Promo programa día 2-3-2019

Promo programa día 2-3-2019

Compartir esto en Redes Sociales, Whatsapp o por correo electrónico
Mimir mal, es mala cosa

Mimir mal, es mala cosa

Lo de no pegar ojo en toda la noche es una divinidad, porque a eso de la hora del amanecer, así a lo tonto, es cuando te entra el sueño, y entonces es tontería porque te tienes que levantar. Es trabajar a lo imbécil. O sea, es como trabajar en España.

Si además ese día estás solo ante el peligro en el curro, eso ya es de orgasmo y perdición. A las 10 de la mañana, cuando te hablan, oyes un «run run run» muy desagradable. Normalmente porque es alquien que te habla. ¡Cosa tan molesta, oyes!

A las 12 la cosa tira más hacia lenguas muertas o de minorías oprimidas. Juraría que a las 12 y cuarto un señor me dijo cosas en dialecto Jharatumbu, pero no estoy del todo segurola, la verdad.

Al final de la mañana, cuando vas a cerrar, es cuando te viene el de «ej que me urge mucho. ¿ME LO TENDRÁS EN MEDIA HORA?» Eso es muy estimulante. A mí por lo menos me estimula mucho las hormonas. Lo que es la testosterona, la malahostina, y eso. Te vas a comer. Abrevas rápidamente no sea que pierdas de dormir. Duermes más que Cepórrez. Pero de soñar que Albert Rivera te pide ayuda desconsolado por no sé qué movida rara con una carrera en una media. ¿Pero qué me estás contando, Albert? ¿No ves que tengo que descansar?

Cuando te despiertas porque es la hora de volver al curro, apenas te apetece matar a nadie ni nada. Has descansao. Los servicios forenses y de criminalística se retiran de tus aposentos al ver que sólo era una siesta. Grissom, o como se escriba, te afea la conducta por andar movilizándole los ceseís a lo pijo.

-¿A usted le parece que está bonito al precio que tiene el ceseís?

Joer, ¡No sabes ni cómo te llamas, vas a saber si te parece bonito o no! ¡Yo qué se Grissom!
Grissom se pira, pero mentándome a la madre por lo bajinis.

Coges el amoto para ir a currar. Todo va bien. Has acertado incluso cogiendo tu propia moto, que es cosa muy destacable. La tarde es durísima. Gente que no le funciona el Gúguel.. O lo que es peor: el Glogle. Esto es infernal.

A estas horas ya, me parece que todo Cristo habla en Esperanto. Efectivamente, estoy esperanto que den las ocho, pero no hay manera. El tiempo es relativo. Er hioputa. Hay que ver lo que dura. Cuando suena el teléfono, y el otro teléfono a la vez mientras alguien te trata de explicar en vivo y en directo sus problemas con el glogle, te sientes transportado a otra época. Concretamente a alguna dinastía china de esas milenarias con jarrones caros y torturas de esas tan refinadas que eso ya es de ser mala persona. Y el curro se acumula y vives sin vivir en ti.

A la hora de cerrar ha venido Pusdemón a ver si le independizo el Güindous ¡Qué pelazo me trae ese hombre, joer! Pero eso sí: tiene que ser para ya mismo. ¡Fuera de aquí ya, hombre!

¡A la mierda! ¡Me voy a mimir!

 

****************

 

Compartir esto en Redes Sociales, Whatsapp o por correo electrónico

ROMA

ROMA

A mí la peli «Roma» me encantó. Es verdad que empecé a verla con cierta prevención. Vale que es una peli lenta. Pero en este caso me parece que es virtud. Oye, más lenta es la recuperación económica, o las mierdas de blanquear los dientes. Que para cuando se te blanquean un tono ya tienes toda la calavera, el fémur, y el resto del varillaje al aire y, total, ya da lo mismo. Tanta prisa pa todo ya, ¡Carallo!

Vale también que no hay explosiones nucleares, ni un tren de un kilómetro de largo que va sin control cargado con material muy chungo gracias a que el maquinista era idiota y se bajó de la cabina a echar un pis dejando el acelerador apretao y los frenos de emergencia desactivados. Total, ¿Qué puede salir mal? Si es que hay que tenerlos gordos como balones de Nivea…

Vale que no sale nadie diciendo «¡Maldita sea, Maik! ¡Yo amo a mí país más que a pí pispo!». Que es una pena, porque son frases que le dan mucho empaque a las pelis. Vale que a pesar del título no salen señores en una orgía poniéndose ciegos de lenguas de ruiseñor sobre el triclinium y chumando vino de la Galia como si no hubiera un mañana. Ni siquiera un legionario o un centurión luciendo casco con escoba con las canillas al aire. Como los modernos. Vale que que no salen gladiadores repartiendo fostiones como panes. Pero sale un cateto cani integrista de barrio amarginao haciendo el molinete con la chorra mientras hace mañas de Jiu Jitsu, o algo de eso, con la barra la cortina la ducha, que es algo muy insólito y poco visto.

No, en serio. Es buenísima. Hay que verla. Pero sin prisas. ¡QUE LA VEÁIS INMEDIATAMENTE!

PD: tampoco salen citas de Fray Juan de León ni de San Luis de la Cruz. Ni del Fary, pero sigue siendo buenísima.

 

 

*************

 

Compartir esto en Redes Sociales, Whatsapp o por correo electrónico

¡Qué verde era mi campiña (electoral)!

¡Qué verde era mi campiña (electoral)!

Las campañas electorales son una cosa muy seria. Lo primero y más importante es asegurarse de que convences al otro de que está más equivocadito que la madre que lo parió echándole hinojo al flan. Para ello es primordial presentarle los argumentos y debatirlos desde el respeto. Y si no se aviene a razones, pues le das un par de hostias. A veces no queda más remedio.

También se puede empezar por las dos hostias, y luego ya presentas los argumentos. Tiene la ventaja de que así ya queda todo debatido de antemano, y es trabajo que se ahorra. Lo mejor es traerlo todo debatido ya de casa.

Si la cosa de la violencia física no te va, o te da mucha pereza, hay que poner en las redes sociales tu opinión en forma de cartelico que dice cosas. A ver, que no es que sea tu opinión exactamente, porque es un cartelico prefabricao que has copiapegao por ahí, que se ha puesto ocho mil millones de veces. Pero es que te conjunta bien con las cortinas y, oye, eso tiene su aquel y hay que visibilizarlo. Si en lugar de cortinas tienes visillos, entonces hay que visillibilizarlo. Porque hay que ser coherente ante todo.

Si no te mola el tema cartelico prefabricao, entonces puedes optar por el hashtag prefabricao, que comunica muy bien. No hay Dios que lo lea, pero comunicar, comunica. Un hashtag es cualquier cosa que empiece por el símbolo almohadilla, que es el de los cuatro palos cruzaos (este: #). Luego todas las palabras tienen que ir juntas, porque si no, eso no es un hashtag. Es una mierda pinchada en un palo. Por ejemplo, así sí:

#EspañaSiempreSiQueSiJoderSusVaisACagarJaJaJaJaOéOéOé

O su variante:

#EstePaísNuncaNoQueNoJoderSusVaisACagarYACagaraJaJoJaJosJasOéOáOésOases

Claro, eso transmite que se escojona el átomo y hay que ponerlo para hacer campaña porque convence al más recalcitrante.

También está la variante disléxica:

EspiñaCuncaOnQeuOnQehDojerDusLaisDaKajarAjAjAjEoEoEocorneta#

No importa la que uses, porque comunica y convence lo mismo.

El tema papeletas: muy importante. Te coges las páginas amarillas de electores, y mandas por correo la papeleta pa que te voten. Ahí, a pijo sacao. Con su sobre y su canesú y todo. Y su mensaje subliminal:

«Estimade ciudadane:

Como sabe, vivimos momentos decisivos. Sólo nuestro partido puede darle lo que usted necesita. A saber: paz, prosperidad, igualdad, y proteger el medio ambiente y todas esas mierdas. Sólo nuestra propuesta puede darle aquello que anhela. Usted sabe que sólo el Frente Conservador Popular Socialista Ni De Izquierda Ni de Derecha y de las JONS puede darle. Porque usted quiere que le den, y le vamos a dar…»

Es importante también dejar alguna referencia a cosas que le gustan a todo el mundo para terminar la carta:

«… y por eso, queremos decirle alto y claro, sin complejos, que gatito pajarillo croqueta hermoso amanecer mojar el pan en el aceitillo de freír.

¡Vótanos, hijueputa!»

Tengo visto a familias enteras cambiar su intención de voto por una papeleta.

-¡Hala! ¡Mira papa! ¡Han llegao más papeletas!

-Vale. Pos coge cuatro, y esas mismas.

-¿Y las otras?

-Deposítalas ahí en el montón, que eso a tanto la tonelada ya son perras.

Los mítines. Eso es algo digno de estudio. Un mítin es una cosa que se alquila un polideportivo o algo de eso, y pones un escenario, un pollete pa poner los papeles, y pantallas grandes y todo eso. Y globos. Un mítin sin globos es como un Telecinco sin JorgeJavieres. Entonces apiñas a la gente que ya venía convencida de casa y dices tus mierdas y las convences más. Detrás del líder o lideresa suprema, hay que poner gente joven que diga a todo que sí. Como si fueran tus votantes.

Y la peña se va a su casa requeteconvencidísima, que no cambian su detergente por otro ni aunque les amenaces con meterles el tambor con cacillo dosificador y todo por el orto.

Y entonces ya, es cuando estás legitimado para meterles a los equivocaos tu tambor de detergente, o sea, el bueno, por el orto.

Sé que va a ser muy duro, porque estamos hablando de varios meses de «Dame la petaca, dame la petaca ¡Que me la des ya, joder!». Pero hay un truco muy bueno para ir sobrellevando el asunto. A cada eslógan que veas, le pones todo íes, y eso es la risión:

Inidis Pidimis, Viti i VIX, Viti Pi Pi, Viti PidriSínchiz, y todo así. Con variantes regionales incluidas como Yints Pil Sí, y Piniivi, y así.

¡Ay señor, qué Calvario!

 

********

 

 

Compartir esto en Redes Sociales, Whatsapp o por correo electrónico

Sí, pero ¿Al final se muere?

Sí, pero ¿Al final se muere?

Jo, que sí. Que estáis pesaditos con lo de San Juan de la Cruz en el libro de Sánchez. Pero al final, ¿San Juan invade Polonia, o no? Y en tal caso, ¿No habría quedado más fetén llamarlo «Saint John of the Cross? Porque eso suena como a invadir más eficazmente y mejor. Con más explosiones y más bofetás por segundo, vaya.

¿Al final muere? Porque molaría ahí, el Fray Luis of Laion sujetándole la cabeza:

-¡Aguanta, John! ¡Tu país te necesita! ¡Todos somos contingentes, pero tú eres necesario!

-¡Fray, amigo! ¡Deja que me vaya, y venga mi fenecimiento! ¡Cárgate a esos hijos de puti!

-¡Claro que sí, guapi!

No sé, joer. ¡Decidme ya cómo acaba, que me tenéis en ascuas!

 

 

**************

 

 

Compartir esto en Redes Sociales, Whatsapp o por correo electrónico

Este sitio web utiliza cookies, y por tanto si continúas en él, das consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, y bla, bla, bla.. . Pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies