por innovar y las aso sin nada más, en plan minimalista ¡Qué subidón! 

Te dejo tía, que a Borja lo han rodeado los jabalíes y le están robando las castañas. Voy a coger el triángulo ¡Dame una ja! ¡Dame una ba! ¡Dame una li…. ¡Otro día te cuento más cositas! ¡JA-BA-LÍ-Í-TOS…

Besitos de Borja y Sandra Mary 

Ir al capítulo 28

 

Compartir esto en Redes Sociales, Whatsapp o por correo electrónico

Capítulo 26 – CRÓNICAS DESDE EL PARAÍSO: diario de dos emigrantes en Asturias

Al principio fue la prehistoria. Bueno, antes fue toda la movida del Big Bang, la formación de los planetas, planetoides, estrellas, cuásares y todas las chuminadas cósmicas. Y a lo mejor también de las supernovas, que son las hipsters de las estrellas

-¡Hey, miradme! ¡Soy una supernova! ¡Llevo camisa de cuadricos y moñete en tó lo alto! (enviado desde mi máquina analógica de escribir Olivetti)

¡Miridmi, síi ini sipirnivi, ñiñiñiñi! Mucho me joden las supernovas. Claro, que los cuásares son mucho peores:

-¡Hola, soy un cuásar! ¡Soy la fostia! Emito no sé qué movidas molonas muy jevimetal de radiaciones cósmicas y cosas lumínicas. Y además vengo de súper lejos. ¡Miradmeee!

Y entonces ya en www.noaloscuasaresdemierda.com, que todo lo que venga de lejos les da grimica, sale un artículo en contra de los cuásares que vienen de casa Dios, y cobran ayudas y eso. Normal, porque un cuásar es odioso y tiene nombre de postre lácteo con bífidus interruptus y cosas para el tránsito intestinal. Eso lo toma José Coronado y caga piezas de Lego como un reloj tres legislaturas seguidas.

Bueno, a lo que iba: después de todo el rollo del Big Bang y eso, ya fue la prehistoria, que eso era más lento que bajarse los leggins tres tallas pequeños a cuescos. Tú pedías una caverna de protección oficial y en cuestión de dos glaciaciones y tres extinciones masivas, ¡Tacatá! Peaso caverna. Ahí, alicatada hasta el techo con estalactitas, que vienen bien para colgar el embutido, y estalagmitas, que son súper prácticas por ejemplo para apoyar la bici.

En la prehistoria había peña muy diversa que iba digievolucionando como buenamente podía. Lo mismo podías ser un Australopithecus Afarensis que un Paranthropus Boisei, que cada uno tenía su gracia y sus cosas, pero no dejaban de ser monetes exóticos evolucionaos. Pero por la cosa de la evolución, si tenías las habilidades justas pa darte con un palo en el prepucio te acababas extinguiendo a lo tonto. Que seguro que en tu pueblo tenías mucho éxito y eso, pero siempre había otro homínido o mujérido que acababa comprendiendo que es mejor mazar prepucios ajenos, y entonces te abría el cráneo a pedrás a la buena fin de robarte el garrote de mazar prepucios y dominar el mundo. Enseguida la peña espabiló y rápidamente todo el mundo tenía su propio garrote de mazar prepucios y así se inventó la moda. Y la circuncisión. Un homínido cabrón hetero opresor con visión comercial comprendió que era mejor lo de abrir cráneos a pedrás, y empezó a acaparar piedrolos para él y sus amigotes con oscuras intenciones y se inventó la oligarquía homínidopiedrolo opresora.

De ese modo, lo que viene siendo el volumen cerebral se fue desarrollando aunque parezca mentira, porque la evolución no tiene lógica ninguna, y aparecieron los primeros especímenes del género “homo”. Por ejemplo, estaba el Homo Antecessor, que no se lo curraba nada. Que había peras prehistóricas, y un montón de mierdas comestibles que crecían por doquier pero cuando tenían hambrota se jalaban a sus semejantes por una pata y asunto resuelto. Que no era canibalismo por maldad. Era todo por no salir de casa:

-¡Brgrhjkrthhh! (¡Mama, tengo gusa! ¡Pa comé quiero chanqueteh!)

-Grrrrrr zapatilla, jfdsfsdgrrrrrlobuscoyo? (Pos levantas las gónadas del suelo y sales a comer peras prehistóricas, puto vago)

-¡UNGA! CHOF! ¡GROMPF, GROMPF! ¡Aggggggggggh! ¡Kgggggggg! ¡Grrrrmpftuá! (Le he incrustao a la mama un piedrolo en tó lo alto y me la he jalao ¡Hostia, acho, pijo, me se ha atravesao un huesecico en la campanilla, primo!)

Y así se inventó el participante canichoni en Hermano Mayor. El Homo Antecessor, también había sido el primero en saber de Fórmula 1, de boxeo y de Curling, porque pa eso era Antecessor. En la actualidad se puede apreciar una clara herencia genética en una parte de la población que ya controlaba del tema que sea antes que los demás. La ciencia mola mucho.

Luego ya hubo otros homos más mejores, como el Homo Embuchao, que era el que estaba más bueno en bocata, o una interesantísima variante de homo que se caracterizaba porque si uno de sus elementos no respondía claramente a unas especificaciones y parámetros muy concretos, era inmediatamente desechado y condenado al ostracismo (ideología que defiende la superioridad de unas ostras sobre otras). Hablamos, efectivamente, del conocidísimo “Homo Logao”. Perviven aún rasgos genéticos claramente visibles en inspectores de ITV, oficiales de las SS, o cabreaos y mesías del Feisbur y el Tuíter en general.

Pero lo que de verdad empezó a molar fue la aparición del Homo Sapiens, porque somos los que más molamos ¡UEEEEEEE! Ahí sí que sí. Agricultura, ganadería, mondadientes de sílex, zapatillas de andar por casa, geles íntimos sabor bacalao… Unos cracks. Bueno, con lo de la invención de los crocs, los sofás de eskay y el palo selfie ya no fuimos tan cracks, pero ¿Y lo de las pinturas rupestres? ¿Eh? ¿Eh? Ahí nació el arte, se plasmó la espiritualidad y la visión del mundo, y al fin la humanidad tuvo un medio para expresarse mediante la belleza y todo eso.

-¡Papa! ¡Mira lo que acabo de pintar!

-¡Como te vea tu madre enguarrando las paredes… ¡Hotia! ¿Has pintao chochos?

-¡Gñgñgñgñgñ! ¡Chí!

-¡Jujujujujuju! Bueno, si lo ve tu madre le dices que es una propuesta estética orientada a la sublimación de la fertilidad o te inventas cualquier mierda así… Pinta unos bisontes o ciervos o algo pa disimular ¡Jojojojojojo! ¡Verás cuando se lo diga a Frncsc! (Paco)

Y así, 23.000 años después, la ciencia sigue hablando del descubrimiento del “Camarín de las vulvas” y su clara relación con el desarrollo de la espiritualidad a través de nuevas propuestas de series iconográficas en el arte parietal figurativo del arco atlántico en relación con el culto a la fertilidad y la predeificación de la feminidad, que suena mejor que “La cuevica de los chirris pintaos”.

Y por eso, en el día de hoy vuelven Sandra Mary y Borja en el capítulo vigésimo sexto, que ya van siendo capítulos.

Para los no iniciados en este asunto, dejo el enlace al primer capítulo porque si no se lee desde el principio pasa como con lo del Camarín de las Vulvas, que no se entiende bien.

Ir al capítulo 1

Al final de cada capítulo hay un enlace al siguiente, y todo eso que ya se sabe… y también se puede ir a la página güeb www.borjaysandramary.es, que están todos ahí amontonaos.

——————————————

¡Sonso, tía! ¡Jo, ya se acaban las vacaciones!  Tengo una súper mezcla así como de depre, ansias asesinas y odio a la humanidad, que si me presento a unas oposiciones de elegir sabores de medicamentos las saco fijo tía  #LasSacoFijo. Este verano hemos ido a unas 300 fiestas de prado, que ya nos conocemos de memoria todos los nombres de las orquestas y eso. Están Panoyama, Traskila, Paramís Fuster de Noia, Mino y su Acordeón, Argimira y su Ukelele… Son buenísimas tía . Si les pides que toquen el Despacito atienden amablemente tu petición y luego ya, te rajan las cuatro ruedas. #EsUnaCostumbreQueTienenTía. Bueno, una vez que estábamos en la cuenca del Nalón tocaba una orquesta que no debía ser de prado. Se llamaban “Komando Sotón” y les pedí que tocaran el Despacito pero no se la sabían. Nos rajaron igualmente las cuatro ruedas, la de repuesto y nos vomitaron en el salpicadero #HayKeRespetarloTía #KeBuenServicioKeDan. Me dedicaron una balada que debía de ser súper bonita :

 (truncun truncun truncun truncun)
KIÉROTE RAPAZOOONA
(truncun truncun truncun truncun)
VOY LLEVATE PA LO OSKUUURO
(coro) ¡KIÉROTE, KIÉROTE! 
NUN PIENSES KE SOY FAAATUUU
POR KERER COMETE EL RA.. (coro) ¡KIÉROTE, KIÉROTE!

KIÉEEEROTEEE… KIÉROTEEEEE…(chaaannn chaaaaaaaannnnnnn…)
¡KIEROOO TÉ CON PASTEEEES! 

(Estribillo)
¡KON UNA ÑUBE LLEEECHI PIIIIQUIÑIIINA!
¡Y MEDIU SOOOOBRE SAAAKARINAAAA!
(coro) ¡OH, YES! ¡OH, YES!
¡PON EL MANTELUCU PUNTILLEEEES!
(coro) ¡PERO SIN MARIKONAAAEEEEEES! 

Y así todo el rato, pero como lo cantaban en Cuenqués no entendí nada, tía #KeMajos

Por aquí todo bien. El tiempo variadito y eso. Menos lluvias radiactivas, hemos tenido de todo. Un día a mediados de agosto o así llovieron estrellas. Bueno, era de noche pero ¡Qué súper bonito!    Por fin hemos podido conocer Grado, que es un sitio que está en Grado y hay unas gallinas que la gente se defeca en ellas #Pobres. Nos fuimos de finde a un apartamento rural en pleno centro de Grado. Súper bucólico, tía   . Había una lechera con vaquitas pintadas, y unas planchas antiguas así como de hierro, que yo creo que no eran tan antiguas porque no tenían cable ni nada. Eran inalámbricas. Debían de ser planchas WIFI o algo, tía. #TanAntiguasNoSerían 

El desayuno fenomenal . Era todo de cosas naturales de la huerta asturiana de la señora que nos alquiló la casa. Había mermeladas de arándanos, de papaya, de tofu y lichi, y de Guapurú. Y la leche era de vaca de verdad #TodoDeLaHuertaTía. Además el desayuno era en plan gymkana. Las tazas estaban escondidas en una puertecita de la mesita de noche, y eran súper grandes. Ya sabes lo brutos que somos aquí con las medidas  #YaNosValeTía #Sonso #TeLoJuro. Por cierto, las tazas eran monísimas. Así como de metal esmaltado vintage con una rayita azul por el borde. No te exagero, tía. ¡Eran como de tamaño orinal! Cuando la señora de la casa fue a recoger las cosas del desayuno le dieron como arcaditas, y le dije que si se sentía mal le fregaba una taza vintage en un momento y le hacía un té. Resulta que la señora había desayunado colacao con galletas del Hacendado, que lo sé porque se leía la marca en los trocitos. Normal que vomite, tía. ¡No mastica nada! 

Por la tarde llovió un poquito y cayeron unos granizos gordos, así como entre pelota de golf y pelota de pádel , que por lo visto es poco frecuente en agosto. Un señor mayor que pasaba por allí con un paraguas que sólo le quedaban los alambres de la granizada nos dijo:

“¡Ay Dios! ¡Esto nun me acuerdo yo de habelo visto! ¿Qué yes, Josefina la de Argimirón el Maricuetu, eh? ¡Ya nun se faen gadaños como los de antes! ¡Hala, vamos pa casa, Pacita! ¡Ay Dios! ¡Esto nun me acuerdo yo de habelo visto antes! ¡Acuérdome que en el 36 cayera una granizada en julio como piescos! ¿Qué yes, Matías Prás, la fía de Antón el Magüetu, eh?”

Entonces se quitó la boina táctica y se conoce que de los impactos debió sufrir daños cerebrales o algo , porque se fue diciendo:

-A fe mía que ha sido este un agradable parlamento, mas por no ser prolijo retírome presto no quieran los demonios que tanto palique pudiere hastiar a Vuestras Mercedes al punto de resultar cosa molesta o fastidiosa, y en tal tesitura no me quisiere ver. Con Dios queden y mucha fortuna les sea dada.”.

Y se piró, tía . Como había dejado de granizar ya pudimos salir del portal, pero al cruzar la calle hubo un alud de granizo, agua, contenedores y camiones de Piensos Biona. Se conoce que es un fenómeno natural de después de granizar. ¡Tía, de la riada casi pierdo las Hunter y el cerdo de Borja va y se larga sin cogerme en sus brazos! #EraLoSuyoTía. Pero luego ya lo encontró la Guardia Civil en el Río Nalón, aterrorizado haciendo rafting en un contenedor de la marca Cogersa. Iba ya por Candamo, que eso otro concejo tía. Yo en peligro y él haciendo turismo de aventura en un contenedor de marca. #NuncaQuiereHacerCosasConmigo #EsUnCerdoTía 

Como ya estábamos un poquito saturados, otro día nos fuimos a un sitio que se llama Teverga y tienen un Parque de la Prehistoria, tía . Teverga es una palabra que viene del latín y está compuesta por “té”, que significa “hojas de la planta Camellia Sinensis que se consumen en infusión” y “verga”, que no sé que significa  . Bueno, lo miré en el diccionario, pero tiene que significar otra cosa, tía . Para ir a Teverga hay una carretera de mucho miedo que tiene muchas curvas y hay desprendimientos y desprendiciones de montañas, que tú vas y se te puede caer una montaña encima del Mini  #SeTePuedeCaerTía. El Parque queda un poquito lejos por culpa de la teoría de la relatividad. Cuando ya parece que estás llegando o así, te lo confirma un cartel prehistórico que dice que quedan 10 kilómetros, que es relativamente poco. Pero como son kilómetros relativos de Teverga, cuando llegas ya te toca cambiar el aceite del coche. #ElCocheLlevaAceiteTía #ComoElAtún#QuéFuerte

Nada más llegar nos encontramos un señor mayor muy primitivo que debía ser del equipo de animación del Parque. ¡Ay tía, qué pequeñito que era! Era como Torrebruno, pero sin IVA . Nos hizo una performance de algún ritual prehistórico que consistía en dar saltitos, tirarnos piedras y agitar un palo en el aire emitiendo sonidos guturales:

-¡AIME KHA GHAR USTO AAAAAAUENIOOOOOOOOS! ¡TAPALLAAAA! ¡TAPALLAAAA!

Pero luego ya se acercó por detrás el hijo del señor prehistórico y nos aclaró que era mejor que dejásemos hacer caca en la sebe a su anciano padre y que el Parque quedaba tres prados más allá. #HacenCacaEnLaSebeTía  #QuéSeráLaSebe#TengoQueComprarmeUnaSebeParaElJardín

Tres prados más tarde llegamos al Parque. ¡Qué bonito tía!  Así de mano nos pareció un poquito pequeño, pero resulta que aquello era el parking y luego hay más cosas. Borja le hizo fotos a un recipiente prehistórico pero resulta que era la papelera. Bajamos por un caminito y ahí ya había un edificio como enterrado, que es donde venden las entradas. La exposición nos pareció un poquito insuficiente y Borja reclamó enérgicamente que nos devolvieran el dinero porque aquello no era prehistórico para nada. Tía, cuando vayas no grites enérgicamente en la cafetería porque te echan . La verdad es que yo me lo estaba creyendo, porque tenían azúcar, stevia y sacarina, pero no tenían sirope de agave azul, que así no hay quien se tome el café #AsíNosePuede#PrehistóricoTía 

Pero resulta que sí que tienen cosas prehistóricas. Tienen unos cercados con unas vacas prehistóricas, bufontes, caballóptidos y animales antiguos de verdad #QuéMonosTía. En otro edificio tienen una exposición didáctica con huesos, y dibujos de madreñodáctilos, sidrosaurios y trogloditas y todo eso que está muy bien. Y también muñequitos de Playmobil temáticos de la prehistoria . Cuando vaya a comprar sebes para el jardín, pienso preguntar si tiene paleofiguritas de Playmobil. Por si vas a Teverga, ahí también están los servicios para que no tengas que hacer popó en la sebe. Una señora muy simpática entró diciendo que menos mal, porque ya llevaba dos horas haciéndose paleolítico inferior encima. #EraTuristaFijo#NoSabíaLoDeLaSebe #Foriatos 

Luego tienen unas cuevas subterráneas con pinturas prehistóricas que no son de verdad pero lo parecen, tía. ¡Qué bonitoooo!  Como ese bolso de Chanel que le compraste por la calle a aquel señor subsahariano tan majo. Que el señor era de verdad, pero el bolso de 10 euros no, tía. #TienesUnBolsoFalsoTía #PerdonaQueTeLodiga. ¡Ay, qué sitio más cuqui! ¡Tienes que verlo!

Te dejo, que me están entrando ganas de hacer paleolítico inferior. ¡Otro día te cuento más cositas!
Besitos de Borja y Sandra Mary   

 

IR AL CAPÍTULO 27

Compartir esto en Redes Sociales, Whatsapp o por correo electrónico

Capítulo 25 – CRÓNICAS DESDE EL PARAÍSO: diario de dos emigrantes en Asturias

En 1925, el reputado psicoanalista Arnold Mall, ampliamente conocido por obras de referencia como “Ser feliz es de hijos de puta”, “Yo, en lo más íntimo quiero ácido sulfúrico” o “Arnold Mall: autobiografía de un completo arnoldmall”, sentó las bases de la Escuela Psicoanalítica de Toronto, que tan buenos resultados llegó a dar en varias generaciones de pacientes con severos trastornos de ansiedad social, aerofagia y episodios de hemorroides sufridas en silencio o a grito pelao. Fruto de esta amplia experiencia escribió sus dos obras más celebradas: “Todos sois Torontos de los cojones menos yo” y “La importancia de la empatía: te voy a empatizar los güevos con una bota de clavos”.
 
Su refinada metodología, con acusados rasgos Freudianos y Jungianos, contrastaba vivamente con su primer paciente, Kwong Chan, que por el contrario tenía acusados rasgos asiáticos. El señor Chan padecía de un padrastro en el dedo gordo que le provocaba una ligera ansiedad en los dedos adyacentes. Tras varios meses de sesiones, la terapia resultó ser un completo éxito: su ansiedad se redujo sensiblemente gracias a una grave depresión que le llevó a comerse las uñas de los pies y se agravó seriamente cuando empezó a comerse los órganos internos con ansia, que es una cosa muy perjudicial para la salud y para los órganos internos. Fruto de esta experiencia, El Dr. Mall pronunció su célebre conferencia: “Mi experiencia con el chinomierda: se empieza con un porro y acabas comiéndote el páncreas. Imbécil.”
 
La metodología de Mall con sus pacientes fue muy discutida por sus coetáneos, que consideraban que obligarlos a tumbarse en calzoncillos en una chaise longue de eskai en pleno agosto para que practicasen el desapego era contraproducente porque no se desapegaba ni uno y luego había que desapegarlos con palanca. A raíz de sus observaciones sustituyó la chaise longue de eskai por otra de pana, que eso hacía velcro con los pelos de la chepa y molestaba más.
 
Uno de sus mayores hitos terapéuticos lo llevó a cabo gracias a un acuerdo con el gobierno japonés a finales de 1940. Un nutrido grupo de kamikazes japoneses fueron enviados para someterse a terapia con el Dr. Mall con la finalidad de agriarles el carácter malamente para que además de estamparse con el avión contra el enemigo, lanzasen panfletos subversivos con crueles mensajes como “Buenas tardes, acá le vengo llamando de Jazztel” o “Sé que no le darás like y amén porque no soy un kamikaze de marca”. Y también a lanzar escupitajos con tropezón por la ventanilla. Por lo de los japos.
 
De forma casi inmediata, el responsable de la operación, General Yosikago Kachopo Morán, que en realidad era de Carreño y por tanto no era japonés ni nada pero como padecía de estreñimiento crónico y era más bien retaco iba colando, suspendió el programa de adiestramiento porque el 90% de los kamikazes salían ya suicidaos de la consulta del Dr. Mall y así la cosa no rentaba. Fue entonces cuando pronunció su célebre alocución: “¡Kagun miwela! Yakasi Nunkeden Kamikazes n’el ekonomatu Tokio ¡KARAPIJOS!”. Tras proponer al Estado Mayor nipón que a falta de kamikazes lanzaran los aviones con tirachinas, como en la Feria de Muestras, fue inmediatamente destituido de su cargo y nombrado consejero delegado de Hidroeléctrica de Nagasaki, que eso era una cosa de mucha deshonra porque los japoneses son así de raros. No es como aquí, que no somos japoneses.
 
Respecto al Dr. Mall, contrajo matrimonio con la hija de Yosikago Kachopo Morán. Tras varios años de convivencia, el suspicaz Mall pidió el divorcio al sospechar que su esposa no era japonesa basándose en su defectuoso acento japonés, en que en realidad se llamaba Enedina Calzón, y en que era negra. Fruto de este matrimonio nacieron sus hijos Hirutako Balmori e Hirutako Gulpiyuri, que en japonés quiere decir “niño molesto nº1” y “niño molesto nº2”. Con el tiempo, ambos fundaron diversas ONG’s tales como “Gilipollas en sin Fronteras”, “Almorranas en Acción” y “Úlceras Unidas”, desde las cuales han impulsado importantes proyectos de analfabetización, insultamiento, incomprensión lectora y jodimiento en general en los siete continentes y dos pedanías de Murcia.
 
De todos es conocido que finalmente el Dr. Arnol Mall abandonó la práctica terapéutica y pasó el resto de sus días indignándose y mentando madres en las redes sociales. Gracias a héroes como él, generaciones enteras enriquecen de forma encantadora los contenidos del Facebook y la cola del Alimerka cuando dicen “pasen por la dos en el mismo orden de cola por la parte de los origamis”.
 
Vaya pues este capítulo de Borja y Sandra Mary en memoria del Dr. Arnold Mall y sus vástagos, pues gracias a su excelsa obra hay que fregar el Feisbur y el Tuiter a diario, que eso se pone todo perdío de bilis que es una cosa loca. Y luego dicen que los perros hacen cacona en la playa. Es un capítulo muy aquello porque es el veinticinco y rima con “por el recto te la envaino hasta la cocina”.
 
Para los no iniciados en este asunto, dejo el enlace al primer capítulo porque si no se lee desde el principio pasa como con las películas iraníes sin subtítulos: que son películas iraníes sin subtítulos.
 
 
 
Capítulo 25

¡Sonso, tía! Aquí están todo el día con fiestas de prado, eventos y banquetes, que esto parece el Congreso 😍😍😍. Y luego ya, siguen bebiendo sidriña y cosas de beber. Hoy me han dado los resultados de los análisis de sangre y pis y dice el médico que los resultados son claros y que “espalma bien y ta pa corchar”, que no lo he entendido, pero luego me lo ha explicado mejor diciéndome “Tas como una xata, nina. ¡Hala a pacer per ahí! ¿Quiés un pouco chosco?”😳😳😳 y entonces ya no he entendido una mierda. Era un médico de Tineo, tía. Cuando te dicen que saques la lengua te meten una azada en la boca y te piden que digas “güeiiiiiii niiiiiiiiiiiiiin”. #Güei #YoLoFlipoNina 😱😱😱
 
Un día nos fuimos al Xirminduelu, que es una fiesta tradicional muy bonita que hacen en un sitio que se llama Pravia, que es donde fabrican el Heno de Pravia, pero al policía municipal le ha parecido fatal cuando le hemos preguntado dónde quedaba la fábrica y le ha hecho la prueba de alcoholemia y un tacto rectal a Borja. 🙂🙂🙂Le ha dicho que tiene una próstata estupenda y que se vaya a pacer a casa Dios, que debe ser un pueblo de por aquí, pero no viene en el GPS #QuéMajoTía #DebeSerFamiliaDelMédico #TenemosQueVisitarCasaDios
 
El Xirminduelu lo hacen en un prado que se llama Práu Salcéu, que suena como a apellido de señor catalán de buena familia, pero sin poner peajes cada tres farolas y sin que le robe nadie ni nada 💰💰💰. Allí caben como 30.000 personas, que traes a tocar ahí a los ACDC y sobra sitio para dos conciertos de los Gemeliers, tía #EsUnMacroPrado #Sonso #Tía
 
En el Xirminduelu hay unas peñas, como las del descargamiento de Cangas del Narcea, pero en lugar de tirar cohetes, bombas de neutrones y granadas de fragmentación, 🚀🚀🚀 hacen unas cabañitas súper cuquis y ya luego beben sidra y cantan y bailan cosas asturianas con bandas de gaitantes, panderileros y tamborantes. 🎵🎵 ¡Ay tía, están monísimos con los vestidos asturianos, que son súper cuquis! 😍😍😍 Tengo que mandarte fotos de ese día, que iba monísima. Me he hecho un traje tradicional asturiano divino que te cagas para ir a las fiestas de prado. Es de Gucci, y me queda fenomenal con la pamela picona y las Hunter de fiesta de prado.😍😍😍 Borja estaba ideal vestido de vaqueiro tradicional, con su chaleco, sus escarpines náuticos, su estrella de Sheriff, su cartuchera y su Colt 45 #AyQueMeLoComo 💘💘💘
 
Estuvimos todo el día con unos chicos de una peña que como eran médicos te escanciaban la sidra con gotero y es súper cómodo. Hasta me han dejado tocar las castañetas y el panderuelo y cantar la canción del Xirminduelu, que es un temazo: #TemazoTía
 
🎶🎶 Sal a bailar buena moza
menéate resalada 🎶🎶
🎶🎶¡Tía, que outfit súper horroroso
A ver si sales de shopping con la Visa 🎶🎶
que nun la menees nada, 🎶🎶
🎶🎶 A ver si sales de shopping
Que vas fatala. 🎶🎶
🎶🎶 Baaaaaila Xirminduelu, Xirminduelu,
Xirmindueeeeelu, 🎶🎶
🎶🎶 baaaaila Xirminduelu, Xirminduelu
que es súper ideaaal. 🎶🎶
🎶🎶¡Ai colín, ai colán!
¡Tigüá! ¡Maderitos de San Juan! 🎶🎶
 
Y ya luego sigue la canción, tía. Ahora tenemos club de fans y nos han invitado a volver el año que viene #LoPetamosTía 😊😊😊
 
Luego hay bailes y cosas tradicionales. Al acabar la fiesta hay una concentración de cuñaos que aporrean la barra del bar y dicen “¡¡¡UEEEEEEEEEEEEEE!!!” y gritan cosas a los camareros, que eso lo tienen por convenio. Luego vienen unos guardias civiles que antidisturbian en un periquete y ya se acaba la fiesta 👮👮👮. Tengo entendido que el año que viene no contratan a los cuñaos, que no lo entiendo porque lo hacían fenomenal, tía #SúperRealista #QueTeCagas
 
Otro día que no llovía ni nada, nos levantamos tempranito, rascamos el hielo del parabrisas del mini, y nos fuimos a la Feria de las Muestras, tía. Es un sitio súper grande que hay en Gijón, que venden bocadillos de calamares 🦑🦑🦑🥖🥖, camiones y galletas en un bote. También hay ventanas, rodapiés, roulottes de esas de hacer chabolismo, prensas hidráulicas y cosas así. Para entrar, hay unos señores que clasifican a la gente. Te dan una lista de palabras para que las leas. Si dices “Ejcopeta” “Sidriña” “Está frejquito” y “Ej queeee…” pagas 😡😡😡. Como éramos los visitantes número diez que pagan la entrada este quinquenio, al entrar nos regalaron un globo grande de Cafés Oquendo, que nos han dicho que sirve de preservativo para la sombrilla del jardín cuando llueve, una gorra de Vulcanizados Fernández S.L. y un boli de la Caja Rural que no pinta. #SomosVipTía 🥇🥇🥇
 
Lo primero que hay, es un sitio que venden unas esculturas de arte conceptual monísimas 😍😍😍. Todo así como de hierro policromado, en una clara evocación de la levedad de la existencia, el movimiento y el continuo renacer de la naturaleza. Nos compramos una que es ideal tía. Se titulaba “Segadora Mc Callaghan Pro Paciónkiller 40 CV”. El señor que nos la vendió dice que también te corta el césped. La hemos puesto en el jardín y queda que te cagas, que somos la envidia de la urbanización. A veces Borja va al Alimerka con la escultura a comprar el pan, y lo peta segando las glorietas y los badenes. El otro día segó el carril bus, un buzón de correos y las sandalias de pelo que llevaba una señora #QuéMonasEranTía #QuéDesgracia.
 
Luego ya, tienen cosas de esas para campesinos, rollo máquinas para hacer balas de heno, recolectadoras de cacahuete, peladoras de papaya, somieres para cerrar fincas, eyeliner para ñus, y todo eso que usan. Había un sitio que vendían ordeñadoras electrónicas para ordeñar las vacas, que eso lo enchufas en las ubres de la vaca y ya va succionando. Había un señor sudoroso inquietante que decía que era el presidente de la Asociación de Practicantes del Onanismo en Barra Fija y quería comprarlas todas 🤔🤔🤔.
 
También hemos comprado un ingenioso dispositivo de eliminación de partículas y restos orgánicos e inorgánicos en planos y superficies horizontales mediante fricción húmeda. Tía, si no fuera por el nombre y por los 30 euros, casi se podría decir que es una fregona 🤔🤔🤔.
 
En otro sitio tenían cosas de aloe vera orgánico súper prácticas. Nos hemos comprado una crema de aloe vera, una almohada de aloe vera, aloe vera relleno de aloe vera, y un bocata de calamares veganos alimentados con aloe vera 🦑🦑🦑🥖🥖
 
Borja se ha comprado un avión de corchopán que lo lanzas con un tirachinas y vuelve solo así como rollo bumerang #VuelveSoloTía. Lo que no sabemos es cuando vuelve, porque se le ha salido de la Feria de Muestras, y luego hemos oído a un señor fuera que gritaba:
 
-Meeeecagüen los avionucos de Diooooos … ¡Ya van catorce! Cagüen Rayaner, en Aena, en Ranón y en el dutifrí ¡Voy date unes hosties que tas bailando el Perlindango hasta que Cristo baje’l déu! ¡Faltosón! ¡Cara Pijo! Tasumadreeeee… Ná, llévolos pa los nietos”
 
Y no hemos tenido más noticias del avión de corchopán. A lo mejor vuelve a casa por Navidad o algo. Pero le he comprado a Borja un kilo de unas gominolas gordas que hay, y se le ha pasado el berrinche. Se ha comido las dos gominolas en nada, tía. 🍬🍬
 
También hemos comprado un juego de cuchillos que cortan, que nos han dicho que son los mismos que usa Chicote para apuñalar propietarios de bares guarrunos. Debe de ser verdad, porque en la caja sale una foto suya apuñalando a un propietario de bar guarruno de esos que escupen en el suelo y se cortan las uñas de los pies en la barra😖😖😖.
 
Luego a Borja lo han liado con un dispositivo de polímero asimétrico unidireccional para trasvase de líquidos que es como si fuera un embudo pero que se llama Embudeitor Pro 2000 y es más mejor que un embudo porque vale 20 euros y tiene garantía de por vida hasta que sales de la feria de las muestras. #PeroNoEsUnEmbudoTía. #NoEs 😑😑😑
 
Luego hemos ido a un sitio solidario que te dan phoskitos y fanta y a cambio te sacan la sangre 💉💉💉. Es como si fuera un convenio colectivo, pero en solidario. #EsSolidarioTía
 
Hemos donado los dos. Bueno, yo lo he hecho por transfusión subrogada. Le he prometido a Borja que le daba mi Phoskito y se lo han sacado todo a él. Porque soy súper solidaria pero me mega cago cuando veo una aguja y la sangre me da como asco 💉💉💉. #MeMegaCagoTía Borja ha salido un poquito mareado, 😵😵😵 pero decía que se encontraba bien. También me ha preguntado quién soy y si quería ser su amiga. Luego se me ha escapado corriendo detrás de un globo 🎈🏃, pero afortunadamente lo han encontrado los de seguridad y lo han bajado en calzoncillos de una grúa marca El Roxu que tienen en la entrada 🏗🏗🏗. Tía, llevaba los calzoncillos de Calvete Clain que le compré en el mercadillo, #QuéVergüenza #NoVuelvoADonarSangre Lo hemos pasado que te cagas, tía. Verás que ilusión le hace a Borja cuando se entere de que nos hemos hecho donantes de sus órganos 😍😍😍 #QuéSolidariosQueSomos
 
 
¡Otro día te cuento más cositas! Besitos de Borja y Sandra Mary 😘 😘 😘
 
————————————————
Compartir esto en Redes Sociales, Whatsapp o por correo electrónico

Capítulo 24 – CRÓNICAS DESDE EL PARAÍSO: diario de dos emigrantes en Asturias

Cuando te haces un selfie echando el morramen pa’lante como si le fueras a dar un morreo a una babosa mutante con pinchos, haces un gesto. Cuando pones el dedo medio de la mano apuntando pa’rriba como queriendo decir: “esto pa que te lo introduzcas por el píloro”, también es un gesto, pero se llama peineta. Es un gesto de mucho riesgo porque atrae a la Cospedal y a Pitita Ridruejo, que son mucho de peineta en las bodas y bautizos. Si tienen frío, pero poco, se ponen una mantilla también. Pa’l relente.

Sin embargo, cuando le das like y amén a una foto de un tiranosaurus rex en el Feisbuk para que se cure de la inflamación de escroto que le atormenta, entonces también es un gesto, pero en este caso solidario.

-Ze que el 99 por siento de mis hamijos no le daran like y amén porque no soy un tiranosaurus rex de rasa hauténtica y tengo un testículo lastimado, pero creo zaber quienes entre el 8 por siento reztante sí lo aran. El otro zeis por siento y el dentista que no recomienda goma de mascar sin asúcar, no saven matemáticas jajajajaja. ¡Pinches hijnorantes hijueputas! ¡Les voy a jaquiar la computadora y el selular! ¡Soy jaquer! ¡Denme like!

Y te ves obligao.

Por el contrario, cuando haces una cosa muy molona y muy heroica, ya no es un gesto. Es una gesta, que hay mucha diferencia. Como entre un pollo y una gallina joven. Si la gesta es muy muy molona, entonces ya es una cosa épica.

A lo largo de la historia de la humanidad humana, son muchos los ejemplos de gestas y cosas épicas. Hay tantos ejemplos que dan para varios libros, seis fascículos y ocho sobrecicos de azúcar.

Ha habido, por ejemplo, grandes figuras de la lucha armada, como Blas de Lezo, Agustina de Aragón, o Ruíz Mateos y su extraordinaria táctica de guerra psicológica:

-¡Te pego, leche! ¡Te pegooo! ¡Bribónnnnn! ¡Malandrínnn! ¡Cabronseteeee!

Que eso acojonaba mucho porque iba como avisando de que te pegaba, leche, y te llamaba malandrín. Si lo llega a pillar Eisenhower el día “D”, los alemanes habrían salido por patas cagándose en el casco alemán y los aliados habrían desembarcado con sombrilla, nevera y una pelota de Nivea haciendo más sencilla la cosa. A ti te ponen en mitad de la playa Utah a un señor vestido de Spiderman que habla como si se le hubiera ido la mano con el Corega al pegarse la castañuela a las encías, haciendo la grulla con el bracete y diciendo:

-¡Alemaneeees! ¡Malandrineeees! ¡Os voy a dar una patadita en los teutoneeees! ¡Os pego, leche, os pegoooo!”

Y no tienes Normandía bastante pa’ salir por patas.

El caso de Blas de Lezo ya era otra cosa porque contaba con la ayuda de su fiel Epi:

-¡Oye, Blas de Lezo, Blas de Lezo! ¡Quiero un vaso de leche!

-¡Ahí va la hostiaaaa! ¡Así de lao te voy a dar que los dientes vas a recoger a Lequeitiooooo! ¡Habitación contigo no comparto más! ¡También te digo! ¿Eeeeeh?

Porque Blas de Lezo, sería cojo, manco y tuerto pero daba unas hostias épicas y blásicas como panes del mismo Hondarribia centro. Hay una curiosa leyenda que dice que en la defensa de Cartagena de Indias frente a cerca de doscientas naves de la armada británica salió él sólo en una lancha hinchable de esas de “Estoy con Toy” y hundió más de veinte navíos a collejas y escupitajos.

Lamentablemente, se le pinchó la lancha con la pata de palo y tuvo que volver a la costa caminando por el fondo durante seis millas, porque Blas de Lezo ya salía respirao de casa. Veinte kilos de langostas cogió, que eran los que la cabían en el bolsillo del pantalón.

-¡Hundir todos no he podidooo! ¡Pero por la lancha de los putos chinooos! ¿Eeeeeh? Las langostas pa cenar me pones, que me ha entrao así como gusa y ya luego vuelvoooo.

También ha habido grandes artistas, como Miguel Ángel, Tiziano, Stravinsky, Smirnoff -Famoso inventor del vodka, que por las mañanas mojaba las galletas Marioshka Fontanedovich en su propio invento. Era un artista er hioputa.- o Mary Carmen y sus Muñecos, que han llevado a cabo grandes gestas. Un claro ejemplo lo encontramos cuando el papa Julio II le encargó a Miguel Ángel pintar la bóveda de la Capilla Sixtina porque estaba el techo todo piao de moho, que no se podía recibir a las visitas con un techo así. Miguel Ángel se puso un palillo de medio lao entre los dientes, se metió la mano en los bolsillos, y mirando al techo dijo:

-¡Huyyyy! Esto entre picar todo, enlucir bien y cambiar todos los rodapieses, le sale por un pico ¿Eh?

Y luego ya, como es bien sabido, le quitó el IVA al papa y le pintó la Capilla Sixtina con estampicas molonas, con la punta la pichurrica tumbao en un andamio. Tradición que ha quedado muy arraigada entre muchos pintores contemporáneos, que también parece que pintan talmente con la punta la pichurrica, pero a diferencia de Miguel Ángel, es evidente que pintan con la pichurrica. “Pasión y quintaesencia de la vesícula biliar” Óleo, pastel de cabracho y Plastidecor sobre uralita con verdín. 20 x 20. Técnica mixta (jamón y queso) 200.000 €.

Y para rendir tributo a las grandes gestas de la humanidad, he aquí el vigésimo cuarto capítulo de Borja y Sandra Mary, que no hacen grandes gestas ni nada, pero desde que viven en Asturias conocen de primera mano las grandes ingestas, que es una cosa más de aquí.

Para los no iniciados en este asunto, dejo el enlace al primer capítulo porque si no se leen desde el principio pasa como con las películas de Almodóvar. Que no se entiende nada:
IR AL CAPÍTULO 1.

 

CRÓNICAS DESDE EL PARAÍSO: diario de dos emigrantes en Asturias

Capítulo 24


¡Sonso, tía! ¡Ay, por favor! Tengo un súper mogollón de cosas que contarte . El otro día nos fuimos a la Playa de San Lorenzo, que es una playa que tienen en el mismo Gijón. Lo que pasa que fuimos justo el día que era el verano en Asturias y podías recorrerte toda la playa saltando de michelín en michelín y no te manchabas las chanclas de Armani de arena ni nada  #NoTeLasManchasTía. Los refrescos los reparten con drones, que es la única manera. ¡Qué bonito tía! El coche lo tuvimos que dejar en un parking muy cerquita de la playa. De la de Luanco, que es otro sitio que tienen playa. Pero te haces un trekking hasta la playa muy agradable #TeSalenAmpollasEnLosPies #YAmpenesTambién

Para hacerte sitio te dejas caer, haces la croqueta y aquello ya se coloca sólo. Como en el Tetris . Borja hizo línea y desaparecieron dos filas enteras de señores con sombrilla, nevera y todo, y estuvimos fenomenal todo el día #QuéBienSeLeDaElTetrisTía. En la barandilla de la playa hay un escuadrón de señores con pantalones de tergal y gorra que son especialistas en mirar todas las tetris que puedan. Se ponen morados, tía.  Cuando vas a la playa de San Lorenzo hay que estar todo el día porque antes no puedes salir. Al final pasan unos señores con detectores de metales y van recogiendo a los jubilados con prótesis de cadera que han dejado enterrados en la arena y eso, y entonces ya cierran la playa para que la gente pueda venir a hacer botellón y a procrear.

A las 15:00 horas conseguimos llegar hasta la orilla. La orilla es donde se acaba la gente y ya hay agua del mar.  El agua está fresquita, tía. Bueno, la verdad es que si te acercas donde hay señores metidos hasta la cintura mirando al horizonte con los brazos en jarras como si fueran a cantar una jotica, sí que notas el agua más calentita. Es un truco muy bueno que he aprendido para no pasar frío en la playa de Asturias, tía. Me han salido unas ronchitas, pero debe ser de las cosas que tiene el Mar Cantábrico, que los peces se hacen pis en el agua en lugar de ir a la piscifactoría, que es lo suyo #EsLoSuyoTía

En la orilla hay unos peces faquir que tienen pinchos y se te clavan en los pies y eso duele más que un chándal con tacones, tía. Muy importante: cuando te pinches en el pie con un pez faquir no hay que matarlo pisándolo con el otro pie, porque al pez le parece fatal. Se me han puesto los pies que parezco una drag queen, pero las plataformas no me quedan nada monas #NoMePeganNadaTía Los señores del socorrismo te atienden muy bien y te hacen unas risas para que te tranquilices. Sale un señor de la Cruz Roja con un serrucho diciendo que hay que amputar. Cuando se te pasa el ataque de pánico te dan un ansiolítico y te curan los pies y entonces ya te echas unas risotas tía #QuéRisotas

En la playa la gente come en la playa propiamente dicha, y llevan neveras y todo. Nosotros llevamos una tarterita con el típico sushi playero, con su guarnición de hongos Matsusake. El carpaccio con espuma citron vert buenísimo. Nos estamos volviendo unos macarras, tía 
Lo malo es que como hacía viento no hemos podido flambear el coulant al brandy, que vale ir en plan hippie, pero eso ya es demasiado… Hemos traído el soplete de flambear para nada.

Hemos dormido una pequeña siesta. ¡Qué bien, tía! Habría sido estupendo si no nos hubieran robado el soplete de flambear y el sifón con la espuma citron vert que nos quedaba…

Para quitarnos el disgusto nos hemos dado otro bañito. El grupo de señores que cantan joticas más próximo estaba a unos doscientos metros. He estado un ratito buceando cerca de ellos ¡Qué calentito, tía! Lo único la mierda de las ronchitas, que he tragado un poquito de agua y tengo el paladar que parece que está de gotelé. #QuéHorror #NoSeLlevaNadaTía 

Pero el susto gordo fue cuando Borja empezó a gritar a lo lejos, que se le había metido una medusa en el bañador. ¡Ay qué angustia, tía! No veas qué súper voces daba el pobre:

-¡Ayayayayayayayyyyyy! ¡Halaaaaaa! ¡Huy, parfavaaaar!

Y la gente entendió lo de “Alá hu akbar” y hubo una psicosis colectiva y todo el mundo despavorido, tía ¡No entienden inglés, van a entender árabe!  #LaGenteQuéSabeTía #SepasanSieteUrbanizaciones Se desplazaron dos unidades de Policía Local, una UVI móvil, los GEO, un Seat 127 y los Mossos d’Esquadra, que estaban por Gijón promocionando la butifarra de La Garriga. Y Borja chillando:

-¡MECA, MECAAAAAA!

-¡Aquí el teniente Jordi Garrofons! ¡Hosti, tú! ¡Manden un intérprete de árabe, y una miqueta de Pa amb tomàquet, si us plau! ¡El sospechòs quiere rezar! ¡Canvi i cort!

Pero enseguida los Tedax desactivaron la medusa, que era una bolsa del Alimerka y todo bien, gracias a Dior tía. 

Los Mossos d’Esquadra nos querían multar por falsa alarma y despliegue innecesario de Pa amb tomàquet, pero al final no nos la pusieron a cambio de que la Policía Local les quitara la multa por aparcamiento ilícito de Cochet Ufisial de Mossos d’Esquadra en arenal público, y todos tan amigos. 

Otro día nos fuimos a una fiesta que se llama la Descarga de Cangas del Narcea, que así de mano no me apetecía nada porque descargar Cangas de los Narceas debe de ser súper cansado,  que eso pesa mucho y te salen ampollas en las manos, como a los operarios #AyQuéAscoTía. Pero allá que fuimos para ayudar a descargar, porque nosotros somos súper solidarios con las personas y hay que ayudar #HayQueAyudarTía.

Cuando llegamos se conoce que ya lo habían descargado todo, porque el pueblo estaba puesto en su sitio #MenosMal. Otro día venimos más temprano y ayudamos a descargar. Lo malo es que he perdido el ticket del Leroy Merlin y ahora no voy a poder devolver los guantes de trabajamiento, el mono y las botas de seguridad especiales para descargamientos. Una cosa te digo tía: los obreros conjuntan fatal.

Comimos súper bien. Entrantes a base de frituras rebozadas rellenas de fritura rebozada, pote, fabada, cachopo de fabada, fabada con pote, cabrito con compango relleno de cabrito y de postre cachopo en almíbar de cabrito. Aquí en Cangas tienen unos vinos que se llaman vinos de Cangas, y si te tomas dos botellas te pillas un ciego que te cangas del Narcea #TeCangasTía 

Y de repente empezaron a tirar cohetes y misiles intercontinentales sin venir a cuento, tía . Pero muchos cohetes que te cagas, que tiembla todo el pueblo que parece un flan de gelatina con Parkinson. La gente con Parkinson se pone muy contenta porque tiembla todo menos ellos. Este año se ha desplazado la iglesia siete metros, y el Centro de Salud todavía lo están buscando. 

Una señora nos contó que el año pasado vivía en el número 3 de su calle y luego de los cohetes su bloque se mudó al número 36, que es muy molesto porque tienes que hacerte tarjetas de visita todos los años. Hay una unidad ginecológica especial de campaña por si se te ponen los ovarios a punto de nieve. Y otra urológica para señores. En el pueblo están muy contentos porque este año han hecho récord. 8000 desprendimientos de retina y catorce parejas nuevas de siameses. También tienen un servicio de recogida y clasificación de piernas ortopédicas y dentaduras postizas, que se quedan todas las calles hechas un asco. Por la noche hacen un rifa y se reparten las dentaduras y las piernas entre todos los asistentes. #AMíNuncaMeTocaNadaTía 

Luego ya, salen a la vez los 800.000 coches del pueblo, que nosotros cuando conseguimos salir ya se nos había caducado la ITV ¡Qué bien lo pasamos tía! El año que viene volvemos fijo, a ver si llegamos a tiempo para ayudar a descargar 

¡Otro día te cuento más cositas! Besitos de Borja y Sandra Mary 

 

IR AL CAPÍTULO 25
————————————————
Si te mola esta cosa, pues le das al «Me gusta» y lo compartes. Entre quienes le den “Me Gusta” y lo compartan se sorteará el DVD de la declaración de Mariano Rajoy y un croquetero de la Fiera de Muestras.

 

 

Compartir esto en Redes Sociales, Whatsapp o por correo electrónico

Capítulo 23 – CRÓNICAS DESDE EL PARAÍSO: diario de dos emigrantes en Asturias

Las tradiciones son una cosa muy bonita que hay que conservar porque son tradicionales, y porque si no se conservan en aceite o en escabeche se echan a perder. Como Froilán, que como no lo conservaron en escabeche desde pequeño también se echó a perder.

Es más: casi se podría decir que el pueblo que olvida sus tradiciones está condenado a olvidarlas o incluso a repetirlas, pero peor. Por ejemplo, en Albardal del Canalillo, hermosa pedanía de Cuenca, se olvidaron de su tradicional lanzamiento de koala desde el campanario de la iglesia para conmemorar su victoria contra los moros en el siglo IX, cuando los amables lugareños vencieron a escupitajos collejas y pedradas a 25.000 bravos guerreros moros armados hasta los dientes con cimitarras, alfanjes, puñales, Kalashnikov y granadas de fragmentación (de ahí vendría posteriormente la famosa Toma de Granada, seis siglos después). Que el pueblo no existía ni nada en el siglo IX, pero las tradiciones son las tradiciones ¡Que te calles ya, listillo!

Así, dejaron tan hermosa tradición de lado durante años y cuando la quisieron recuperar se hicieron la picha un lío y ya de mano se encontraron con que no se podía decir “moros” porque queda feo, y mucho menos hacer referencia a batallas ni cosas belicosas, con lo cual a partir de entonces y por unanimidad de todos los grupos del ayuntamiento, votaron por conmemorar “Su moderada victoria, pero sin ser tampoco una cosa loca, sobre un nutrido grupo étnico de ciudadanos oriundos de la zona de la antigua Mauritania Tingitana y Cesariense y otros pueblos del ámbito geográfico norteafricano”, aclarando convenientemente que la victoria había sido al parchís y porque los otros no habían sacado cinco para salir de casa.

Lo peor vino cuando intentaron reconstruir la antigua tradición consultando a los más ancianos del lugar, que lamentablemente eran todos alcohólicos, politoxicómanos o infantas, y no se acordaban de casi nada. La fiesta sólo se retomó durante dos años porque salía muy caro tirar campanarios románicos a los koalas de la zona, que con el transcurrir de los siglos se habían ido mezclando con la población local, que era muy promiscua, y con la boina y eso ya no se distinguían. Lo más parecido a un koala era el Eufrasio, que era un vago de mierda y en sus años mozos se había librado de ir a la guerra porque se había fusionado con un taburete alto del bar y no cabía bien en las trincheras porque le salía la cabeza por encima.

El primer año la cosa no tuvo ciencia porque le acertaron al Eufrasio con el campanario a la primera. El segundo año le pusieron ruedas y pedales al taburete del Eufrasio, que decidió no colaborar porque según declaró “Más vale campanario volando que pedalear a lo pijo, que eso cansa mucho”. Desde entonces, con los 500.000 euros que les costaba cada campanario románico, que son carísimos, decidieron contratar a DJ Paquirrín, que por lo menos se le puede tirar al pilón al acabar la fiesta. O incluso antes. Y todavía les sobra para contratar a un imitador de Arévalo que cuenta chistes de gangosos, mariquitas y gente que se pilla la pichurrica con la cremallera, que se echan unas risas que al cura párroco se le sale la hernia del sitio.

Y por eso es tan importante cuidar las tradiciones, como Sandra y Borja Mary, que por primera vez se suman a la hermosa tradición de las “fiestas de prao”, tan arraigadas en la memoria del pueblo asturiano.

Porque como dijo el Arzobispo Clodomiro de Fitoria en su famosa obra del siglo XII “De Festiva Pratensis Pecata Minuta Non Est ¡Hijos de puta!”:

“Quien en los prados de mucha farturación e chumamiento hiciere gala, e mucha danza e aspaviento hiciere al son de cornamusas e chirimías, e bailare bien de pasos dobles e reguetones e otras danzas muy profanas e de mucho frotamiento, e cometiere fornicación e fuzamiento de los cuerpos humanos, vaya al prado e miccione e de vientre haga con profusión, e le acompañe la divina bendición”.

De ahí la expresión tradicional: “Vete a cagar al prao, pecador de mierda”.

He aquí pues el capítulo 23, que va dedicado a la memoria del insigne Arzobispo del siglo XII Clodomiro de Fitoria. Porque ya no hay arzobispos como los de antes. Ni Mirinda tampoco.

Para los no iniciados, como es tradición, dejo el enlace al primer capítulo:
Capítulo 1.

Pues eso:


¡Ay, Sonso tía! ¡No sé por dónde empezar! ¡Eso es súper fuerte que te cagas!  Con la cosa de que ya estoy de vacaciones en el insti y Borja sólo trabaja por las mañanas, estamos yendo a unas fiestas que hacen aquí, que como las hacen en el prado se llaman “fiestas de prado”. No es como las fiestas que se hacen en las ópticas, que son fiestas de graduación. Es muy importante que las fiestas de prado coincidan casi siempre con la fecha de un santo, santa o Virgen en la que suele llover y por eso se hacen ese día. En las fiestas que no llueve siempre se pone una carpa por si llueve, no vaya a ser que llueva. #PorSiLlueveTía

Las fiestas de prado se hacen en unos sitios que hay un prado y llega un camión gordo que pone “Orquesta Acordes do Carallo”, aprietan un botón y sale un escenario hinchable para tocar canciones de Luis Fonsi, rumbas de Los Chichos y cumbias de ACDC . Luego ponen un bar de campaña súper precario que te cagas, así rollo bar de campo de refugiados o algo de eso, y ya ahí te vas emborrachando por partes, que es una tradición que tienen #EsUnaTradiciónQueTienenTía 

Si es una fiesta de prado importante, también ponen puestos de cosas de comer y de pulseras tradicionales asturianas que ponen “I Love You” o tu nombre en chino, que es una cosa muy de aquí . También te puedes comprar cosas tradicionales de Star Wars y Harry Potter y madroños de artesanía pequeñitos para colgar en el retrovisor. En el caso de que se trate de un fiestón de los gordos, también ponen coches de choque, tiovivos y puestos de tiro a la pota, que eso es la zona chill out y ponen música relajante de Camela y de chunda chunda en general . Cuando el grado de embriaguez es importante te subes a la noria y vomitas y ya te desembriagas y te vas al bar a embriagarte otra vez. #SonSusCostumbresDePradoTía #YHayQueRespetarlas.

En las fiestas de prado contratan unos señores tradicionales que se encargan de beber mucho y ser desconsiderados, y van faltando a la gente. Los tradicionales “faltosos de fiesta de prao”, tía #QuéBonitasLasTradiciones . El día antes los meten en un cercado para faltosos y eligen a los más faltosos de cada categoría:

Faltosos categoría A: estos son los más eficaces porque a la primera copa ya son faltosos. Son faltosos de bajo consumo, tía. Se encargan de decirles faltosadas a las chicas y tienen que poner muchos porque los van exterminando a medida que pasa la noche. Son los más codiciados por los novios porque cuando los exterminas dan muchos puntos para quedar bien con sus novias, y esa noche si hay suerte tampoco hacen nada como siempre. Les gusta mucho llevar un megáfono de colores especial para fiestas de prado y se lo ponen en la oreja a la gente para gritarles cosas graciosas de contenido picarón relacionadas con la filosofía cartesiana y el tamaño del pene.

Faltosos categoría B: el faltoso cuñao. Estos tienen el súper poder de dar la turra hablando toda la noche a cualquier ser animado o inanimado que pillen y te echan todo el alientazo alcohólico en la cara, que te la dejan esterilizada y te quitan los puntos negros. Algunos al hablar sueltan felipitos de saliva y todo. Se utilizan para despejar la barra del bar de campaña cuando hay mucha gente. #SúperBienPensadoTía 

Faltosos categoría C: son los que hacen coreografías ellos solos con un cuba libre en la mano para animar el baile. Estos llevan sombrero gracioso de propaganda de Cruzcampo o gorra de esas de poner dos latas y chupar por un tubo, que es una cosa muy graciosa. Sólo se saben la coreografía de los pajaritos, pero ellos se apañan. Sirven para subir a Youtube videos de fiesta de prado de mucha risa.

En las fiestas de prado de mucho lujo ponen unas toilettes portátiles para poder hacer pis, pero lo realmente tradicional es ir a hacer pis al prado o entre dos coches  , que tiene mucha emoción y hay ortigas y cosas que pinchan. Hay brigadas de amigas que se organizan de doce en doce para hacer pis. Seis se ponen delante para tapar. Si ves media docena de chicas en linea haciendo como que bailan delante de unos coches o junto a un contenedor es que se están haciendo pis mientras tapan al resto de la brigada   . En las fiestas de prado no se puede llevar pantalones de peto ni mono, porque no hace pis con ellos ni MacGyver. Ahí ya tienes que llevar sonda. El popó hay que llevarlo hecho de casa porque la infraestructura no es adecuada para ello. Antes de entrar a la fiesta de prado los de seguridad te preguntan si ya hiciste cacota y si no, no te dejan entrar #PopóNoSePuede #EstánEnTodoTía.

La primera fiesta de prado a la que hemos ido es una que se llama “Los Exxonxuradox” o algo así, que es una fiesta de prado medieval con muchas equis que hacen en un sitio que se llama Llanera. Como curiosidad, a la gente oriunda de Llanera que nadie quiere estar con ellos los llaman Llaneros Solitarios #SonDatosCulturalesTía.

En los Exxonxuradox hacen cosa medievales del mismo medievo tía. Es una fiesta súper bonita porque hay puestos medievales que venden cosas medievales. Lo mismo hay infusiones medievales de hibisco, ruibarbo y rooibos ecológico, que spinners medievales y camisetas cuquis de Álvaro Ojeda y del Che Guevara.

Nada más llegar hay unos típicos dromedarios asturianos para que te des una vuelta, y los conducen unos señores con la tradicional chilaba llanisca y el turbante picón . Muy majos, pero como hablan asturiano cerrado no se les entiende nada, tía. A los señores con chilaba llanisca, digo . A los dromedarios tampoco se les entiende nada. A los dromedarios asturianos no te puedes subir con falda porque te graban con el Smartphone y luego te haces viral en el Facebook enseñando la portañica de las Bacteria’s Secret. Igual que el jabalí que se baña en la playa asturiana de Polonia #TeHacesViralTía.

Borja se resbaló del dromedario porque están diseñados fatal . Si no se hubiera depilado las piernas le habrían hecho velcro con la chepa del dromedario, porque los dromedarios son monochepa, pero afortunadamente se cayó encima de un señor muy grande de las cuencas mineras. Era tan grande que había nacido en Langreo y en Mieres. Era de todas las cuencas a la vez, tía . Al señor no le pasó nada, y nos echamos todos unas risas que te cagas y nos invitó a tomar catorce botellas de sidriña en el bar. De recuerdo nos regaló dos cartuchos de dinamita típicos de las cuencas mineras #QuéMajoTía.

A las fiestas de prado tampoco se puede ir con Manolos de tacón porque aquí los prados los tienen pavimentados de prado, sin Porcelanosa ni nada, y se te clavan los tacones, que eso lo sé yo de cuando estuvimos en Tineo . Al terminar las fiestas siempre hay dos o tres señores con detectores de Manolos y una azada para ir desincrustándolos del suelo y luego los venden desparejados en las tiendas de Desigual.

Después nos comimos unos típicos pinchos morunos de Noreña, que el señor que los hacía era muy agradable y al marcharnos le ofreció a Borja seis dromedarios y cuarenta cabras a cambio de no sé qué:

-¡Halah, ke rikha la zaghala! ¡Mucho dromidario y di cabra ti doy cambio por chavhala sinior! #QuéMajosLosDeNoreñaTía #HablanRaro #EnNoreñés

Pero lo mejor de todo fue por la noche, que nos pusieron unos disfraces de medievales muy cuquis  y nos fuimos a una cena que hacen allí que comes las cosas con las manos y los pies, y escupes en el suelo, eructas y todo muy medieval. Mientras tanto hay justas y torneos de señores medievales asturianos que se dan de toñas y se parten la cara a espadazos y se llaman «cara pijo» y «mongol» ¡Ay tía, qué cosa más bonita! ¡Como en las redes sociales! Yo no he estado más metida en el papel en mi vida .

Luego me entraron ganas medievales de hacer pis, pero no quise ir la toilette portátil porque eso es una imprecisión histórica y una vulgaridad. Total, que me abrí paso entre la gente y me fui al otro extremo del prado. El disfraz de Lady Adosinda no ayuda mucho para hacer pis, pero como ya soy de aquí me apaño, tía #MeApañoMogollónTía. De verdad te digo que no hay nada como hacer pis en el prado de una fiesta de prado porque entras en contacto con la madre naturaleza y es una cosa súper primitiva y te empoderas muchísimo #PisPower La próxima vez tengo que acordarme de beber menos y no hacer pis delante del escenario justo cuando empieza la orquesta, que es súper desagradable cuando el cantante te dedica la canción y te enchufan con un foco, tía. #AhoraSoyViral

Otro día te cuento más cositas. ¡Besitos de Borja y Sandra mary! 

IR AL CAPÍTULO 24

Compartir esto en Redes Sociales, Whatsapp o por correo electrónico

Capítulo 22- CRÓNICAS DESDE EL PARAÍSO: diario de dos emigrantes en Asturias

Llega un día en el que te das cuenta de que sales en las fotos como Carmen de Mairena con legañas, pero en versión chunga. En realidad ya lo sabías, pero te ibas consolando al ver esas viejas fotos que tienes guardadas en una caja de zapatos de cuando Espartero era cadete, que vistas en perspectiva tienes un aspecto estupendo, sobre todo porque no sales en ellas. Es más: si tienes la suerte de haber nacido en un momento en el que ya había ecografías en 4D Dolby Surround de esas impresas y todo, que salen con una definición que a la criatura ya se le ven hasta los piercings, es probable que sea el único retrato que te haga justicia. Esto es una cosa científica, porque demuestra fehacientemente que eres un feto, que en el momento de realizar el retrato está muy bien porque es lo suyo.

Lo malo es cuando tienes ya varias décadas en cada pata y en el DNI en lugar de foto llevas tu ecografía y te identifican sin ningún problema. Si acaso te dicen que en persona estás algo desmejorao. Luego nos extrañamos de que haya asesinatos en serie, gente violenta y pizza con piña. Normal. Cuenta la leyenda que en cierta ocasión un acaudalado caballero acudió al estudio de Picasso para que le hiciera un retrato, y como con la cosa del cubismo aquello tampoco tenía arreglo le pintó una ecografía. Picasso era un puto genio adelantao a su tiempo. ¡Qué crack!

Y llega esa fatídica mañana en la que te miras al espejo y ves con horror que te salen de la nariz y de las orejas muchos pelos. Pero muchos, nivel matojo exhuberante de esos que los ves y exclamas: ¡Hala, qué matojo más exhuberante!. Y como eres tonto piensas que te está saliendo moho como a esa loncha de choped que ya estaba en la nevera cuando compraste el piso en 1984. Si es que además de feo y tonto eres un guarro de lo más plus. Ahí, abusando. Normal que te ignore hasta el surtidor de la gasolinera, que cuando descuelgas el pitorro en lugar de «Ha elegido usted Diésel Plus ultra» te dice: «¡Ay, quítamelo, quítamelooooo!»

Peina la loncha de choped y dónala a la ciencia, que fijo que de ahí se sacan drogas de las buenas. Y te llevas las manos a la cabeza para tirarte de los pelos. Pero como eres idiota no te habías percatao de que hace años que el pelo te crece pa’dentro y por eso se te sale por los orificios nasales y auditivos. Si tienes vello en el orto y en las plantas de los pies es que la cosa ya se te fue de las manos. Te pasa como al caso Bárcenas: eres un caso perdido.

Todo lo contrario que Sandra Mary y Borja, que se mantienen fetén gracias a la benigna climatología de Asturias, su gastronomía macrobiótica y la cosa del turismo activo. Bueno, aquí la gastronomía es macro en general. Por ello, de la misma manera que el 15 es la niña bonita y el 25 plantea graves problemas de rima, llega el capítulo 22, que como son los dos patitos, a los animalistas, los sexadores de patitos y los fans de hacer sus necesidades en un orinal de patito, les va a encantar. A los fans de Luis Fonsi también. (Dos-pa-tiiitos…)

Para los no iniciados en esta absurda historia, mi más sincera enhorabuena. Pero yo por si acaso dejo el enlace al primer capítulo:

Pincha aquí.

Al final de cada capítulo hay un enlace al siguiente, no olviden supervitaminarse y mineralizarse, y esas cosas que digo siempre.

Hala, me pasen al fondo:

——————————————

¡Sonso, tía! ¡Ay por favor, qué súper fuerte! ¡No te lo vas a creer! Ahora que ha llegado el buen tiempo, a Borja y a mí nos ha dado por el turismo activo cuqui . Bueno, voy por partes, porque si no, no coges los conceptos tía:

TURISMO ACTIVO CUQUI: dícese del tipo de turismo que es como el otro, pero pagando por sufrir voluntariamente descendiendo barrancos, andando en bici y macarradas así sabiendo de antemano que vas a sufrir. En el turismo activo cuqui no te ponen daiquiris de garrafón, ni hay animadores que bailan la Macarena en la piscina haciendo como que lo pasan chachipiruli a pesar de cobrar seiscientos euros.

BUEN TIEMPO: este es un concepto complejo. En Asturias, dícese de la combinación de la ausencia de lluvias, una humedad aceptable (entre el 200 y el 300%) y una temperatura igual o superior a 20 grados. A partir de 25 grados ya dejan de llamarlo «buen tiempo» y pasan a llamarlo «taqueluparió». En el momento en que se superan los 30 grados se llama «ffffffmimadrestoyemoriseaplazos» y en las redes sociales la gente se insulta un 35% más y quedan para pegarse después del trabajo. Igual que cuando hace mal tiempo.

Total, que llevábamos tres horas en el jardín desparramados en la tumbona disfrutando del solecito, los rayos gamma y la megahumedad y de repente tuve como una revelación que te cagas. ¡Lo ví todo clarísimo tía : vino un ñu surfero en paro con una gorra de la Caja Rural y va el tío y me dice: «¡Ñuuuuuuu!» -porque aquí los ñuses dicen «ñu». Es decir: ñugen. Total, que despues de ñugir me dijo:

«Acordeón, matasellos ¡Nooooo, eso jamás! ¡Alpargata! ¡Mira que no ir al descendimiento del Sella! Pa la calor no hay mejor cosa que el frío. Yo tengo los gigas con Jazztel, que son mejores y traen los bits más rápidos. Cuanto peor mejor para todos los ñus, y cuanto peor para todos otro ñu nos cantaría. ¡Mejor para mí! El suyo Beneficio. ¡Político! ¡Degenerado! ¡Cabronsón! ¡Vete a descender el Sella en Thermomix, estúpida! ¡Ñuuuuu!» Y tal como vino, se fue sin decir ni ñu.

Se conoce que era un ñu cuñao. Un Cuñú. Los de la UVI móvil me trataron fenomenal y después de regarme con la manguera, darme varias bofetadas y de ponerme suero fresquito con gas, como nueva de la insolación . Todo apunta a que no hay daño neurológico ni nada, Josefina, tía. #NoTengoNeuroDañológico

Los de la ambulancia dijeron que en veinte años nunca habían atendido una insolación aquí. También que lo de las bofetadas no entraba en el protocolo, pero como hacía mucho calor estaban algo violentos. El vecino de al lado, por el contrario, dijo que en su opinión todo el mundo es gilipollas excepto él, que es imbécil. Total, que Borja el pobre con un susto que te cagas. Claro, él llevaba gorra y no le afectó demasiado. Bueno, quitando la marca que se le ha quedado en la frente, que parece un Playmobil con el flequillo cortado a bacenilla. Pero dice que un día de estos se pone al sol con burka descapotable y lo iguala. Yo me niego a llevar gorra como Borja y el cuñú, que me queda fatal, pero me voy a comprar una pamela, que creo que en Falcon Crest se llevan mucho otra vez .

Pero el mensaje-revelación del cuñú no cayó en saco roto y busqué en Internet lo del descendimiento del Sella. No es como cuando fuimos al Descendimiento de Galiana, que eso es una calle. El Sella es un río que tienen aquí, todo lleno de piedras por el fondo tiradas de cualquier manera y la gente cuando no tiene otra cosa que hacer, va y lo desciende 

-¡Jo, que aburrimiento! ¿Tomamos un café?
-Qué se yo. Vamos a insultar por el Facebook, o a descender el Sella o algo. Que hace mucho calor.
-¡Venga! Pero deja de darme coces en la espinilla
-Es que hace calor y estoy violento26

Así de mano no nos incitaba nada de nada, porque eso se hace en un barquito pequeño  ¡De plástico, tía! Y hay que remar, que eso ya me parece una cosa súper vulgar. Pero para mí desde ahora, lo que diga el ñu va a misa… #LargaVidaAlÑuSuferoEnParoConGorra #DeLaCajaRural.

¡Ay por favor, qué cosa más pintoresca! Llegas a un sitio que se llama Arriondas, que suena súper bien y si lo dices gritando te calma la tira. ¡ARRIONDAS! ¿A que sí, tía?  pasa igual que con Sotrondio, que si te das con todo el meñique en la mesita de noche dices ¡SOTRONDIO! y se te pasa. Si lo dices en plural, todavía más ¡SOTRONDIOSSSS!.

Allí te dan un traje de neopreno de tirantes opcional. En Arriondas, digo. En Sotrondio no dan porque no hay Sella. Pero el neopreno me quedaba fatal con las Hunter, así que pasando, y me quedé con los Shorts y mi camiseta macarra de Hello Kitty. #NeopreNoMeLoPongo A Borja no le dejaron subirse al barquito con el traje de Capitán Pescacuqui de cuando fuimos a Cudillero, así que él sí que se puso el neopreno #NeopreSiSeLoPuso , que la verdad es que estaba mono y todo, tía .

El barquito que nos dieron era amarillo, porque resulta que no lo tenían en otro tono, que con los shorts azules, el salvavidas rojo y los remos verdes parecíamos los de Parchís ¡Hoooola, soy ficha roja… Ya me dirás, tía… ¡Ay por favor, qué cuadro! #TíaNoTeníanMásColores#QuéPrecarioTodo 

Junto con el barquito, los remos y el salvavidas te dan un bidón para que metas ahí tus cosas por si vuelca el barquito . Los barquitos del Sella son volcables. Yo ahí ya tuve una crisis de ansiedad y exigí enérgicamente que me devolvieran el dinero, porque lo de las combinaciones de colores ahí en plan hippie de Ágata Ruiz de la Prada tiene un pase, que ya sabes que yo me adapto a todo, pero eso de volcar en barquito es un peligro tía. A saber los bichos que viven en el Sella, que seguro que hacen caca dentro del agua #AyQuePoto . El de los barquitos nos quería devolver el dinero y nos regalaba el picnic, pero Borja se plantó y dijo que o descendía el Sella inmediatamente o dejaba de respirar y no me ajuntaba nunca más. Se ha vuelto un malo malote que te cagas, tía 
#ComoGrey #BuenoNO

Con el descendimiento del Sella incluyen un picnic a base de bollo embarazado de chorizo, una botellita de agua y de postre un kit kat. La cosa funciona así: te ponen la barquita en un tobogán, y te empujan al agua a la de tres. A nosotros el señor nos empujó a la de una. Decía que por ir ahorrando tiempo, pero yo creo que fue porque Borja le caía mal y ya estaba harto de él . Al principio lo de remar cuesta mogollón de trabajo, que no veas para avanzar cinco metros. Casi me hago un esguince en el sobaco . ¡La gente desde la orilla nos jaleaba y todo! Luego ya, cuando nos dijeron que el descendimiento era para el otro lado nos dimos la vuelta y mucho mejor Tía. Dónde va a parar… 

Entonces ya desciendes el Sella propiamente dicho. El barquito no tiene volante, pero con el remo ya lo llevas tú para donde quieras. Si remas por la izquierda el barquito va a la derecha y viceversa. Como los ingleses o el gobierno, que son cosas que lo suyo es que vayan al revés .
En nuestro caso, al principio el barquito iba básicamente siempre hacia viceversa de donde queríamos ir. ¡Pero luego ya empezamos a dominarlo que te cagas tía! Al final casi siempre íbamos por el río y todo. Por el camino te vas parando a descansar de vez en cuando y hay chiringuitos por si quieres tomarte una bebida típica. Fanta naranja, Sprite, Cola del Hacendado y cosas de esas de aquí. Sidricocktail no tienen porque esto es una cosa de aventura muy macarra y eso está muy mal visto.

Después de la tira de tiempo remando, que ya llevaríamos más de media hora o así, encallamos a lo bestia en la orilla, que del impacto a mí se me saltaron las gafas de sol de Dior al agua . Pero estuve súper rápida y para disimular estiré un brazo y dije en voz alta:

-¡Ay por favor! ¡Qué súper calor! Me sobran hasta las gafas ¡Hala, a la mierda con ellas, que son de la temporada pasada! ¡Plouf!.

Pero no debió colar, porque unos chavales muy majos que estaban sentados en la orilla fumándose unos cigarrillos que olían raro se partían la caja . ¡Qué rabia me da quedar de cateta descendiendo el Sella, tía! 

Los chicos tenían los ojos así como enrojecidos, que eso seguro que era del cloro del Sella o algo . ¡Pobres! Le preguntamos al único que no se estaba partiendo la caja cuánto faltaba para terminar el descendimiento y va el tío y nos dice que quedaban como tres horas y media. ¡Ay por favor! Menos mal que en el bidón del barquito llevaba unos ansiolíticos, porque si no me dan los siete males. ¡Tía, qué angustioso todo, atrapados en ese entorno salvaje tan hostil! La verdad es que después de un ratito me sentí más relajada a pesar del humo de los cigarros raros que fumaban los chavales. A Borja se le pusieron los ojos rojos también #PutoCloroDelSella. Cuando se me pasen las risas vamos a demandar por lo civil al Departamento de Cloración del Sella. O por la iglesia. Lo que sea más barato.

Luego nos entró como mucha hambre de repente y nos comimos el picnic allí mismo. ¡Qué risas y qué hambre, tía!  Borja tuvo que sobornar a los chavales para que nos dejaran chupar el envoltorio de su kit kat. Luego nos despedimos y nos fuimos a subir al barquito. Cuando te subes al barquito de nuevo, está diseñado para que se vuelque ipso facto y quedes como Cagancho en Almagro. Pero te partes el culo y todo fenomenal.  El agua está fría que te cagas, pero te meas de la risa. ¡Tía, qué hambre! Los chavales fueron muy amables sujetando el barquito para que nos pudiéramos subir. Uno vomitó de las risas y todo y casi se ahoga. El Sella da mogollón de risa, tía. ¡Qué partidura! 

Después pasó una cosa muy rara, porque por más que remábamos, cada pocos segundos nos volvíamos a encontrar a los chicos, y los saludábamos y nos partíamos todos el tórax . Hasta que dejamos de remar los dos del mismo lado todo el rato, que entonces ya no los vimos más. Si remas del mismo lado todo el rato, te da como un deja vu de esos, y es como si ya hubieras pasado por allí antes todo el tiempo. Eso se estudia en primero de conducir barquitos.

Luego nos arrepentimos de habernos comido el picnic tan pronto porque teníamos mogollón de hambrota #TíaQueHambrota . Llamamos a Telepizza, pero resulta que no tienen entrega a domirrío Sella. #NoTienenTía Entonces tuvimos que recurrir a técnicas avanzadas de supervivencia extrema en río, que Borja es experto porque ve Discovery Channel y Supervivientes y una vez fue a Benidorm. Tía, una no sabe lo que es capaz de hacer hasta que se ve en situaciones de extrema necesidad. Afortunadamente ya conocemos bien la naturaleza asturiana y pudimos alimentarnos sin problema. 100 Euros nos gastamos en kit kat y bocatas de chorizo en el siguiente chiringuito #NuncaTiresLaToalla#QueAVerCómoTeSecasLuego

Tía, de verdad. Cuando vengas tienes que hacer el descendimiento del Sella, que eso es una aventura que te cagas. Lo malo es dar la vuelta remando para devolver el barquito, que se hace un poco largo, pero van los señores que alquilan las barquitas animándote a gritos todo el camino desde la orilla. Son doce horas en total, pero merece la pena porque al final te recibe la Guardia Civil y todo y te dan un diploma por valor de doscientos euros.

Otro día te cuento más cositas, Mary Loly. ¡Besitos de Borja y Sandra mary! 


Si te gusta esta cosa, pues le das al Me Gusta y lo compartes con los botoncicos que hay más abajo. Gumersindo Rodrígues leyó esto y no lo compartió y le salió el IVA a pagar. Wilfredo Morán tampoco lo compartió y le salió una fístula anal en la cara, además del IVA a pagar. El muy pringao. Comparte y dale like, o de lo contrario, cuanto peor mejor para todos y cuanto peor para todos mejor elige el alcalde el cachopo relleno de coliflower.

IR AL CAPÍTULO 23

 

 

 

Compartir esto en Redes Sociales, Whatsapp o por correo electrónico

Este sitio web utiliza cookies, y por tanto si continúas en él, das consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, y bla, bla, bla.. . Pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies