-¡Compañeres! ¡Vecines todes! Me asomo al balcón a pegar berridos como un trastornao para anunciar que desde la Asociación Nacional de Indolentes y Desganaos, querríamos lanzar un mensaje, a pesar de que nos da una pereza muy tocha. Iba a lanzar dicho mensaje ayer, pero me dio mucha bajona y en su lugar me abrí la última bolsa de Doritos, que pa mí que estaban caducaos porque sabían raro y traían de regalo un cromo de Naranjito.

A lo que iba, que luego me voy por los Cerros de Úbeda y eso queda en casa Dios y luego a ver quién me trae de vuelta ¡Boh! ¡No quiero ni pensarlo!:

A las ocho, si tal, o no, eso como vayamos viendo, todos al balcón a no hacer ná en sodilari… solirari… sondilandirdad… pa apoyar a los que semos mayormente vagos y nos da todo una pereza de la hostia.

-Yo saldría, pero es que no me sale del entrepato ni tengo yo arte pa ná…

-¡Pero si ya estás en el balcón, gilipollas!

-Es que salí el primer día a echar un cigarro y ya, pues dije: me quedo. Por la noche refresca que te cagas, que me se pone la nariz negra y tó. Pero por no entrar a coger una rebequita…

-¡Yo quiero apuntarme a la asociación!

-¡Pos vete a nuestra página gües, y ahí lo tienes tó!

-Vale ¿Cómo se llama la página güés?

-¡No tenemos! ¡Eso lo vas dejando, y un día por otro…!

-¿Cuánto se paga de cuota anual?

-¡Yo qué sé! ¡Lo que te salga’l culo! A mí no me líes…

-¡Pos entonces ni me apunto ni ná!

-¡PRESIDEN-TE! ¡PRESIDEN-TE!

-¡Uffffff! ¡Qué flojera me está entrando!

-Yo lo que no acabo de entender, es por qué tenemos tres socios ná más.

-¡Qué sé yo! ¡La peña que pasa de tó!

-¡ME ABURROOOOO!

-¡Pos lee un libro!

-No, que eso pesa que te cagas. El lunes lo intenté con el libraco ese que salen elfos, y hobbits y no sé cuántas movidas multiculturales más, y sufrí un terrible desprendimiento de muñeca.

-Pos ves una peli en el Netflix

-¡Imposible! ¡Me he quedao sin batería, y el cargador lo tengo en el cajón de la mesita!

-Joer, el Paco. ¡Vaya putada, primo! Hay que ayudarlo. ¡Que alguien llame a la UME, o al SAMUR o algo pa que lo socorran!

-¡Hostia, qué perezón me da llamar!

-¡El pobre Paco. está perdío!

-No podemos hacer ná, compañeros ¡Paco, aguanta!

-No, si yo me voy apañando. Bien a gustico que estoy aquí tirao.

-¡Se siente! ¡Se siente! ¡Paco saxofón!

-¡Joder, tío! ¡Que dejes ya la poesía, que no se te da!

-¡Qué pereza tó!

Compartir esto en Redes Sociales, Whatsapp o por correo electrónico

Este sitio web utiliza cookies, y por tanto si continúas en él, das consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, y bla, bla, bla.. . Pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies