La Semana, EnsimISMA – Programa 13– “Poesía, poetas y poetes”

La Semana, EnsimISMA – Programa 13– “Poesía, poetas y poetes”

La Semana, Ensimisma. Especial “Poesía y otros poetismos”.  Sección del programa “Asturias x2”, conducido por Camino Sofía de la Guerra,  emitido en la Radio del Principado de Asturias el 16-2-2019.

 

 

Compartir esto en Redes Sociales, Whatsapp o por correo electrónico

Leer más historias

Promo programa 16 de febrero de 2019 (Vídeo)

Promo programa 16 de febrero de 2019 (Vídeo)

Compartir esto en Redes Sociales, Whatsapp o por correo electrónico

Leer más historias

Otra de juntas de vecinos

Otra de juntas de vecinos

No hay cosa mejor que terminar el día con una junta de vecinos. Eso es la escojonación del átomo y el no va más, y por eso ir las juntas es una cosa que me gusta mucho de hacel-la. Tenía que haber una todos los martes, jueves, y domingos.

Eso consiste en que te mandan con tiempo muchos papeles con cuentas, y presupuestos de arreglar cosas que no hacen falta. Normalmente de empresas de un amigo de un vecino, que no se lleva nada en el asunto. Es muy importante no leer ni un sólo papelajo de los que mandan o, en caso de leerlo, entenderlo todo mal. Y luego ya, pues hay unos puntos del día, que sirven para pasárselos por el arco triunfal con saña.

Entonces se empiezan a tratar asuntos que no tienen nada que ver, y siempre hay un mínimo de un vecino que tiene la misión de boicotear la junta. A veces hay incluso más. Para ello, hay que preguntar cosas que ya estaban respondidas seis o siete veces, y entonces la vecina del sexto saca a colación la estrecha relación que existe entre el culo y hacer maquetas de barcos con la chorra. Asunto por otra parte muy recurrente y que no puede faltar en una junta de vecinos que merezca tal nombre.

Es muy importante también, proponer que se vote otra vez una cosa que ya se acaba de votar. No vaya a ser que no haya quedao bien votada como Dios manda. La vecina del sexto insiste en el asunto del culo y las maquetas de barcos, cosa que queda muy oportuna y combina muy bien con todo. Entonces ya, pierdes la paciencia y empiezas a votar a boleo para ver si se acaba antes la junta. Es como en las elecciones de elegir al gobierno y eso.

-¡VOTO QUE SÍ A LO QUE SEA!

-¡LUIS JOSÉ, QUE TE PIERDES!

-Bueno, pues entonces voto que no, pero tirando a abstención mayormente

-¡Impugno!

-¡El que primero lo huele, debajo del culo lo tiene!

-¿Entonces se pinta el descansillo o no?

-¡A mí no me gusta el color!

-Pero si no lo han pintao todavía…

-Es por ir adelantando trabajo

-Pos yo he terminao de hacer una maqueta de barco con la chorra…

-¡Virgen Santa, Juan Andrés! ¡Somos lo que más agua gastamos del edificio!

-Porque son tos unos guarros que no se lavan la sobaca

-¡Así huele el ascensor a sobaca y maqueta de barco hecha con la chorra!

-¡Poj claro!

Y por eso, amiguitos de la fauna ibérica, la luz del segundo nunca funciona.

****************************

Compartir esto en Redes Sociales, Whatsapp o por correo electrónico

Leer más historias

JUNTA SANGRIENTA (microrrelato de juntas vecinales sangrientas)

JUNTA SANGRIENTA (microrrelato de juntas vecinales sangrientas)

—————–

-Bueno, pues damos comienzo a la junta de propietarios. El primer punto del día es…

-¡Ni punto ni punta! Que tengo ahí la mancha de humedad en la pared de la salita, que eso no me lo arregla nadie, y…

-Pues una vez a mí también me salió una mancha de humedad…

-¿En la salita?

-No. En la pechera, pero era porque me arrollaban los mocos por el morramen abajo.

-¿Y ESO QUÉ TIENE QUE VER? ¡IDIOTA!

-Ná, yo era por decir algo. Zorra.

-Por favor, sigamos el orden del día, y dejamos los ruegos y preguntas para el final, porque si no…

-¡Por que si no, qué! ¿Eh? ¿Qué vas a hacer? ¿Me estás amenazando?

-A ver, por favor, el violento del quinto derecha. Los ruegos, preguntas y amenazas terribles los dejamos para el final, de modo que podamos avanzar en la reunión de hoy, y…

-¡Pues yo no quiero decir nada, pero aquí hay alguien que escupe en los botones del ascensor, y eso es un asco!

-¡Eso, eso! ¡Hay que votar!

-¿Votar qué?

-Si echar escupitajos en la botonera del ascensor está bonito o no.

-Según la Ley de Propiedad Horizontal, en su artículo cuarto, los lapos han de contar con la aprobación de las tres quintas partes de la cuota de participación, que…

-A tí sí que te ponía yo en propiedad horizontal, morenazo…

-¡Guarra! ¡No le digas eso a mi Antonio, que te escupo! ¡A la mierda! ¡¡¡GRZPTFTUÁ!!!

-¡Joer, qué pedazo de lapo! ¡Qué consistencia!

-Calculo que es un lapo DIN A3

-¡Ay, mi José, que es ingeniero y calcula los lapos de maravilla!

-Sí. Eso lo dejas secar, le pones una goma, y lo petas en Carnaval

-¡AJÁAAAAA! ¡ELLA ES LA CULPABLE! ¡SU LAPAZO ES IGUALITO QUE LOS QUE ME ALCUENTRO EN LA BOTONERA DEL ASCENSOR!

-A ver, por favor, un poco de orden…

-¡Esto es intolerable!

-¡GOOOOOOOOOOL!

-¡Manolo, que guardes ya er transistó y déjate del júrgol! ¡Qué hombre por Dió!

-Manolo, ¿Cómo van?

-3-0, con goles de Torra.

-Al final Sánchez se ha convocao a sí mismo de media punta, entrenador, y portero

-¡ORDEN, ORDEN!

-¡Ya está la Marie Kondo del tercero izquierda ordenando! ¡Señora, que deje ya de ordenarme los pelos de la oreja!

-¿Te hacen feliz los pelos de la oreja?

-Pues ni fu ni fa, pero si los ha puesto Dios ahí será por.. ¡AAAAAAAAAAAAAHHHHH! ¡QUE ME HA ARRANCAO LA PELAMBRE DE LA OREJA LA TARADA ESTA!

-¡SILENCIO!

-¿Ves? ¡Ya nos han llamao la atención. ¡Manolo, que apagues ya el transistó!

-Esto en mis tiempos no pasaba…

-Claro, porque en sus tiempos no había radio ni ná, Don Blas.

-Pos por eso le digo

-Bueno, como decíamos, el primer punto del día trata sobre la aprobación de las cuentas del pasado ejercicio, que…

-¡Impugno las cuentas y lo impugno tó!

-¿A que te meto un meco en tóa la boca, payaso?

-No, entonces no impugno ná…

-¿Falta mucho? Ej que he dejao el repollo cociendo en la termomí

-¡AJÁAAAAAA? ASÍ QUE ES USTED LA QUE APESTA LA ESCALERA CON OLOR A REPOLLO ¿EH?

-Yo es por dar ambiente a la escalera. Si luego no me lo como ni ná…

-En mis tiempos las escaleras de las casas de orden olían a repollo siempre

-¿Es usted feliz con el repollo? Si el repollo no le hace feliz, debe desprenderse de él agradeciéndole con cariño y amor los servicios prestados.

-¿Y luego?

-Pues luego lo tira a tomar por culo al contenedor de repollos, ¡Imbécil!

-¡BANG, BANG!

-¡Ahí va! Que se ha pegao un tiro el presidente…

-En mis tiempos los presidentes duraban más…

-¡Po yo ehta sangre no la limpìo! ¿Eh? ¡Por favó, cómo ha dejao el portá ehte hombre

-¡Hay que impugnar al presidente!

-¿Pero qué vas a impugnar, si está el hombre ahí tóo disparao?

-¡BANG BAG!

-¡Hot-tia! ¡La Marie Kondo del tercero izquierda le ha descerrajao dos tiros en la pierna a Don Blas!

-Claro. Para que cojee de las dos piernas. Ahora eso va simétrico y ordenao que da gloria de verlo.

-¡Ah, pues muchas gracias hija! Que esto de cojear sólo de un lado era un sindiós!

-¿Es usted feliz con sus testículos, Don Blas? Mire que se los ordeno en un momento y…

-Joer, no sé cómo se arregla Don Blas, que siempre le acaban queriendo tocar los testículos.

-Suertudo que es el tío. Bueno ¿Qué? ¿Se acaba esto o qué?

-Vamos, Ramiro, que otra vez no nos arreglan lo de la humedad de la salita. ¡Chusma!

-Pero no tenemos ninguna humedad en la salit…

¡BANG, BANG!

-¡Ay mi Ramiro! ¡Qué poco me has apoyao siempre, cabrón! Que Dios te tenga en la gloria.

-¡Protesto! La pistola comunitaria siempre la usan los mismos, y es una vergü…

¡BANG, BANG! ¡Hotia, se me ha encasquillao!

-Claro, se conoce que no tiene las balas ordenadas y no le hacen feliz, o algo. Dámela, que yo la ordeno amorosamente y.. ¡BANG BANG!

-¡Oivá! ¡La Marie Kondo, qué torpe!

-Era buena muchacha, pero mú pesá

-¡Ay Señor! Todas las juntas igual. Pos me voy, que empieza el gran hermano dúos, que creo que hoy a paquirrín le traen una pistola o argo..

******************************

Compartir esto en Redes Sociales, Whatsapp o por correo electrónico

Leer más historias

Dias buenísimos

Dias buenísimos

Hoy es un día muy bueno, porque los días buenos son aquellos en los que te pasan cosas molonas. Eso es lo que le da auténtica calidad a un día.

Ya de mano, Amazon se empeña en mostrarme publicidad de un Clavador de Estacas muy práctico. Porque sirve para clavar estacas, que es algo de la vida cotidiana si eres granjero y no quieres que se te escapen las reses. O si eres matavampiros y además vago. Porque hay que tenerlos muy gordos para ir a matar vampiros con un clavador de estacas eléctrico. Todo el mundo sabe que los vampiros no son de tener enchufes en casa. Ya me dirás. ¡Qué papelón! ¿Ande enchufas el clavador de estacas? ¿En los webecillos?

Claro, si fuera hace unos años no habría problema, porque los webecillos de antes tenían corriente, pero ahora los paisanos ni tenemos corriente en los webos ni nada. Antes era mejor porque eran otros tiempos, y no necesitabas llevar alargador. ¿Pa qué? Total, tenías la corriente siempre al alcance de la mano…

Luego ya está la cosa de las llamadas y consultas absurder. Es grandioso tener que explicar que un artilugio con conexión USB hay que enchufarlo en un USB. En otro sitio no. Salvo que tengas webos con USB, que en ese caso seguirías enchufándolo a un USB. USB de los webos, sí. Pero USB al fin y al cabo.

-Bueno, así que dice usted que esto hay que enchufarlo en un puerto USB ¿No? ¿Y no hay otra manera, entonces?

Y es en momentos así, cuando lo del clavador de estacas me empieza a parecer una idea maravillosa, oye.

Luego tienes que oír lo increíble que es que suban como la espuma según qué partidos, o que se aplauda a jurgolistas saliendo de pagar multacas muy tochas por defraudar a Hacienda. ¡Qué va!

Lo raro es que quede alguien con vida, o que no vendan el clavador de estacas en el Alimerka. Directamente. Voy a abrir un change.org de esos para que saquen ya el clavador de estacas los del Hacendado. O los de Sabrosona.

Por cierto: nuestra lengua es tan rica, que tenemos una palabra sólo para describir el clavador de estacas:

“HINCAPOSTES”.

Compartir esto en Redes Sociales, Whatsapp o por correo electrónico

Leer más historias